Newtral


¿Volvemos a marzo de 2016?
Siguiente

¿Volvemos a marzo de 2016?

Pedro Sánchez ya vivió hace tres años una investidura fallida e inmersa en rondas de negociaciones. El Rey puede volver a encargar a un candidato la tarea de formar gobierno

Ronda de negociaciones entre el Rey Felipe VI y el candidato socialista, Pedro Sánchez. (Fuente: Casa Real)

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista a la reelección, Pedro Sánchez, ha vivido este jueves su segunda investidura fallida.  La negociación de última hora del PSOE y Unidas Podemos en las 48 horas posteriores a la primera votación no les permitió acercar posturas: «No seré presidente ahora. Elijo mis convicciones y proteger a España», admitía el líder socialista en su discurso de (no) investidura.

Esta situación nos remonta al 4 de marzo de 2016, cuando el propio Sánchez no pudo formar gobierno con Ciudadanos, y las negociaciones se extendieron durante los meses de marzo y abril. En caso de que nuevas rondas de contactos avalen la viabilidad de algún candidato, el Rey puede volver a encargar la ardua tarea de formar gobierno. ¿Volverá a designar a Sánchez, como representante de la fuerza más votada en las elecciones del 28 de abril?

¿Por qué es importante?

El artículo 99 de la Constitución Española, plantea que si una vez efectuadas la primera y segunda votación con 48 horas después, la Cámara no le otorga su confianza al candidato, “se tramitarán sucesivas propuestas”. 

Y si, pasado el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura (del 23 de julio al 23 de septiembre en este caso), ningún candidato obtiene la confianza del Congreso, el «Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso», que es Meritxell Batet. La fecha de unos hipotéticos comicios se fijarían el próximo 10 de noviembre.

¿Cuál es el contexto?

Como ya explicó Newtral, desde el inicio de la democracia hasta hoy, solo un candidato a presidir el Ejecutivo no había superado una sesión de investidura: Pedro Sánchez en 2016. En ese momento, con el hemiciclo que dejaban las elecciones del 20 de diciembre de 2015, no logró los apoyos a su pacto con Ciudadanos. En esa ocasión, el Rey Felipe VI, quien apenas llevaba un año y medio en la Zarzuela, tuvo que designar dos nombres: en primer lugar al expresidente popular Mariano Rajoy, quien declinó someterse a la investidura por falta de apoyos, y, en una segunda ronda, a Pedro Sánchez. 

El líder socialista no cosechó la confianza de la Cámara baja en ninguna de las votaciones de los días 2 y 4 de marzo, por lo que durante marzo y abril se siguió negociando sobre la base que marcaba el pacto del PSOE y Ciudadanos, y que abría la posibilidad de un pacto a tres con Podemos o con el PP o una gran coalición del PP y PSOE que no llegaron a darse. La incapacidad para formar gobierno, sin embargo, llevó en ese momento a la Casa Real a no proponer ningún candidato a la presidencia del Gobierno. 

En consecuencia, y en cumplimiento del  artículo 115, el 3 de mayo de 2016, el Rey decretó la disolución de las Cortes el 3 de mayo y convocó nuevas elecciones para el 26 de junio de ese año. 

¿Qué hay que tener en cuenta?

En pleno debate de investidura del pasado lunes, Pedro Sánchez propuso una serie de medidas entre las que mencionó la posibilidad de reformar el artículo 99 para que en el futuro sea “posible la formación de un Gobierno”. Y se decantó por un “pacto de Estado” para evitar un nuevo “vacío de poder” y que los ciudadanos no sufran “nunca más la amenaza de una repetición electoral”. 

#Fact

Desde 2008 (el caso del socialista José Luis Rodríguez Zapatero), solo un presidente ha logrado ser investido por mayoría absoluta en primera votación: Mariano Rajoy en 2011. Rajoy obtuvo 187 apoyos a favor, 149 en contra y 14 abstenciones. La otra excepción de investidura en primera vuelta fue Leopoldo Calvo-Sotelo en 1981, una investidura interrumpida por el fallido golpe de Estado del 23-F.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente