Newtral


¿Quién se acuerda de los Goodwill Games?
Siguiente

¿Quién se acuerda de los Goodwill Games?

Hoy es el 81º cumpleaños de Ted Turner, el creador de CNN, Cartoon Network y otras empresas. Pero también es, aunque menos reconocido por ello, el creador de unos Juegos Olímpicos no olímpicos que acercarían a la Unión Soviética y Estados Unidos en la Guerra Fría

19 de noviembre de 1938. Hace 81 años nacía Robert Edward Turner III, más conocido como Ted Turner. Hijo del dueño de una importante empresa publicitaria, Turner Advertising, sacó de la crisis el negocio familiar tras pasar a hacerse cargo de él en 1963. Aunque en el sector publicitario alcanzó el éxito necesario para ser el dueño de la mayor empresa del sureste estadounidense, su gran hazaña fue la creación de la cadena de noticias 24 horas CNN. Pero su hazaña no tan conocida fue la creación de los Goodwill Games (Juegos de la Buena Voluntad).

Ante la invasión soviética de Afganistán en 1979, el entonces presidente estadounidense Jimmy Carter amenazó con que Estados Unidos boicotearía los Juegos Olímpicos que tendrían lugar en Moscú en 1980. Pidió al Comité Olímpico Internacional trasladar los Juegos a otro lugar, o de lo contrario el Comité Olímpico de los Estados Unidos no mandaría a los atletas a la competición internacional.

Finalmente las tropas soviéticas no se marcharon, los Juegos se celebraron en Moscú y los atletas estadounidenses no acudieron. Canadá se sumó al boicot, al igual que muchos de los países del bloque estadounidense. En el caso español, el país se encontraba en el periodo de la Transición. Por su relación con el gigante americano, decidió participar, pero sus atletas no llevaban la bandera española, sino la olímpica. No fue el único país en hacerlo, varios países más se le sumaron.

La federación estadounidense de atletismo organizó el Liberty Bell Classic, una competición internacional a la cual asistieron 29 de los países que estaban en contra de la Unión Soviética en ese aspecto. 4 años después se celebraron los Juegos Olímpicos en Los Ángeles, Estados Unidos, y la Unión Soviética decidió responder no mandando a sus atletas. De igual manera, más países de influencia soviética decidieron no mandar atletas.

La idea de Ted Turner

Ante estos dos boicots que habían provocado dos ediciones de los Juegos Olímpicos con ausencias significativas, el ya convertido en un auténtico magnate de los medios de comunicación Ted Turner decidió intervenir en 1985 de manera peculiar: creando unos juegos olímpicos no olímpicos. Igual que los Juegos Olímpicos, se celebrarían cada cuatro años, y tendrían las categorías de invierno y verano, bajo una idea de buena voluntad –Goodwill-. La idea del creador de CNN era buscar un acercamiento entre las potencias. La retransmisión del evento correría a cargo de la empresa de Turner, Turner Broadcasting System.

Turner era dueño del equipo de la NBA Atlanta Hawks. Aprovechó esta propiedad para buscar una iniciativa de acercamiento con la potencia soviética. En el verano de 1988 se llevó a su equipo de gira por la URSS.

Para que los soviéticos aceptasen la idea de participar en un evento organizado por un empresario estadounidense, Turner habló con su  vicepresidente ejecutivo, Robert Wussler, y le dijo: “¿Por qué no podemos hacer eso (los JJOO) y hacerlo mejor?”. Cuando Wussler quedó convencido de que podrían, TBS empezó a negociar con los soviéticos. Wussler fue el hombre clave en estas negociaciones. Aprovechó su relación con el vicepresidente del comité estatal de radio y televisión de la Unión Soviética. Negoció también con el ministerio deportivo soviético, y tras varias reuniones y acuerdos, firmaron el 6 de agosto el pacto final, que acordaba celebrar la edición de 1986 en territorio moscovita y la de 1990 en Estados Unidos. Y así se hizo todo.

El final de los otros juegos

A finales de 1991 se firmó el tratado que disolvió la Unión Soviética y con ello la Guerra Fría perdió fuerza. Las relaciones entre ambas potencias se relajaron. Pese al boicot orquestado en 1988 por Corea del Norte sobre los Juegos de Seúl (y al que solo se sumaron Cuba, Etiopía y Nicaragua), el olimpismo recuperó la normalidad, que celebró en los Juegos de Barclona’92. Debido también al fin del apartheid en Sudáfrica, este evento fue todo un éxito. Acudieron 169 países, todo un récord.

En comparación a Barcelona, los Goodwill Games de 1994, celebrados en San Petersburgo (Rusia), que reunieron a 59 países, fueron un fracaso. Los de Atlanta en 1996 -celebrados precisamente donde la CNN de Turner tiene  su sede- también superaron en seguimiento y éxito a los Goodwill de 1998, pese a que estos se celebraron en Nueva York. Sydney 2000 celebró la continuidad del olimpismo y su éxito, y la réplica de los Goodwill 2001 en Brisbane, también en Australia, supuso su adiós definitivo. Los juegos de Turner solo convocaron a 1.300 atletas, menos de la mitad de los participantes en los primeros Goodwill, en Moscú en 1986.

Sin sentido diplomático por el deshielo de los bloques y sin sentido deportivo por la preeminencia del olimpismo, los Goodwill de 2005, que debían celebrarse en Phoenix (EE.UU.) fueron cancelados por Time Warner. Esta empresa en 1995 había comprado Turner Broadcasting System y, con ello, sus productos, incluyendo los Goodwill Games, que se desvanecieron. Hoy, pocos los recuerdan.

Fuentes:

Ted Turner, Biography (27/04/2017)

The president said Nyet, The New York Times, Terence Smith (20/01/1980)

Ted Turner’s latest broadcast vision: world peace through Goodwill Games, Los Angeles Times, Norman Chad (20/12/1985)

-Barcelona 1992 – Resumen, ESPNdeportes

-AOL shelves Goodwill Games, Multichannel (21/12/2001)

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente