Newtral


El Gobierno a la portuguesa a examen
Siguiente

El Gobierno a la portuguesa a examen


Portugal celebra elecciones legislativas este domingo con el primer ministro, el socialista António Costa, como favorito y la duda de si obtendrá la mayoría absoluta

António Costa, primer ministro y candidato socialista en las elecciones legislativas portuguesas | Facebook Partido Europeo Socialista

Los partidos de Portugal entran este lunes en tiempo de descuento para las elecciones legislativas de este domingo. El primer ministro portugués y líder del Partido Socialista (PS), António Costa, es el favorito en las encuestas, hasta el punto que la clave de esta cita electoral es si ganará por mayoría absoluta o si, por el contrario, el centroderecha mejorará sus números.

Los sondeos apuntan a que Costa se consolidará como el candidato más votado con un 37,8% de intención de voto, lo que contrasta con la cota del 40% que alcanzó hace mes y medio. En cualquier caso, según recogía Electomanía el viernes sobre los datos del tracking diario de Pitagórica y el sondeo de Aximage, el PS sería el partido más votado con 112 escaños de los 116 que garantizan la mayoría absoluta.

¿Por qué es importante?

La clave es si Costa tendrá que volver a pactar o no para formar gobierno, después de cuatro años de gerigonça, una palabra que evoca una estructura frágil y que reflejaba la desconfianza inicial entre los portugueses hacia el acuerdo de las izquierdas que ha permitido gobernar a los socialistas lusos. Y por lo tanto, lo que está en cuestión es si los ciudadanos revalidarán en las urnas lo que desde fuera del país recibió la etiqueta del ‘milagro’ portugués, una legislatura en la que se dio la vuelta a una economía que había sido rescatada por la troika. 

También puede resultar familiar el concepto de la vía portuguesa, citada recurrentemente por Unidas Podemos durante las negociaciones para formar gobierno en España, y que no ha podido replicarse en otros países.  Costa obtuvo en 2015 un total de 86 diputados de los 230 que componen la Cámara (32,3%), por lo que tuvo que contar con el apoyo de los 19 diputados del marxista Bloque de Izquierda (BE) y de la coalición del Partido Comunista y Los Verdes, que tenía 17 escaños. 

¿Qué es la vía Portuguesa? Te lo explicamos en tres minutos from Newtral on Vimeo.

¿Cuál es el contexto?

Como apostilla el diario portugués Publico, los partidos apuran cada minuto de la campaña para conquistar a los votantes porque el voto indeciso tiene mucho que definir. La abstención en las legislativas de 2015 fue del 44%, lo que abre un margen considerable para los partidos. Costa, aquejado por una lesión de espalda que le impidió hacer campaña el sábado, tiene en su programa subir la inversión pública, reducir las diferencias sociales y mejorar los salarios.

Los partidos de izquierdas y socios de gobierno aspiran a seguir siendo imprescindibles para repetir la fórmula y hasta incluso poder conformar una coalición de izquierdas. En este momento, tanto el BE de Catarina Marins como los comunistas que lidera Jerónimo de Sousa, han intensificado sus posturas ideológicas de izquierdas para conseguir un mayor protagonismo en el Parlamento. Por su parte, el Partido Social Demócrata (PSD), que lidera Rui Rio tras la polémica salida de Pedro Passos Coelho, se ubica diez puntos por debajo del socialismo. Con un 26,6% de intención de voto, el centro derecha tiene difícil sumar mayoría, pues el Partido Democristiano (CDS) cuenta con el 4,0% de los apoyos. No hay que perder de vista el Partido de los Animales y la Naturaleza (PAN), que representa el diputado André Silva, y podría ser decisivo si supera el 3% que le otorgan las encuestas. El semanario Expresso destaca un acercamiento de posiciones con el socialismo y se pregunta si habrá acuerdo a la vista.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La percepción de los ciudadanos evidencia que el discurso del ‘milagro portugués’ de alguna forma quedó atrás. Aunque los severos ajustes de la época del rescate terminaron hace cinco años, la inversión pública ha sido contenida, lo que llevó a movilizaciones de funcionarios, como la huelga de los enfermeros de febrero que acabó interviniendo el Gobierno. Además, si bien la economía ha crecido con el motor del turismo y la construcción y el paro se ha reducido al 6,7%, la precariedad se ha instalado en el mercado laboral. 

Así lo revela un estudio del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa, que  refleja que los portugueses sienten que no han salido de la crisis y les preocupan los bajos salarios frente al alto coste de vida y de vivienda. “Una cuarta parte del país también admite sentirse preocupada por los fallos del sistema de salud”, explicó la coordinadora de la investigación, Luísa Schmidt, a El Mundo. La vivienda es un problema político con “impacto electoral potencial”, informa este lunes el Diário de Notícias.

#Fact 

La situación de ingobernabilidad en España está en primera línea de la campaña portuguesa. El paralelismo entre la incapacidad de los socialistas españoles para consolidar un Gobierno estable en tiempos de incertidumbre económica global estaba en bandeja y los candidatos de la oposición recogieron el guante. 

Pero Costa enarbola la bandera de la “estabilidad” para frenar el apoyo a las formaciones a su izquierda: “No entremos en un impasse a la española”, dijo durante un debate. “Tuvimos cuatro años de estabilidad y España tuvo cuatro elecciones en cuatro años, eso no lo podemos tener en el futuro”.


¿Conseguirá el Partido Socialista de Portugal de António Costa la mayoría absoluta en las legislativas del 6 de octubre?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente