Newtral
Descubierto el perverso pegamento de las metástasis
Siguiente

Descubierto el perverso pegamento de las metástasis

¿Qué es la metástasis? El equipo de Joan Massagué Solé ha demostrado que cuando un cáncer se extiende por metástasis, en realidad pervierte un mecanismo que tienen las células para cerrar heridas, jugándolo a su favor y reproduciéndose sin necesidad de mutaciones. Así funciona.



Un cáncer se inicia cuando, al multiplicarse las células, se produce un error en su ADN, el código fuente de la vida, donde están las instrucciones para fabricar un ser vivo. Cuando ese error no se corrige y las células se siguen reproduciendo, hablamos de tumor. El tumor tendrá un mejor pronóstico si no se ha extendido.

Pero, por desgracia, es bastante común que algunas células tumorales escapen y viajen por el cuerpo hasta colonizar otros tejidos. Lo llamamos metástasis pero, en realidad ¿qué es una metástasis?

Hasta ahora se pensaba que se daban otras mutaciones para hacer que una célula maligna tuviera capacidad ‘viajera’ y conquistar otros órganos, llevando a la muerte al huésped. Pero no.

Según ha probado el equipo de Joan Massagué Solé, las células no mutan. Se reprograman. Eso quiere decir que vuelven a una especie de estado primigenio (como células madre) en el que pueden convertirse en cualquier cosa. Es decir, adquirir cualquier función.

Reprogramación celular

La característica que primero adquieren tras reprogramarse es su capacidad para producir una sustancia llamada L1CAM. En realidad, activan a destiempo un interruptor que libera una especie de pegamento molecular. Ese pegamento suele usarse en células sanas cuando se produce una herida, justamente para reparar tejidos.

Pero las células malignas pervierten el mecanismo. De modo que hackean el interruptor genético que produce L1CAM. Lo usan como adhesivo para instalarse en nuevos lugares y alimentarse de vasos sanguíneos de lugares alejados del tumor y culminar la metástasis.

Aunque la metástasis es mortal, no es algo que tengan fácil las células cancerosas

Esto ya lo observó Massagué en 2014, al percatarse de que la L1CAM estaba en metástasis producidas en el cerebro. Ahora han constatado que las células del tumor son distintas a las de la metástasis. No por mutar, sino por reprogramación.

El doctor Joan Massagué |MATTHEW SEPTIMUS

Aunque la metástasis es mortal, no es algo que las células cancerosas puedan hacer fácilmente. Para propagarse, las células cancerosas deben separarse con éxito de sus vecinas, atravesar las capas de tejido que las separan de la circulación, nadar o arrastrarse a una nueva ubicación en el cuerpo a través de la sangre o el líquido linfático, salir de estos vasos, luego echar raíces y comenzar a crecer en el nueva ubicación.

En cada paso de este proceso, la mayoría de las células cancerosas sueltas mueren. Menos del 1% de todas las células cancerosas que se desprenden de un tumor finalmente formarán metástasis medibles, explican desde el Instituto Sloan en declaraciones recogidas por Efe.

Metástasis: el 90% de las muertes por cáncer

Este avance científico, publicado en la revista Nature Cancer, proporciona un marco novedoso sobre la metástasis y cómo tratarla.

La metástasis es responsable del 90 % de las muertes por cáncer. Sin embargo, no se sabe mucho sobre lo que hace que las células cancerosas sean capaces de hacer metástasis.

Expansión de células tumorales de cáncer (en verde) de páncreas en ratones
Expansión de células tumorales de cáncer (en verde) de páncreas en ratones | Max Nobis

«Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado -el del tumor- en el lugar equivocado –los órganos vitales distantes»–, ha señalado Joan Massagué , director del Instituto Sloan Kettering y el director de la investigación.

Anteriormente había indicios de que los cánceres podrían utilizar vías de curación de heridas para apoyar su crecimiento. En la década de 1980, el investigador Harold Dvorak denominó a los tumores «heridas que no sanan». Pero los nuevos hallazgos presentan la primera imagen detallada de cómo funciona este proceso en el nivel de células y moléculas.

Aunque la metástasis es mortal, no es algo que las células cancerosas puedan hacer fácilmente. Para propagarse, las células cancerosas deben separarse con éxito de sus vecinas, atravesar las capas de tejido que las separan de la circulación, nadar o arrastrarse a una nueva ubicación en el cuerpo a través de la sangre o el líquido linfático, salir de estos vasos, luego echar raíces y comenzar a crecer en el nueva ubicación.

El reto, ahora, es hacer que no pasen desapercibidas para el sistema inmune o crear fármacos que apunten directamente hacia ellas. Y para eso tendrá todavía que pasar tiempo.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente