Newtral


40 años desde la mayor aproximación de una ‘Voyager’ a Júpiter
Siguiente
Entre el contenido que transportan las Voyager se incluyeron 155 imágenes de retratos de familia, animales, anatomía humana y muchas representaciones más de la vida en la Tierra. En cuanto al sonido hay saludos en 55 idiomas, ruidos de vehículos, el sonido un beso, entre otros.  Además, se añadió una selección de música de 90 minutos con melodías de diversas culturas: desde la Quinta Sinfonía de Beethoven a un canto nocturno de los indios navajos.

40 años desde la mayor aproximación de una ‘Voyager’ a Júpiter


Las naves Voyager contienen el ‘Disco de Oro’, un resumen en sonido e imagen de la experiencia humana

9 de julio de 1979. La nave Voyager 2 realiza la aproximación más cercana al planeta Júpiter, el más grande de nuestro Sistema Solar. Había despegado desde Florida (EE.UU.) el 20 de agosto de 1977. Dos meses después, el 5 de septiembre, zarpaba su compañera de viaje, la Voyager 1. Ambas forman la misión Voyager de la NASA, cuyo objetivo de inicio era estudiar Júpiter y Saturno..

El hecho de que se lanzase en primer lugar la Voyager 2 respondía a una razón: el plan era que la Voyager 1, que viajaría por una trayectoria diferente a la de su gemela, la adelantase en un punto y llegase antes a Júpiter y Saturno. Y así fue: el 19 de diciembre de 1977, la Voyager 1 adelantó a su hermana. La aproximación de la Voyager 1 a Júpiter se produjo el 5 de marzo. Pasó por Saturno casi 9 meses antes que la otra nave.

La misión no era fácil. Saber encontrar el momento preciso para lanzar las naves o afrontar el reto de ser el primer proyecto que observaba Neptuno de cerca hicieron que la Voyager se convirtiese en la operación más larga de la historia de la NASA: comenzó el 1 de julio de 1970 y se prevé que termine sobre 2025, cuando la potencia de las naves disminuya hasta que queden flotando en el espacio.

La alineación de los planetas exteriores (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) era un fenómeno imprescindible para poder iniciar la misión. Los cálculos realizados por Gary Flandro y Michael Minovitch establecían que en el período de tiempo comprendido entre 1976 y 1978 se podrían lanzar las sondas. Este fenómeno solo ocurre una vez cada 175 años. Esta disposición astronómica permitía a ambas naves completar su misión.

Ambas naves llevan dentro lo que se conoce como ‘The Golden Record’ o el ‘Disco de oro’, una especie de cápsula del tiempo que constituiría nuestro saludo al universo si la Voyager encontrara vida extraterrestre. El mensaje va sobre un disco de cobre recubierto en oro con imágenes y sonidos que representan la vida en la tierra: elementos de la naturaleza, de la cultura, o de la ciencia. En la cubierta del disco se grabó el método que se debe seguir para fabricar el tocadiscos que permita reproducir el contenido. Cosas de la tecnología musical de los años 70.

Entre el contenido que transportan las Voyager se incluyeron 155 imágenes de retratos de familia, animales, anatomía humana y muchas representaciones más de la vida en la Tierra. En cuanto al sonido hay saludos en 55 idiomas, ruidos de vehículos, el sonido un beso, entre otros.  Además, se añadió una selección de música de 90 minutos con melodías de diversas culturas: desde la Quinta Sinfonía de Beethoven a un canto nocturno de los indios navajos.

‘Voyager’ es una de las misiones que ha supuesto un ‘gran paso’ para la humanidad. Esta cápsula del tiempo perdurará por siempre en el espacio en busca de alguien que se encuentre este pequeño rastro de nuestra existencia.

 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente