Newtral
Cómo ha sido la audiencia antimonopolio de las big-four tecnológicas en el Congreso de los Estados Unidos
Siguiente

Cómo ha sido la audiencia antimonopolio de las big-four tecnológicas en el Congreso de los Estados Unidos

Facebook, Google, Apple y Amazon han sido interrogadas por la Cámara Baja norteamericana por “prácticas monopolistas”

Jeff Bezos compareciendo telemáticamente en el Congreso de los Estados Unidos | EFE/EPA/Graeme Jennings / POOL

Cuatro de las personas con mayor presencia empresarial del país norteamericano se enfrentaron el pasado 29 de julio a un interrogatorio frente al Congreso de los Estados Unidos de América. En representación cada uno de su empresa, Marck Zuckerberg (Facebook), Jeff Bezos (Amazon), Tim Cook (Apple) y Sundar Pichai (Aplhabet/Google) estaban citados a asistir, telemáticamente, al Capitolio para defenderse de acusaciones de “prácticas monopolistas”.

Una investigación de más de un año y la recopilación de más “de un millón de documentos” se resumieron en un proceso de poco más de seis horas y media en las que, cada ponente, tenía la oportunidad de dar un speech inicial y luego verse sometido a las preguntas de los congresistas. Te explicamos por qué se las ha investigado y cómo se han defendido.

“Prácticas monopolistas”: por qué se investiga a cada una

Desde hace un año, la Cámara Baja de los Estados Unidos ha recopilado información para tratar de determinar si cada una de estas empresas es un monopolio. Según la legislación norteamericana (Ley Sherman Antitrust, 1890), busca penar “la fijación de precios, las adquisiciones y fusiones que delimitan la competencia” e incluso “la represión y coacción” a sus propios trabajadores o de empresas externas.

A cada una de las empresas se las investiga por distintos cargos, aunque todos enfocados a prácticas que promocionarían la desaparición de la competencia:

  • Google. A la gran tecnológica se le acusa de copar el mercado de buscadores, abarcando un 94% del total de búsquedas en Estados Unidos. Además, y junto con Facebook, se la ha investigado por controlar el mercado de publicidad digital, abarcando aproximadamente el 50% (entre las dos). Google, antes de la comparecencia, es la compañía que cuenta con mayor historial, recientemente, la Unión Europea condenó a la empresa a pagar 1.490 millones de euros en multas “por abuso de posición dominante” en su sistema de publicidad. Esta supuso la tercera pena a la gigante tecnológica en Europa, que ya supera los 8.000 millones de euros pagados en multas.
  • Facebook. A la compañía de Marck Zuckerberg se la investiga, directamente, por ser un monopolio. Según las acusaciones del Congreso, Facebook es propietario de cuatro de las cinco redes sociales con más usuarios a nivel mundial (Facebook, WhatsApp, Instragram y Messenger); además de tratar algunos casos concretos de los últimos años, como es el de Instagram,  que habría sido comprada por encima de su valor de mercado (1.000 millones de dólares aproximadamente) para acabar con la competencia.
  • Apple. A la empresa de la manzana se le investiga por diferentes cargos, pero el más importante es el funcionamiento de su tienda, la Apple Store. A raíz de las críticas de diferentes empresas, Spotify la más reconocida, se ha destacado la comisión que cobran a los desarrolladores de las apps (30%), que provocaría que las empresas tuvieran que subir el precio de sus productos frente a las aplicaciones “propias”. También se tiene en cuenta el mercado que abarca: la Apple Store cuenta, aproximadamente, con 1.500 millones de usuarios en todo el mundo.
  • Amazon. La empresa de mensajería más grande del mundo se enfrenta a varias acusaciones. La más relevante recae sobre el “tratamiento de la información de los vendedores”. La compañía de Jeff Bezos utilizaría la información de las empresas que ofertan sus productos en la web para establecer precios, crear nuevos productos, imitar características… y de esta manera, acabar con posibles competidores.

Google: “Tenemos mucha competencia”

Pichai comenzó apelando a que él, de origen indio, no tuvo acceso “a un ordenador durante [su] infancia”. El CEO de Google defendió a la compañía arguyendo que dan trabajo “a más de 75.000 estadounidenses” y que ofrecen diferentes servicios (como Maps) de los que se sienten “muy orgullosos”. Pero Pichai, en general, aseguró que “ahora más que nunca” Google cuenta con “una gran competencia”.

“El terreno no es igual que hace 5 años, y mucho menos que hace 21 años, cuando Google lanzó su primer producto: Google Search”, explicó el CEO. A partir de esa frase, Pichai relató diferentes situaciones en las que, supuestamente, el usuario no utiliza Google: “Preguntas a Alexa sobre tu cocina; lees noticias en Twitter; preguntas por información a tus amigos por WhatsApp; y buscas recomendaciones en Snapchat o Pinterest”.

Durante la ronda de preguntas, los congresistas republicanos se centraron en su “supuesta colaboración con China” y el “sesgo ideológico” de la compañía, a la que acusaron directamente de favorecer a los demócratas, supuestamente; ambas ideas fueron rechazadas por el CEO de Google. Este afirmó que la empresa se comportaba “de manera neutral” y que los trabajos de IA en China “se limitan a un par de personas que colaboran en proyectos de código abierto”.

Mientras, los congresistas demócratas preguntaron sobre el tratamiento de datos de menores de 13 años y un posible “conflicto de intereses” al ofrecer un sistema de publicidad y un buscador de información. Pichai se limitó a asegurar que cumplen con las leyes de protección de datos de menores y que en el buscador de Google (Google Search) no se muestran anuncios.

Facebook: Instagram y WhatsApp como competencia desleal

Zuckerberg, que es la segunda vez que visita el Congreso en un año, basó su defensa en la extensión internacional de la empresa al asegurar que cuentan “con competencia nacional, entre los que se encuentran los aquí presentes, e internacional, que llegan a mercados en los que nosotros no estamos”. Pero las preguntas de dos congresistas demócratas, Joe Neguse y Pramila Jayapal, se centraron en la compra de WhatsApp e Instagram y, más concretamente, de la correspondencia entre Zuckerberg y el director financiero de Facebook.

Jayapal expuso unos emails de 2012 en los que el CEO de la empresa advertía que “si [Instagram y WhatsApp] crecen a gran escala, podrían ser muy perjudiciales” para Facebook. “Tengo curiosidad por considerar si deberíamos ir tras uno o dos de ellos, ¿qué piensas?”, concluía el mensaje para, en uno posterior, escribir lo siguiente: “Solo necesito decidir si compramos Instagram. Nos arrepentiremos de no hacerlo porque puede hacernos mucho daño de manera significativa aunque no se conviertan en un gran negocio”.

Tras exponerse estos correos, Zuckerberg no negó haberlos enviado. Al mismo tiempo, afirmó frente al Capitolio que estaban “comprando tiempo porque, aunque surjan otros competidores, comprar Instagram, Path, Foursquare, etc.” les “dará un año más de ventaja para integrar sus dinámicas antes de que cualquier otro se acerque a esa escala”. 

Según informa The Verge (medio que desveló los emails de 2012), tras esta declaración en el Congreso, Zuckerberg remitió un mensaje a los representantes políticos 45 minutos después del testimonio: “No quise decir que los compraríamos para evitar que compitieran con nosotros de alguna manera”.

Apple: “No somos líderes en ningún mercado”

Tim Cook, CEO de Apple, basó su testimonio en afirmar que el fabricante móvil “no tiene una cuota de mercado dominante en ninguno” de los ámbitos donde se encuentran. Cook puso como ejemplo que su producto “estrella”, el Iphone, es solo uno de entre tantos móviles en “un mercado ferozmente competitivo y compañías como Samsung, LG, Huawei y Google han construido smartphones muy exitosos”.

A partir de esa idea, explicó que la Apple Store tiene unos criterios que “se aplican homogéneamente a todos [los desarrolladores de apps]” con el objetivo de “garantizar una experiencia de usuario de alta calidad, confiable y segura”. A diferencia de los sistemas Android, cualquier desarrollador debe obtener la aprobación de Apple para publicar su aplicación y aceptar sus condiciones como, por ejemplo, no permitir enlaces a métodos de compras externos. 

Las preguntas de los congresistas se centraron en la comisión que cobran a las empresas, que Cook calificó como “muy inferiores” al resto de tiendas, y la competencia dentro de la propia Apple Store, ya que la empresa cuenta con sus propias aplicaciones. “Albergamos más de 1,7 millones [de apps], de las cuales solo 60 son de Apple”, argumentó Cook. Aunque esta comisión supone que en sus propios softwares el precio “pueda ser más competitivo”, al no tener que pagar comisión.

Amazon: Información de vendedores y “un millón de empleos”

Esta es la primera vez que Jeff Bezos asistía al Congreso de los Estados Unidos para declarar, antes había logrado no acudir al Capitolio. “Suponemos menos del 4% de las ventas de minoristas en Estados Unidos […] y nos enfrentamos a empresas más grandes como Target, Cotsco, Kroger y, claro, Walmart, que nos duplica en tamaño”, argumentó Bezos. El CEO, además, relató la historia de Amazon para terminar explicando que, en la actualidad, “cuentan con un millón de empleos directos”. “Hay en la actualidad 1,7 millones de pequeñas y medianas empresas alrededor del mundo vendiendo a través de Amazon”, aseguró Bezos.

Pero es justo esto, los números que maneja la empresa, lo que sacó a coalición la Cámara Baja. Los congresistas se preguntaron si Amazon había utilizado los datos de terceros (sus vendedores) para realizar estudios de mercados y crear nuevos productos con precios competitivos – desde hace unos años, la empresa ha comenzado a crear sus propias “marcas”, como pueden ser Kindle o Echo -, aunque según Bezos “no representan riesgo alguno para empresas ya establecidas”. Aun así, no desmintió haber utilizado alguna vez estos datos: “Amazon cuenta con una política contra el uso de datos del vendedor para usos propios [de sus marcas]”, pero no puedo garantizar que esa política nunca se haya violado”

También se expuso diferentes presuntos casos en los que la empresa habría realizado “prácticas predatorias” bajando y subiendo los precios de diferentes productos para provocar “el cierre” de vendedores tradicionales o que supusiera “una amenaza”. Otro punto que se trató, aunque brevemente, fue la creación de diferentes modelos dentro de Amazon en Estado Unidos: cadenas de supermercados, venta de dominios y servidores, centros de logística…

“Amazon debe ser investigada. Deberíamos vigilar a todas las grandes instituciones, ya sean empresas, agencias estatales u ONGs”, concluyó tras el interrogatorio.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente