Newtral
El cupo vasco: una herencia carlista sancionada por la Constitución
Siguiente

El cupo vasco: una herencia carlista sancionada por la Constitución

Los gobiernos vasco y central, en la reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico, fijaron en 1.353,1 millones de euros el cupo provisional de 2019

Comisión Mixta del Concierto Económico de 2017 para la actualización de la Ley del Cupo del quinquenio 2017-2021 | Ministerio de Política Territorial y Función Pública

Durante sus 142 años de historia, el Concierto Económico ha sido llevado a debate en numerosas ocasiones. Es calificado como privilegio por muchos autores, ya que consideran que provoca una situación de desigualdad frente al resto de los españoles, mientras otros defienden el mantenimiento de esa peculiaridad por herencia histórica. Pero, ¿qué es el cupo vasco?, ¿cuál es su origen?, ¿se trata de un antiguo derecho o de un privilegio medieval?

Concierto Económico y cupo vasco

Las relaciones tributarias y financieras entre el Estado y el País Vasco se regulan mediante el denominado Concierto Económico. Este sistema de financiación acordado entre el gobierno estatal y el autonómico se fundamenta en la disposición adicional primera de la Constitución, que “ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales”, y en el Título III del Estatuto de Autonomía, que establece: “Las Instituciones competentes de los Territorios Históricos podrán mantener, establecer y regular, dentro de su territorio, el régimen tributario”. En el artículo 41 del Estatuto, además, se dispone que el régimen de Concierto se aplicará de acuerdo al “principio constitucional de solidaridad”. 

De este modo, el cupo es la cuantía que tiene que pagar el País Vasco cada año a las arcas estatales para financiar las competencias que están centralizadas; es decir, aquellas que no han sido transferidas por el Estado a la Comunidad Autónoma, pero que tienen efecto en todo el territorio y de las que disfrutan, como el resto de españoles, los ciudadanos vascos.

“El cupo es lo que los vascos pagamos al Estado por los servicios que nos da y sufraga por impuestos: Congreso y Senado, la Casa Real, el Ejército o servicio exterior (embajadas o consulados). Además aportamos también al fondo de garantía interterritorial, es decir, el ‘bote’ en el que ponen recursos las Comunidades Autónomas ricas para ayudar a las menos favorecidas”, señala en conversaciones con Newtral.es Eduardo Alonso Olea, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea. 

Historia y origen del cupo

Para poder situar el origen de este sistema hay que remontarse a la Tercera Guerra Carlista, donde la derrota de los partidarios del aspirante al trono Carlos de Borbón provocó la abolición de los fueros —sistema jurídico medieval que englobaba distintas clases de normas, privilegios o exenciones— en las provincias vascas.

Desde Newtral.es hemos contactado con José Luis Orella Martínez, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Deusto y de Derecho Político por la UNED, quien explica: “El 28 de febrero de 1878, el gobierno conservador de Cánovas del Castillo llegó al acuerdo de que las Diputaciones Provinciales se encargarían de recaudar los impuestos concertados, entregando una parte acordada a la Hacienda nacional. Desde entonces las provincias vascas han tenido ese peculiar sistema”.

En Navarra, señala Orella, esta reorganización se hizo mediante un acuerdo que regulaba un sistema parecido, que se puso en marcha tras la derrota militar de los carlistas en la Primera Guerra Carlista de 1840: la Ley Paccionada de 16 de agosto de 1841. En aquel momento, los vascos habían salvado su situación por el Convenio de Vergara, que dio paso a la Ley 25 de octubre de 1839, que supuso mantener los fueros de Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y de Navarra “sin perjuicio de la unidad constitucional”, hasta su abolición en 1878. 

Apunta Alonso que Cánovas del Castillo determinó que esa unidad constitucional consistía en pagar impuestos e ir a la mili como en el resto del país. “Desde la ley que así lo definió de 21 de julio de 1876 trató de hacer cumplir la ley de acuerdo con las diputaciones forales. Pero en 1877, ante la resistencia de estas, decidió eliminarlas y nombrar unas nuevas diputaciones. Fue con estas diputaciones con las que trató la forma de pagar impuestos”.

No obstante, explica que la Hacienda del Estado no tenía datos ni forma de saber cuánto se podría recaudar en Vizcaya, Álava y Guipúzcoa. “Acuerdan con esas diputaciones provinciales (ya no forales) un periodo de transición de 8 años durante las cuales las diputaciones pagarían a hacienda un cupo en equivalencia de lo que se suponía que podría recaudar el estado de extender la hacienda central al país. El estado por lo tanto renuncia a recaudar los impuestos sujetos al acuerdo mientras que las diputaciones pagan el cupo desde su propio sistema fiscal que continuó vigente”, relata el profesor de la Universidad del País Vasco. Este acuerdo transitorio provisional que debía haber durado ocho años se fue renovando… hasta hoy. 

Territorios Históricos y fueros

Las peculiaridades que presenta el País Vasco a este respecto vienen dadas, en parte, por ser un territorio histórico. Tal y como explica Orella, estos son “aquellos que tuvieron en el pasado algunas formas peculiares de gobierno, como fueron los fueros. El fuero es un derecho apoyado en las costumbres de esa tierra particular, enriquecidas por los Derechos romano y visigodo, y que se formó durante la Edad Media”.

Fernando el Católico Jurando los Fueros de Vizcaya en Guernica, 1609, Francisco de Mendieta y Retes

En el siglo XVIII, los fueros de la Corona de Aragón (Aragón, Valencia, Cataluña y Baleares) fueron abolidos por Felipe V de Borbón, y en el siglo XIX, con la derrota de los carlistas antiliberales, los de las provincias vascas y Navarra. “Sin embargo se mantuvo el Concierto Económico, esa peculiar forma de recaudación autónoma, para evitar posibles revueltas contra el régimen liberal. La Constitución y el Estatuto de autonomía mantienen este sistema”, aclara.

El cálculo del cupo

El cupo se fija cada cinco años y se actualiza anualmente. La última modificación se llevó a cabo en 2017, con 192 votos a favor, 36 votos en contra de Ciudadanos y Compromís, y 2 abstenciones de EH Bildu.

El cálculo de la aportación que el País Vasco debe hacer al Estado en concepto de competencias centralizadas tiene como base el coste de las cargas no asumidas, ajustadas y compensadas por déficit público y otros tributos. Es decir, se debe descontar de la cuantía general del importe del cupo la parte correspondiente del déficit público que la comunidad autónoma ya asume. Por otro lado, también se debe hacer un ajuste a través de tributos no concertados, impuestos directos concertados, así como ingresos no tributarios.

El porcentaje con el que debe contribuir el País Vasco a la financiación de dichas competencias es el denominado índice de imputación. El artículo 53 de la Ley 12/1981, de 13 de mayo, por la que se aprueba el Concierto Económico con la Comunidad Autónoma del País Vasco, recoge que el índice de imputación se determinará “básicamente en función de la renta de los Territorios Históricos”, cuya expresión conceptual se especificará en la Ley del Cupo: “Se aplicarán durante la vigencia de esta, sin perjuicio de su distinta valoración anual”. Desde entonces el índice de imputación se ha situado en el 6,24% y el País Vasco financia las cargas no asumidas en proporción a su riqueza relativa, es decir, el peso correspondiente de la renta vasca –el PIB– en proporción a la del conjunto del Estado.

El pasado mes de marzo, el gobierno vasco y central fijaron en 1.353,1 millones de euros el cupo provisional de 2019 en la reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico. También lo hicieron para los años anteriores, ascendiendo a 1.214,2 millones de euros la compensación de 2017 y a 1.341,1 la de 2018. Tal y como informaron desde el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, ambas partes se comprometieron a la celebración de una nueva reunión antes del fin del primer semestre de 2020, pero por el momento no se ha producido.

Fuentes:

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente