Newtral


De Tereshkova, a Koch y Meir: caminata espacial femenina con la mirada puesta en la Luna
Siguiente

De Tereshkova, a Koch y Meir: caminata espacial femenina con la mirada puesta en la Luna

Jessica Meir y Christina Koch se han convertido en las dos primeras mujeres en realizar operaciones de mantenimiento en el exterior de la Estación Espacial Internacional sin asistencia masculina alguna. La primera caminata espacial femenina se había aplazado después de que sólo tuviera la NASA un traje para mujeres listo el pasado marzo. Ahora se han presentado los equipamientos mixtos para la futura Misión Artemis a la Luna. | Vídeo: retransmisión de las 7h de caminata por la NASA


Ni son las primeras astronautas. Ni es la primera caminata espacial realizada por una mujer. Pero, hasta la fecha, sus antecesoras habían estado asistidas fuera de la Estación Espacial Internacional (EEI) por, al menos, un hombre.

La NASA anunció que el pasado marzo, por primera vez en la historia, se iba a producir la primera caminata espacial femenina sin la presencia de ningún compañero. Algo «no buscado», según la agencia espacial estadounidense, pero que claramente marca simbólicamente el decidido paso de las mujeres hacia la Luna.

Especial: Todo es moontira

Desde que el presidente Donald Trump anunciase en 2017 su intención de volver a pisar nuestro satélite (como trampolín a Marte), se ha generado un movimiento dentro y fuera de la NASA para que la bota que baje de nuevo la escalerilla del módulo lunar sea calzada por una mujer.

A este deseo se sumaba el ministro y exastronauta Pedro Duque (@astro_duque) el pasado julio, quien en una entrevista para Newtral, aseguraba que estaba «luchando para que la contribución de la Agencia Espacial Europea (ESA) en la misión sea suficiente como para poder reclamar que una de las nuestras esté en las tripulaciones […] en concreto, Samantha Cristoforetti (@AstroSamantha) sería muy bienvenida».

Trajes que viajarán a la Luna

En este sentido, la primera caminata espacial femenina ha coincidido en el tiempo con la presentación de los trajes que portarán las astronautas de una futura misión lunar.

Diseñados por la ingeniera Amy Ross, tienen «un ajuste personalizado e incorporan tecnología de seguridad y características de movilidad más flexibles que ayudarán a proteger a la tripulación el día del lanzamiento, en situaciones de emergencia, en partes de alto riesgo de misiones cerca de la Luna y durante el regreso a alta velocidad a la Tierra», ha explicado la agencia en la presentación.

Traje blanco que se usará en la exploración del polo sur lunar; el naranja, para la cápsula Orión, durante el lanzamiento y regreso a la Tierra. | Foto: NASA

Se da la circunstancia de que de la que iba a ser la primera caminata femenina se cayó el nombre de Anne McClain. El traje del que disponían no se ajustaba debidamente a su torso y fue sustituida en marzo por un compañero.

«No creo que me atreviese a hacer lo que hacéis… Os está viendo todo el mundo por TV, no os pongáis nerviosas». Donald Trump, en su llamada a las astronautas.

Ahora, Christina Koch (Grand Rapids, EE.UU., 1979) y Jessica Meir (Caribou, EE.UU, 1977) –que se estrena fuera de la EEI– han realizado operaciones de mantenimiento, retransmitidas en directo por el canal de YouTube de la NASA (con llamada de Donald Trump en directo, incluida: «Os está viendo todo el mundo por TV, no os pongáis nerviosas»). En concreto reemplazar uno de los controles de carga las baterías de litio que acumulan la energía de los paneles solares en la Estación Espacial Internacional.

El legado de Tereshkova y Savitskaya

La primera caminata espacial para mujeres es «un hito que vale la pena señalar y celebrar, ya que la agencia espera poner a la primera mujer y al próximo hombre en la Luna para 2024», con el programa de exploración lunar Artemis, ha explicado la NASA en una nota.

Antes que ellas –que rubrican la caminata 221 de la historia– la rusa Svetlana Savitskaya se convirtió en 1982 en la primera mujer en realizar una operación fuera de una nave. Recogió el testigo de su camarada Valentina Tereshkova, la primera cosmonauta de la historia, que se puso en órbita 19 años antes.

Las mujeres afroamericanas que pusieron a los hombres en la órbita lunar

La misión Apolo 11 no habría tenido éxito sin el trabajo de mujeres afroamericanas que hacían los cálculos.

Un total de 15 mujeres han completado 43 caminatas espaciales diferentes. Mujeres como Koch y Meir «continúan desempeñando papeles cada vez más importantes en la NASA, llevando a cabo una tradición que se remonta a nuestros primeros días», aseguró la NASA en la presentación de esta caminata espacial femanina.

Pero hace seis décadas, la realidad era muy disinta. La NASA discriminó sistemáticamente a mujeres que habían demostrado mejores aptitudes que sus compañeros en varias pruebas, tal y como refleja el documental Mercury 13 (David Sington, Netflix, 2018).

Tres nombre fueron esenciales para construir el programa de vuelo espacial humano: Katherine Johnson, Dorothy Vaughn y Mary Jackson , protagonistas de la película Figuras ocultas (Theodore Melfi, 2017). 

Pero una década después, con la mirada claramente puesta en poner un pie en la Luna, la NASA nombró a Nancy Grace Roman primera jefa de astronomía de la agencia. Era una especialista en el espacio prfundo. Por su parte, Margaret Hamilton dirigió el equipo que escribió el software para el alunizaje del Apolo.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente