Newtral


El alga exótica que apareció en Tarifa se extiende por el litoral gaditano
Siguiente

El alga exótica que apareció en Tarifa se extiende por el litoral gaditano


El alga exótica Rugulopteryx okamurae que apareció a principios de este verano en la ‘Playa del Balneario’ en Tarifa se está extendiendo por el resto del litoral gaditano sin que se haya encontrado por ahora la forma de evitarlo. “Hay un grave problema en Manilva, Estepona, Marbella…”, explica a Newtral Francisco Ignacio Franco, Director de la Cátedra de Ciencias del Litoral de la Costa del Sol.

A principios de este verano, concretamente las primeras semanas de julio, se dio la voz de alarma por un alga exótica procedente del pacífico noroccidental -zona que incluye el Mar de Japón y el Mar de China Oriental- que había invadido literalmente una playa en Tarifa. El ayuntamiento del municipio prometió retirarlas de la orilla mientras le quitaba hierro al asunto. “La gente se puede bañar. No es un problema de salud pública ni nada parecido”, aseguraba a Newtral el consistorio.

Dos meses después, lejos de solucionarse el problema, esta alga exótica con comportamiento invasor no solo no ha desparecido sino que se ha extendido por varios puntos de la costa de Cádiz.

La Junta de Andalucía explica a Newtral que el alga ya está presente en varios municipios del litoral andaluz pero también en la Ciudad Autónoma de Ceuta. Sin embargo, «lo importante es determinar los fondos marinos del Estrecho de Gibraltar en los que se ha asentado», por eso está en coordinación con el Gobierno central para ultimar «un convenio de colaboración para que un embarcación pueda cartografiar los fondos y las zonas exactas que ha colonizado».

En ese mismo sentido, el Ministerio de Transición Ecológica asegura a Newtral que «en los próximos días se va a crear un grupo de trabajo técnico con representación de todas las administraciones autonómicas afectadas –Andalucía y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla- para diseñar y planificar con carácter urgente las medidas más eficaces para el seguimiento y control de esta especie invasora».

“La costa se está viendo muy afectada. Aunque la atención está centrada en la zona de Cádiz, ahora hay un grave problema en Manilva, Estepona y Marbella”, explica a Newtral Francisco Ignacio Franco, director de la Cátedra de Ciencias del Litoral de la Costa del Sol. “Este fin de semana ha habido Levante” y el mar las ha arrastrado hasta la playa “dejando gran parte del litoral cubierto con una capa marrón” –en referencia al color de esta alga.

Las causas de su rápida extensión: se reproduce a sí misma y crece en lugares inhóspitos

«Esta alga tiene una capacidad de reproducción muy alta», relata Francisco Ignacio Franco. «No necesita reproducción sexual, se reproduce a sí misma quitando terreno a las algas autóctonas». El peligro es que «se está viendo que, además, crece sobre sustratos inhóspitos que, a prirori, no debería albergar algas».

Según explica en este artículo recomendado por investigadores del Instituto Español de Oceanografía, Juan María Arenas, Doctor en Ecología, Conservación y Restauración de Ecosistemas, este alga «termina desplazando o incluso eliminando a otras especies que tenga al lado». «También se ha visto que es capaz incluso de ponerse sobre otras algas o sobre corales y empezar a crecer ahí. Cuando esto ocurre, termina por ahogar a la especie que tiene debajo, ya que según va creciendo le va quitando la luz».

CÁDIZ

ESTEPONA

MARBELLA

Los pescadoras cifran sus pérdidas en «500 euros diarios por barco»

Según explica el director de la Cátedra,  este alga «está afectando al sector pesquero» puesto que «los peces de los caladeros se están desplazando hacia otras zonas». «Los pescadores con las redes artesanales lo único que sacan son toneladas de este alga», lamenta.

En esa misma línea, el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate (Cádiz), Alfonso Reyes, alertó hace unos días del «grave problema» y aseguró que a los barcos que faenan en la modalidad de trasmallo y de palangre de fondo les está acarreando unas pérdidas de más de 500 euros al día, según declaró a Europa Press.

Salir a faenar se está convirtiendo en un verdadero cabrero de cabeza para este tipo de embarcaciones, que están viendo cómo se arruinan «poco a poco» porque «los barcos no pueden obtener capturas», asevera Alfonso Reyes.

Se desconoce cómo combatirla y por ahora solo se retiran de la orilla para tirarlas en vertederos

Por ahora, confirma la Junta a Newtral, lo que se ha puesto en marcha por parte tanto de la Administración autonómica como central junto con iniciativas privadas son «estudios científicos» para poder determinar las medidas para paliar su extensión. En concreto, la Junta ha encargado esta tarea a el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA): «Cuando tengamos los resultados de esos estudios los trasladaremos a la Administración competente, el Estado, para que actúe en consecuencia».  «Son estudios científicos para determinar estas cuestiones, y no dar respuestas ni proponer soluciones que no sean rigurosas», explica la Junta.

Los Ayuntamientos son los competentes para retirar a esta especie de la orilla. Algo que empezó a hacer el consistorio de Tarifa cuando aparecieron en julio, aunque la Junta les ha facilitado a algunos alternativas como compostaje o biomasa. «Pero por ahora se están tratando como residuos», asegura el director de la Cátedra de Ciencias del Litoral de la Costa del Sol, Francisco Ignacio Franco.

Fuentes: 

  • Ministerio de Transición Ecológica
  • Cátedra de Ciencias del Litoral de la Costa del Sol.
  • Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible
  • Instituto Español de Oceanografía

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente