Newtral


Cifras, medidas y consejos de la DGT: todo lo que necesitas saber de la ‘Operación salida’
Siguiente

Cifras, medidas y consejos de la DGT: todo lo que necesitas saber de la ‘Operación salida’

Arranca agosto y con él una nueva Operación especial del verano de la Dirección General de Tráfico (DGT) con medidas reforzadas para evitar accidentes de tráfico. Desde la propia DGT recuerdan los hechos básicos de la buena conducción:

  • Apagar el móvil mientra se conduce o poner el modo coche en los dispositivos que los lleven incorporado porque «no hay nada que no pueda esperar».
  • Parar a descansar cada dos horas.
  • Llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y el adecuado sistema de retención infantil para menores.
  • Prestar especial atención en la entrada y salida de autopistas y autovías y las entradas en carreteras convencionales y trayectos cortos entre localidades de veraneo.
  • Mejor ir despacio,  sobre todo en carreteras convencionales.
  • Si bebes, no conduzcas.

La Agrupación de Tráfico contará para este especial con 9.100 agentes, 300 más que el verano pasado, 78 nuevos radares, veinte de los cuales estarán operativos al final de esta primera campaña, y 216 cámaras de alta definición y vehículos camuflados. Además, este año se ha puesto especial hincapié en la vigilancia a través de medios aéreos. Así pues, se dispondrá de doce helicópteros y once drones que sobrevolarán todas las carreteras, sobre todo convencionales, con el fin de hacer cumplir la velocidad genérica de 90 km/h.

Durante los meses de julio y agosto, la DGT prevé más de 90 millones de desplazamientos de largo recorridos. Solo en julio habrá 750.000 desplazamientos más que el año pasado. Además, el sur peninsular volverá a ser de nuevo lo más visitado con casi el 60% de los desplazamientos.

Para promover la conducción responsable también se retomará la campaña vivo o muerto, «para llamar la atención sobre el drama de los accidentes de tráfico» y, después, la campaña Top vacacional «sobre los posibles destinos de vacaciones a los nunca había pensado acudir si se bebe alcohol, no se respetan los límites de velocidad o si se usa el móvil conduciendo».

Asimismo se desarrollan durante este verano otras tres campañas especiales de vigilancia, dos de ellas enfocadas a los colectivos vulnerables:  ciclistas (13 y 14 de julio); motociclistas (27 y 28 de julio) y la tercera a control de velocidad (del 12 al 18 de agosto).

Una campaña eficaz

Las campañas de concienciación sobre seguridad vial de la DGT en verano, que es cuando el número de desplazamientos anuales toca techo, se han saldado en un éxito que se cuenta en vidas humanas. En los informes anuales que publica la propia DGT se hace referencia a diferentes cifras, con un histórico que comienza en 1993. Aquel año, en los meses de julio y agosto 1.115 personas se dejaron la vida en las vías interurbanas españolas. En 2017 fueron 1.321, pero en el total del año.

El volumen de fallecidos en julio y agosto en vías interurbanas respecto al primer año contabilizado (1993) se ha reducido en más de un 78% respecto a los que perdieron la vida en accidentes de tráfico en esos mismos meses del año en 2017. 2000 fue el último año en el que se contabilizaron mil víctimas en las carreteras españolas en los meses de verano. Desde entonces, la cifra se ha reducido hasta marcar un mínimo de 237 en 2014.

En consecuencia, también se ha reducido el número de heridos hospitalizados. En 2017, 990 personas fueron hospitalizadas por accidente en vía interurbana entre julio y agosto. En 1993 fueron 5.241, siempre según los datos de la DGT. Una cifra por si sola superior a los hospitalizados por accidente en vía interurbana en el total del año 2017 (4.766), 2016 (5.050), 2015 (4.744), 2014 (4.834)…

La mejora de la conducción, las campañas institucionales, la propia mejora de las vías y la mayor seguridad de los vehículos es la suma de factores que ha conseguido revertir los veranos dramáticos en las carreteras españolas.

La DGT ofrece una estadística llamada tasa de letalidad, y que es el resultado de dividir el número de fallecidos en las carreteras por el número de víctimas (fallecidos, heridos hospitalizados y heridos). En 1993, esa tasa estaba en 5,2. En 2017 había bajado al 1,3. El objetivo, como todos los años, es seguir trabajando para que un día sea cero.

Fuentes consultadas 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente