Newtral


El ministro de Finanzas alemán quiere resucitar la socialdemocracia
Siguiente

El ministro de Finanzas alemán quiere resucitar la socialdemocracia

Olaf Scholz ha presentado su candidatura para liderar el SPD, en plena crisis existencial de la socialdemocracia alemana, propulsada por el mal resultado en las elecciones europeas y tras perder Bremen

El vicecanciller y ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, en una imagen de archivo | EFE

El ministro de Finanzas y vicecanciller alemán, Olaf Scholz, se ha lanzado a la carrera por la sucesión en el Partido Socialdemócrata (SPD), después de haber reiterado que no se presentaría por falta de tiempo para compaginarlo con su carterA. ‘Der Spiegel’ dio la exclusiva de que el ministro sopesaba lanzar su candidatura, algo que ya había hecho a principios de la semana pasada ante la cúpula en funciones del partido. “Estaría preparado para luchar por el puesto si queréis que lo haga”, trascendió.

Después, en una entrevista con ‘Bild am Sonntag’ justificó su cambio de idea por “responsabilidad con el SPD”, y añadió: “Muchos de los que me gustaría ver en la cima no corren, lo que no puedo ignorar”. 

¿Por qué es importante?

Según ‘Der Spiegel’, Scholz, de 61 años, es el “garante de la supervivencia de la ’gran coalición’” que ha permitido desde 2005 tres sólidos gobiernos liderados por Angela Merkel, al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU). Scholz ya presidió el SPD en funciones entre febrero y abril de 2018, tras la dimisión de Martin Schulz y hasta la elección de la exlíder socialdemócrata Andrea Nahles. En los últimos veinte años, el SPD, segundo partido alemán, ha vivido diez relevos en la presidencia y una sangría de votos que llegó a su peor momento en las elecciones europeas, cuando perdieron 11 escaños.

El tiempo de Angela Merkel como canciller concluye dentro de dos años, con las elecciones federales del 28 de octubre de 2021. La mujer que ha presidido la CDU desde el año 2000 y ha enlazado cuatro mandatos dará un paso al lado en el partido, abandonará su escaño y por lo tanto, tampoco se presentará a la reelección, lo que abre interrogantes en un país que afronta un momento de inestabilidad económica y política tras casi dos décadas de funcionamiento cartesiano en Alemania. La ‘gran coalición’ pende de un hilo.

¿Cuál es el contexto?

Los socialdemócratas están flojos de moral y huérfanos de liderazgo tras la dimisión de Andrea Nahles a consecuencia de los malos resultados de las elecciones europeas y la pérdida irreparable de Bremen. Este estado fue a votar el mismo 26 de mayo, y sus ciudadanos decidieron poner fin a la hegemonía socialdemócrata en Bremen, que se extendió 60 años. Según ‘El País’, el SPD ha perdido a más de la mitad de afiliados (53,6%) de los que tenía tras la reunificación alemana en 1990. 

Scholz busca un compañero de fórmula para presentar su aspiración antes del plazo, que expira el 1 de septiembre. Por el momento hay cuatro candidaturas alternativas, en su mayoría minoritarias, pero hay una que destaca: la de la excandidata a la Presidencaia Gesine Schwan y Ralf Stegner, representante del ala izquierdista. Una vez que formalicen su candidatura, se someterán al voto del congreso federal del SPD de diciembre.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Las cifras macroeconómicas reveladas la semana pasada sobre la ralentización de la ‘locomotora alemana’ sumieron al país -y al mundo- en un ambiente de preocupación. El PIB se contrajo un 0,1% en el segundo trimestre del año y si esta tendencia se mantiene en el tercero, Alemania podría entrar en recesión técnica a partir de octubre, al encadenar dos trimestres seguidos de contracción. El Bundesbank admitió este riesgo en su boletín del lunes. 

La crisis comercial entre China y EE.UU., el Brexit y la inestabilidad en varios gobiernos europeos (como Italia, en plena crisis de la coalición, y España, a expensas de formarlo) dibujan un panorama difícil para la economía de la zona euro. En este escenario, Alemania se considera preparada para inyectar 50.000 millones en su economía, como el propio Scholz planteaba, y el Banco Central Europeo (BCE) se plantea preparar un paquete de estímulos para septiembre, según ‘El País’.

#Fact

Scholz ejerció como alcalde de Hamburgo, segunda ciudad alemana y gran puerto europeo, entre 2011 y 2018, y como tal fue el encargado de la organización de la reunión del G-20 entre los días 7 y 8 de julio de 2017. Una cita envuelta en protestas y disturbios que enfrentaron a la policía con los manifestantes, quienes llevaron al extremo la consigna “Welcome to hell”. “Me avergüenzo de lo sucedido”, admitió. “Pido disculpas a los ciudadanos de Hamburgo por no haber sido capaz de garantizar el orden público”, añadió, lo que sorprendió en Alemania, acostumbrada a ver en Scholz un perfil pragmático y hasta aburrido.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente