Newtral


Verdades y mentiras de las banderas de Portugal, Grecia y España
Siguiente

Verdades y mentiras de las banderas de Portugal, Grecia y España


«La bandera portuguesa fue utilizada por la dictadura (…). La bandera griega nace durante la dictadura. Nadie las asocia a las dictaduras. La bandera española es oficial desde hace 175 años. La mitad las asocia a la dictadura. Y luego nos la damos de listorros». Este es el mensaje que nos habéis hecho llegar a través de nuestro servicio de verificación de WhatsApp (+34 682 589 664) sobre las banderas de Portugal, de Grecia y de España. El texto contiene algunos puntos que son FALSOS y otros VERDAD.

Newtral ha contactado con la Sociedad Española de Vexilología (expertos en el estudio de las banderas) que nos ha explicado que el mensaje «no corresponde con la verdadera historia» de cada una de las banderas.

En el caso de Portugal, el actual estandarte «fue adoptado formalmente el 30 de junio de 1911». La dictadura portuguesa se instauró en el año 1932, es decir, 21 años después; aunque se mantuvo el estandarte. Según indican desde la Sociedad, «los colores elegidos tenían tradición republicana» y ya habían sido utilizados durante la «insurrección de Oporto en 1891».

Respecto a Grecia, la bandera actual se decretó como oficial «el 13 de enero de 1822», tras la guerra de independencia que dividió al país del imperio otomano (Turquía), exclusivamente para la marina. A partir de ese año, Grecia se estableció como una monarquía con su primer rey en 1831, Otón Wittelsbach.

No fue «hasta 1978» cuando se aprobó «como única bandera nacional para cualquier uso». Por tanto, tampoco «nace con la dictadura», ya que ésta, conocida como «Dictadura de los Coroneles»se prolongó desde 1967 a 1974, finalizando cuatro años antes de la adopción de la bandera.

La bandera de España actual

Según indica la Sociedad Española de Vexilogía, el origen de la insignia española se remonta al «28 de mayo de 1785» cuando el rey Carlos III la establece «como bandera de guerra» del pabellón naval «con el fin de distinguir mejor a los barcos españoles». Por aquel entonces, el estandarte era la Cruz de Borgoña, una herencia de la Casa de Austria, que consistía en una cruz roja sobre un fondo blanco; como se puede comprobar en el Real Decreto del 28 de mayo de 1785.

La insignia fue escogida por «concurso»: varios participantes presentaron sus diseños al Ministerio de Marina, liderado por Antonio Valdés y Bazán, para que el rey escogiera entre ellas. La primera vez que se defiende como «Bandera Real» (en tanto a que representaba la corona) es en 1793, bajo el mandato de Carlos IV, según recoge

«El 13 de octubre de 1843», durante el reinado de Isabel II, la bandera rojigualda fue aprobada para «su uso en las unidades del Ejército de Tierra y, en 1927 por Real Decreto, la marina mercante». 

A partir de entonces, los colores que han representado al país son «bicolor rojo y amarillo», aunque «se le han añadido escudos en los distintos periodos históricos». La única etapa en la que estos colores han cambiado, desde hace 234 años de historia, fue durante la Segunda República, cuando se estableció «la tricolor».

En cuanto a los escudos que han aparecido en la bandera española desde que se estableció con los colores actuales, estos han experimentado modificaciones a lo largo de los años, pero la regulación del actual está en vigor desde que se aprobó la Ley 33/1981 durante el Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo.

FUENTES

Consulta a la Embajada de Grecia en Madrid.

Consulta a la Sociedad Española de Vexilología.

Datos oficiales de La Moncloa. Símbolos del Estado.

Relacionados

Más vistos

Siguiente