Newtral


Biden lidera las encuestas pero no el debate demócrata
Siguiente

Biden lidera las encuestas pero no el debate demócrata

El tercer debate de los candidatos demócratas a la Casa Blanca concluyó sin dejar evidentes ganadores, pero sí un profundo intercambio de ideas sobre temas claves como la atención a la salud.

El exvicepresidente y precandidato demócrata, Joe Biden | Foro Económico Mundial

Los candidatos demócratas con más opciones para llegar a la Casa Blanca en 2020 se vieron las caras por primera vez en el tercer debate de este jueves en Houston (Texas). Y quedaron en tablas. Ninguno de los diez participantes -hay un total de 20 aspirantes- destacó claramente por encima de otro en esta esperada cita que se prolongó por tres horas y en la que la tónica general fue la resistencia y la discusión apasionada de los temas centrales para los demócratas: la atención sanitaria, inmigración y política internacional. Fue clave que los candidatos con menor intención de apoyo no participaran esta vez para evitar el bombardeo de momentos y discusiones virales. 

¿Por qué es importante?

El expresidente Joe Biden, que encabeza las encuestas, capeó los ataques de sus contendientes, centrados en sus despistes y en los cuestionamientos recurrentes durante la campaña sobre sus 76 años y sus aptitudes para liderar un partido cada vez más progresista. Tenía el reto de medirse contra los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren (por primera vez), Kamala Harris (que protagonizó un momento viral en el anterior debate) y Amy Klobuchar; el alcalde Pete Buttigieg; el empresario Andrew Yang; el senador Cory Booker; el excongresista Beto O’Rourke y el exsecretario de vivienda Julián Castro

El inicio del otoño suele marcar un momento clave para que comiencen a despuntar los candidatos, ya sea para que se refuerce el favorito o para que los menos conocidos escalen puestos. Politico recuerda que fue alrededor de este periodo cuando Trump dejó de ser un “candidato ruidoso” para convertirse en una opción plausible hace cuatro años. También fue en los debates de octubre de 2007 cuando Barack Obama empezó a repuntar.

¿Cuál es el contexto?

Según recoge la pieza principal de The New York Times, los ataques contra Biden dejaron como conclusión que cuanto más invoca el exvicepresidente el nombre e historial político de Obama, más se distancia el Partido Demócrata de ese legado. Sobre todo porque Biden se apresuró a poner sobre la mesa un debate que evidenció la diversidad de opiniones sobre el sistema de seguro social Medicare. Un dardo que lanzó a Warren: “Sé que la senadora dice que apoya a Bernie (Sanders, crítico con el sistema). Bien, pues yo voy con Barack. Creo que que el Obamacare funcionó”. Y ella contestó contundente: “La pregunta es cómo podemos mejorarlo”. Warren y Sanders son partidarios del “Medicare for all”, un modelo sanitario público. “Nunca he conocido a nadie que esté contento con su aseguradora”, espetó Warren.

Otro momento clave del debate fue el rifirrafe de Castro y Biden, que arremetió contra Biden cuando este se confundió con un detalle de la discusión sobre salud. «¿Acaba usted de olvidar lo que dijo hace solo dos minutos? ¿Acaba usted de olvidar lo que dijo hace solo dos minutos?», repetía Castro. «No me lo puedo creer, usted dijo eso hace dos minutos». Un ataque relacionado con uno de los mayores cuestionamientos sobre el expresidente de la era Obama (2009-2017) que no le pareció suficiente a Castro. Ambos trabajaron para el exmandatario y, Castro como secretario de Vivienda entre 2014 y 2017, le dijo a Biden: “Yo estoy cumpliendo con el legado de Obama y tú no”.

¿Qué hay que tener en cuenta?

No hay unanimidad sobre los ganadores del debate. The Washington Post destacó como ganadores del debate al Partido Demócrata, a Elizabeth Warren, a Pete Buttigieg y a Barack Obama. El diario destaca la agudeza de los argumentos de Buttigieg en los debates, así como el buen desempeño de Warren, que además parece “imposible de atacar”. 

The New York Times, que recogió las opiniones de expertos politólogos, también resaltó las intervenciones “estimulantes” de Warren y la primera parte del debate de Biden, que vaciló después preguntado por su historial de segregación racial. Algunas frases de Harris sobre el presidente, Donald Trump, también recibieron aplausos de algunos comentaristas, que por otra parte rechazaron los comentarios de Castro hacia los supuestos olvidos de Biden. Trump no pudo evitar la tentación de dar su opinión sobre el debate. “Me metí con Pocahontas (así es como llama a Warren) demasiado pronto. Pensé que estaba fuera. Ha aflorado de las cenizas y ahora parece que puede ganar a Sleepy Joe (el mote para Biden)”, dijo Trump en un acto en Baltimore.

#Fact 

Hace una semana, Biden visitó New Hampshire. Pero en uno de sus patinazos, afirmó estar feliz de “regresar a Vermont”. En New Hampshire se celebra el 11 de febrero la segunda votación de las primarias demócratas tras el caucus (asambleas populares) en Iowa. Días después de su visita a este pequeño estado del noreste del país, la campaña de Biden rebajó las expectativas tanto para Iowa como para New Hampshire, asegurando que no son votaciones que “tengan que ganar”, y que ponían la vista en el Súper Martes. New Hampshire, el estado primario, limita con los lugares de origen de Warren y Sanders.


¿Ganará Joe Biden las primarias en New Hampshire el 11 de febrero?
Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente