Newtral


Analizamos el vídeo viral sobre la persecución de un supuesto camión de ayuda humanitaria en Venezuela
Siguiente

Analizamos el vídeo viral sobre la persecución de un supuesto camión de ayuda humanitaria en Venezuela

«Me lo acaban de mandar… el camión que entró a Venezuela… mataron al chófer y se robaron la ayuda humanitaria». Este es el texto que, junto a un vídeo, nos habéis hecho llegar a Newtral a través de su servicio de verificación por WhatsApp (+34 682589664). El vídeo es real, y todo indica que se sitúa en la frontera de Brasil y Venezuela. En él no ejecutan al conductor (al menos, en ese momento) y no se puede confirmar que el vehículo llevara ayuda humanitaria.

El vídeo que habéis enviado lo sube Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas y exiliado en Madrid, el 24 de febrero de 2019 en su cuenta personal de Twitter. En el fragmento, se puede ver cómo tres vehículos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) persiguen a un camión blanco. Ledezma afirma que en su tuit que transporta «alimentos y medicinas», por lo que entraría en el contexto de la presunta entrada de ayuda humanitaria del 23 de febrero de 2019.

¿Dónde se sitúa el hecho?

En la pieza que publica Ledezma hay poca definición y detalles para esclarecer realmente lo que ocurre al final de esta, pero hay dos cosas que podemos confirmar:

  • Se graba en Santa Elena de Uairen, Gran Sabana, Venezuela,
  • Está incompleto

En primer lugar, como se puede apreciar en algunos frames del vídeo, el hombre graba desde un hotel. «Hotel (…) Abuela», se lee en un momento concreto mientras graba la persecución.

Realizando un búsqueda en Google Maps, encontramos dos posibles hoteles: Hotel Posada Abuela Julia, situada en la isla Porlamar al norte de Venezuela; y Hotel La Abuela, en Santa Elena de Uairen. Este pueblo se encuentra a unos pocos kilómetros de la frontera con Brasil, uno de los dos países desde los que se envío presuntamente ayuda humanitaria (el otro fue Colombia).

Cuando se realiza una búsqueda del vídeo en la zona geográfica de Santa Elena de Uairen, se observa que el que publicó Ledezma a redes sociales está incompleto. En la segunda pieza se puede ver cómo los VN-4 (los vehículos antidisturbios de la GNB) vuelven y parece que se retiran.

«Funcionarios allanaron el Hotel La Abuela», afirma la usuaria de twitter Pableya Ostos. A pesar de lo que dice, no describe lo que aparece en el vídeo. Desde Newtral hemos intentado contactar con el establecimiento y con el sargento de la GNB en el estado de Bolívar, pero en ninguno de los casos hemos recibido respuesta alguna.

El medio Diario del Tiempo (de Venezuela) también aporta un vídeo, previo al que publica Ledezma. Este fragmento confirma, sin lugar a dudas, que el hecho se sitúa en Santa Elena de Uairen. En esta ocasión, se ve desde más cerca el camión al que persiguen y tres coches antidisturbios de la GNB, los cuatro vehículos coinciden con los del primer vídeo.

En esta ocasión, el hecho se sitúa en la misma calle, Urdaneta, donde está el Hotel La Abuela, aunque realiza un giro que no se observa en el primero (es probable la hipótesis de que el camión realizara varias veces el mismo recorrido para intentar despistar a sus perseguidores). Se puede confirmar gracias a que en el vídeo se puede leer el cartel «Comercial Divisa» que coincide con una fotografía subida a Google Maps desde ‘Los Gorditos’, una establecimiento en la misma calle.

La ejecución del conductor

Hay un tercer vídeo en una de las respuestas al tuit de Ledezma. Se puede ver el momento en que el camión se detiene y cómo se baja el conductor, con una camiseta verde, desde otro ángulo. En ningún momento se observa que lo ejecuten – tal y como afirmaba Ledezma -, aunque sí se puede ver cómo lo golpean con lo que parece una porra. A continuación, dejan el camión en el lugar sin vaciarlo ni hacer nada sobre él, y se llevan al hombre.

Desde Newtral hemos contactado con la Guardia Nacional Bolivariana para conocer la situación actual del conductor, pero no hemos recibido ninguna información.

Sabemos que esta pieza también está situada en Santa Elena de Uairen porque en uno de los frames se observa (a la derecha del que graba) un edificio de un piso con unas vallas alrededor. La construcción es la Biblioteca Lucas F. Peña, situada en la calle del mismo nombre y perpendicular a la del vídeo original (Calle Urdaneta).

 

¿Qué ocurrió con el camión?

«Lo saquearon, para utilizarlo como obstáculo», es lo que afirma una mujer a través de un vídeo de Instagram. También se puede ver que se trata del mismo camión, aunque ella afirma que «es del Gobierno (el vehículo)».

En Twitter también se puede encontrar otro vídeo (subido algunos días después) que, presuntamente, dice situarse en Santa Elena de Uairen. Se ve un camión, de las mismas características, quemado y detenido en un cruce. A pesar de que la grabación se distingue un cartel que reza «Patry», no se puede asegurar rotundamente que se sitúe en la misma ciudad, ya que es una franquicia extendida por el país. No obstante, este vídeo del camión quemado sí está grabado en Venezuela por las señales de tráfico que aparecen: un ‘E’ tachada dentro de un círculo rojo. Según la normativa del Instituto Nacional de Transporte Terrestre, significa «no estacionar».

Adicionalmente, se pueden encontrar otras publicaciones, como la que tiene Venezuela Última Hora en Instagram (una cuenta de la oposición sin apenas impacto), que muestra dos fotografías del mismo camión quemado en el mismo cruce.

¿Era un camión con ayuda humanitaria?

En primer lugar, hay que explicar que Santa Elena de Uairen es una zona muy conflictiva por dos motivos:

  • El Gobierno de Nicolás Maduro y la tribu de los pemones han mantenido una «paz armada» durante años que en las últimas semanas ha provocado varios enfrentamientos
  • Es una zona de contrabando de gasolina

Es habitual que la prensa y los ciudadanos del pueblo, compartan vídeos y grabaciones de las disputas entre Gobierno y pemones. Hace unas semanas, incluso, se acusó al Ejecutivo oficialista de asesinar a decenas de indígenas en vísperas al paso de ayuda humanitaria.

Respecto al contrabando de gasolina, es una práctica muy habitual. Tal y como recoge un reportaje de la BBC, los venezolanos que no encuentran empleo venden bidones de combustible a los brasileños que viajan hasta ahí, ya que en Venezuela el precio está regulado.

El camión del vídeo, además, no tiene las mismas características de los dos vehículos con presunta ayuda humanitaria que partieron desde Boa Vista (Brasil). Desde Newtral hemos consultado la cobertura de la AFP y no coinciden. Mientras que el que comparte Ledezma dispone de un remolque industrial de paredes blancas, los remolques de los camiones que partieron desde Brasil (y que las autoridades brasileñas escoltaron hasta la frontera) son abiertos.

Es cierto que pudieron haber cambiado de vehículo en algún momento, pero desde Newtral no podemos confirmar que el contenido del vehículo fuera ayuda humanitaria.

Relacionados

Más vistos

Siguiente