Newtral


Descubre a Françoise Barré-Sinoussi, una viróloga contra el VIH
Siguiente

Descubre a Françoise Barré-Sinoussi, una viróloga contra el VIH


Françoise Barré-Sinoussi nació en París (Francia) en 1947. Cuando era pequeña se pasaba los veranos observando animales y plantas en el campo de Auvernia, en el centro de Francia. Le apasionaba la naturaleza y la ciencia, y esto se veía reflejado en sus notas.

Esa pasión le llevó a licenciarse en Ciencias Naturales por la Universidad de París en 1972 y en 1974 se doctoró en virología. Realizó su tesis doctoral en el laboratorio del Instituto Pasteur bajo la supervisión del profesor Jean-Claude Chermann, su mentor. Posteriormente, se trasladó a Estados Unidos para realizar estudios postdoctorales en el Instituto Nacional de Salud durante un año. En 1975 volvió al Instituto Pasteur al departamento de virología dirigido por Luc Montagnier.

A finales de 1982 en el hospital de París se diagnosticaron los primeros pacientes de una misteriosa enfermedad contagiosa que no respondía a ningún tratamiento conocido. Les pidieron que investigaran si el agente infeccioso era un virus.

En 1983, Barré-Sinoussi junto con Luc Montaigner,  logró aislar el retrovirus conocido como VIH. Descubrieron que se trataba de un nuevo virus que atacaba al sistema inmunitario, destruyendo las defensas del organismo. Barré-Sinoussi y su equipo publicaron en la revista Science un artículo donde explicaban este descubrimiento, más tarde denominado Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el causante del sida.

A partir de ese momento, Barré-Sinoussi centró su carrera en la investigación del sida. Tenía que trabajar a contrarreloj para lograr test de diagnóstico rápidos y eficaces y obtener tratamientos para parar la enfermedad. Eso evitaría más muertes de las que ya había habido.

En 1988, se convirtió en la jefa de su propio laboratorio e inició una investigación sobre los determinantes del huésped y el virus en la patogénesis del VIH y se involucró en programas de investigación de vacunas. Los programas de investigación en su laboratorio se centraron en los mecanismos de protección contra el VIH o el control del sida.

Un descubrimiento crucial, que años después, en 2008, hizo que Barré-Sinoussi y Montaigner recibieran un Premio Nobel de Medicina. En 2009, fue elegida miembro de la Academia de Ciencias. Tres años después, se convirtió en la presidenta de la Sociedad Internacional de SIDA (IAS). Y en 2013, ascendió al rango de Gran Oficial de la Legión de Honor.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente