Newtral


Ataque contra un centro de menores en Madrid: sin datos del autor del lanzamiento de una granada de mano «con poca carga»
Siguiente

Ataque contra un centro de menores en Madrid: sin datos del autor del lanzamiento de una granada de mano «con poca carga»

A las 9:00, desde el centro se ha alertado a la Policía del hallazgo de un artefacto explosivo en las instalaciones. El artefacto ha resultado ser una granada de mano de entrenamiento

Foto | EFE

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación de WhatsApp por el ataque contra un centro de menores en la Comunidad de Madrid. Según confirman a Newtral.es desde la Policía Nacional, entre las ocho y las nueve de la mañana de este miércoles, trabajadores del centro de Hortaleza han llamado a la Policía Nacional para alertar del hallazgo de un artefacto explosivo dentro de una bolsa en el patio. 

«Se ha avisado a la Policía, que no ha dejado salir ni entrar a nadie», explican las mismas fuentes. Hasta el lugar se han desplazado en primer lugar agentes, que han acordonado la zona y avisado a guías caninos, técnicos en desactivación de explosivos y agentes de información (Antiterrorismo).

Sobre las 11 de la mañana un equipo de Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) ha hecho explosionar el artefacto, que ha resultado ser una granada de mano de entrenamiento “con poca carga”. Los equipos del Tedax se han llevado los restos de la explosivo para analizar la composición del artefacto. 

En cuanto a la autoría, se desconoce cualquier dato, así como la posible motivación del ataque, confirman tanto desde el Ministerio de Interior como la Policía Nacional y en estos momentos se está llevando a cabo una investigación. 

Los menores que viven en el centro y los trabajadores del mismo han sido trasladados a una zona segura para llevar a cabo la detonación.

Lo que dice el CPA

Por su parte, los trabajadores del CPA Hortaleza, un centro educativo de intervención psicosocial de atención a la infancia, han señalado en un comunicado que desconocen la identidad del autor del ataque. “No sabemos quién ha introducido” el artefacto explosivo, indica el comunicado, que añade que a las 6:30h del miércoles “un exresidente, mayor de edad, intenta entrar en el centro”, cosa que los vigilantes impidieron.

Ese es el único hecho, no hay ninguna información más”, subraya el texto, que también expone que los empleados del centro recibieron un aviso del personal de seguridad del recinto a las 8:45h, advirtiéndoles de la presencia policial en el centro por la aparición de un “objeto sospechoso”. Una vez la policía identificó el objeto «como un artefacto explosivo”, fue detonado.

Además, desde el mismo centro subrayan que, como Centro de Primera Acogida no son “un centro específico de ese concepto deshumanizado llamado ‘mena’”. “Trabajamos con toda la infancia madrileña entre 15 y 17 años con problemática de riesgo de exclusión social y/o desamparo”, precisan.  Igualmente, en el mismo texto que firman los trabajadores del CPA, denuncian que en las instalaciones conviven “en torno a 100 chicos en un espacio concebido para 35 y con un proyecto educativo para 35 adolescentes de ambos sexos e indiferente de su procedencia  geográfica”.

Esta masificación, lamentan, se prolonga ya por cuatro años, y crea unas condiciones que hacen que “sea imposible realizar este proyecto, no podemos observar, valorar y emitir un informe psicosocial educativo por las circunstancias del centro. Los primeros damnificados son los jóvenes y las jóvenes que están en nuestro centro, a la vez que un equipo de profesionales tanto educativos como de otras ramas saturados a niveles de estrés laboral continuado”.

Críticas al uso demagógico

Para los empleados del CPA Hortaleza, “el hecho ocurrido hoy no se puede considerar aislado de la situación prolongada e insostenible del centro”, puesto que sus residentes son jóvenes “con diferentes patologías mentales, conductuales, dependencias a tóxicos y otras problemáticas de riesgo” que viven en un entorno con “presencia de adultos exresidentes que deambulan por los alrededores al cumplir la mayoría de edad y no tener otro medio de acogimiento y ser nuestro Centro su única referencia”.

El comunicado demanda, en nombre del “equipo  educativo y resto de profesionales”, que el suceso ocurrido “no sea utilizado por la prensa demagógicamente” y concluye con la petición de que se dejen de “utilizar el centro y el hecho en intereses particulares”.

La Policía, sin pistas del autor

En las pesquisas posteriores a la detonación del artefacto, los agentes también están revisando las cámaras de seguridad para tratar de averiguar la identidad de la persona que lanzó la granada al interior del recinto dentro de una bolsa.

Asimismo, desde la Policía Nacional no confirman que existiera una llamada anterior a la que ha alertado a los agentes así como tampoco una amenaza sobre el centro de menores madrileño. 

Relacionados

Más vistos

Siguiente