Newtral
Madrid, capital de Podemos Galicia
Siguiente

Madrid, capital de Podemos Galicia

Un año después de que los candidatos de las mareas perdieran los ayuntamientos gallegos, Podemos desaparece ahora también del Parlamento ¿La representación que le queda? Un escaño por Coruña y otro por Pontevedra en el Congreso de los Diputados 

Antón Gómez Reino y Pablo Iglesias | Foto: EFE

La primera cita electoral de Unidas Podemos desde que entró en el Ejecutivo central con el PSOE ha acabado de forma estrepitosa. Así valoró Pablo Iglesias que su candidato Antón Gómez-Reino no lograra ni el escaño para sí mismo en el Parlamento gallego: “Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia. Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido”.

La reacción de Pablo Iglesias, a las once de la noche electoral a través de sus redes sociales, fue tan contundente como la derrota que sufrió el partido que lidera en las urnas este 12-J en Galicia, donde se quedó sin representación electoral. 

Lo más importante

  • Ni una de las ministras mejor valoradas, Yolanda Díaz, logró atraer en su tierra a los electores de izquierdas, que este 12-J optaron por la fuerza nacionalista del BNG.
  • Con una pérdida de más de 200.000 votos, Podemos —en estas elecciones con la marca Galicia en Común— desaparece del Parlamento autonómico gallego, donde en la pasada legislatura ostentaba el papel de segunda fuerza política con 14 escaños. 
  • Los cambios de marca en Galicia y las luchas de liderazgo en Euskadi han acabado socavando la fuerza que lograron en 2016, un año en el que Podemos logró aglutinar el hartazgo de los votantes de izquierdas con los partidos tradicionales.

¿Cuál es el contexto?

  • El portavoz de En Marea en el Congreso, Antón Gómez-Reino, ganó en 2018 las primarias a la Secretaría General de Podemos Galicia a Carolina Bescansa, diputada y fundadora de la formación morada, con un respaldo del 54,98 %.
  • La fuga de votos al BNG ha puesto en esta tesitura a Podemos en Galicia, frente al crecimiento del BNG, que con una campaña presidencialista y en positivo de la candidata Ana Pontón, puso a su formación por encima de los registros de la edad dorada de Xosé Manuel Beiras a finales de los noventa, con 19 escaños frente a los 18 de entonces, que convierte a la cabeza de lista nacionalista en líder de la oposición.

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • Esta debacle de Podemos en Galicia puede llevar a que el partido se replantee su futuro en una comunidad autónoma donde su secretario general no está en Galicia, sino en Madrid como diputado en el Congreso de los Diputados. 
  • Ha pesado en Galicia el cambio de papeleta electoral y la división interna. Luis Villares se llevó la marca electoral En Marea, rompió con Podemos, Anova, Equo y Esquerda Unida y la presentó por su cuenta como Marea Galeguista junto a Partido Galeguista y Compromiso por Galicia, otros dos pequeños parterres del minifundio de las izquierdas gallegas que por supuesto tampoco ha conseguido representación.

 #Fact 

El sistema electoral gallego estipula desde 1992, cuando el PP de Manuel Fraga gozaba de mayoría absoluta, que el umbral de votos necesarios para acceder al Parlamento gallego sería en las elecciones del año siguiente del 5% por circunscripción y no del 3%, como había sido hasta entonces. Esta modificación penaliza a las formaciones más pequeñas.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente