Newtral


Susana Díaz, sobre el tramo autonómico del IRPF: «Le van a bajar los impuestos a los grandes ricos de Andalucía, a las 300 familias más ricas»
Siguiente

Susana Díaz, sobre el tramo autonómico del IRPF: «Le van a bajar los impuestos a los grandes ricos de Andalucía, a las 300 familias más ricas»

La afirmación es ENGAÑOSA. El Ejecutivo andaluz ha aprobado una bajada «progresiva» de todos los tramos autonómicos del IRPF en un plazo de 4 años y no solo «a los más ricos» 

La secretaria general del PSOE en Andalucía ha concedido una entrevista este sábado a laSextaNoche, en la que se ha mostrado muy dura con la gestión del Gobierno de Juanma Moreno. Desde el punto de vista fiscal, como respuesta a una pregunta del periodista Iñaki López, ha criticado que la bajada del tramo autonómico del IRPF solo afecta a los que más recursos tienen: «Sobre los tramos autonómicos del IRPF. Mire, le van a bajar los impuestos a los grandes ricos de Andalucía, a las 300 familias más ricas».

La bajada de impuestos en Andalucía

Uno de los pilares de la campaña electoral de Juanma Moreno fue que, si llegaba a la Junta, llevaría a cabo una «bajada masiva de impuestos». El 9 de abril esta promesa comenzó a materializarse cuando el Consejo de Gobierno aprobó un Decreto Ley que modificaba, entre otros, el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el tributo de Sucesiones y Donaciones.

Respecto al primero, la Junta ha aprobado una rebaja «progresiva en todos los tramos» autonómicos, que a su vez ha unificado en cuatro: hasta 20.200 euros se pasa tributar del 10% al 9,5%, de 20.200 a 35.200 euros al 15%, de 35.200 a 60.000 euros al 18,5% y a partir de 60.000 euros al 22,5%.

Hemos consultado al equipo de Susana Díaz, que señala que la dirigente se refería al impuesto de Sucesiones y Donaciones. Sobre este, el Ejecutivo aprobó una bonificación del 99% en las adquisiciones por cónyuges y parientes directos. Además, ratificó la reducción de 1 millón de euros sobre la base imponible para «no perjudicar las adquisiciones por herencias de hasta dicho importe». Las fuentes socialistas consultadas señalan que esas «300 familias más ricas» son las que recibieron una herencia superior al millón de euros y aluden a datos que no son públicos para justificar esta cifra.

En cualquier caso, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es un impuesto ligado a situaciones concretas y excepcionales, mientras que el IRPF es un tributo que los ciudadanos pagan anualmente en función de su renta.

Con esto, la declaración de Susana Díaz sobre el IRPF en Andalucía con la que «le van a bajar los impuestos a los grandes ricos de Andalucía, a las 300 familias más ricas» es ENGAÑOSA, ya que la medida afectas a todos los tramos, y no sólo a los contribuyentes que más ganan.

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente