Newtral


Trump mueve ficha contra Silicon Valley
Siguiente
El proyecto American Presidency Project de la Universidad de California-Santa Bárbara recoge todas las órdenes ejecutivas que han emitido los distintos presidentes, que no tienen ningún límite al acudir a este recurso. En cualquier caso, la forma más fácil de entender qué es una orden ejecutiva frente a un proyecto de ley es a través de esta parodia en el programa ‘Saturday Night Live’ de 2014: ¡no te la pierdas!

Trump mueve ficha contra Silicon Valley


La Casa Blanca trabaja en los borradores de una orden ejecutiva para frenar el “sesgo conservador” que atribuye a Google, Facebook y Twitter… con las elecciones de 2020 en el horizonte

La Administración Trump está preparando una orden ejecutiva que aborda lo que califican como el “sesgo anticonservador” de las grandes tecnológicas de Silicon Valley. El diario ‘Politico’ publicaba este jueves una información confirmada por un funcionario de la Casa Blanca y otras dos fuentes conocedoras de los borradores que cumplen el mandato que dio el presidente de EE.UU., Donald Trump, hace un mes: explorar “todas las soluciones regulatorias y legislativas”. 

Esta orden no será emitida de forma inminente ni abarcará únicamente el asunto de los sesgos. Por el momento, las fuentes conocedoras explican que la iniciativa no está suficientemente aterrizada como para saber si estará basada en sanciones, ni de qué tipo serían.

¿Por qué es importante?

La revelación de la existencia de este borrador de orden ejecutiva aparece un día después de que Trump advirtiera a Google desde un hilo en Twitter de que vigila al gigante tecnológico “muy de cerca”, prevenido ante posibles sabotajes en la campaña presidencial de 2020. El mismo día, este martes, contó que se había reunido en el Despacho Oval con el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, en alusión a un encuentro que no estaba en agenda.

“Ha estado trabajando muy duro para explicarme lo bien que le caigo, el gran trabajo que está haciendo la Administración, que Google no está vinculado al ejército chino, que ellos no ayudaron a la estafadora de Hillary para ganarme en las elecciones de 2016, y que no se plantean subvertir ilegalmente las elecciones de 2020 a pesar de que se ha dicho lo contrario”, exponía Trump.

¿Cuál es el contexto?

 Después de este relato de una reunión aparentemente complaciente, Trump iba al grano y detallaba por qué ahora apunta a Google como un enemigo político. Su malestar estaba originado en la entrevista concedida a Fox News por Kevin Cernekee, un ingeniero de Google que denunció su despido, supuestamente motivado por sus ideas conservadoras, lo que la empresa desmintió después. Según el magnate estadounidense, Cernekee “dijo cosas terribles sobre lo que hicieron (en Google) en 2016 y sobre cómo se quieren ‘asegurar de que Trump pierda en 2020’”

De acuerdo con Politico, Trump ordenó en una reunión en la Casa Blanca que su gabinete explore todas las “soluciones regulatorias y legislativas para proteger la libertad de expresión y los derechos de libertad de expresión de todos los estadounidenses”. No existe una forma de medir el uso de anuncios segmentados cómo puede afectar el motor de búsqueda, pero los partidos suelen estudiar de qué manera se les ha beneficiado o perjudicado.

¿Qué hay que tener en cuenta?

No es la primera vez que Trump arremete contra Silicon Valley bajo el discurso del sesgo anticonservador o favorable al Partido Demócrata. En marzo de 2019, Trump anunció en Twitter que su administración estaba investigando una serie de supuestos cierres de cuentas de Twitter, Facebook e Instagram utilizadas por analistas y comentaristas conservadores.

Si Silicon Valley fuese un país, analizaba ‘BBC Mundo’ hace tres meses, sería el segundo más rico del mundo después de Qatar, con un PIB per cápita anual de 128.647 dólares. La vinculación de este saneado reducto de la economía mundial con el entorno demócrata se identifica en la financiación del partido, que según ‘El Mundo’, recogió el 90% de las donaciones por las grandes empresas de Silicon Valley entre 2014 y 2018. “Atendiendo al total del dinero donado a ambos partidos, la proporción es de 9 a 1 a favor de los demócratas”, se explica.

#Fact

Una orden ejecutiva es un instrumento de gobierno que permite al jefe del Ejecutivo, el presidente de EE.UU., en este caso Donald Trump, a legislar en ocasiones de urgencia sin tener que pasar por las Cortes en busca de apoyos. Según la web oficial usa.gov en español, las órdenes ejecutivas tienen el peso de una ley federal y pueden ser revocadas en el Congreso si se aprueba una ley que se oponga, aunque el presidente podría vetar la iniciativa. La Corte Suprema podría declarar inconstitucional una orden ejecutiva.

El proyecto American Presidency Project de la Universidad de California-Santa Bárbara recoge todas las órdenes ejecutivas que han emitido los distintos presidentes, que no tienen ningún límite al acudir a este recurso. En cualquier caso, la forma más fácil de entender qué es una orden ejecutiva frente a un proyecto de ley es a través de esta parodia en el programa ‘Saturday Night Live’ de 2014: ¡no te la pierdas!


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente