Newtral
El equilibro en Bruselas pasa por Madrid
Siguiente

El equilibro en Bruselas pasa por Madrid

Nadia Calviño cuenta con importantes apoyos en Europa y una dilatada experiencia para ser la próxima presidenta del Eurogrupo pese a los recelos de su candidatura entre los países nórdicos

Nadia Calviño | Foto: Comisión Europea

Que Nadia Calviño aspiraba a presidir el Eurogrupo no era un secreto. Ni lo confirmaba, ni lo desmentía ante los periodistas, pero lo cierto es que la partida se jugaba en privado desde hace meses. Cuando comenzaron a circular informaciones en febrero sobre el fin de la carrera de Mário Centeno al frente del Eurogrupo, el nombre de Calviño ya sonaba con fuerza. Finalmente, el 9 de junio los rumores sobre el fin del mandato del portugués se convirtieron en realidad. Este jueves, Calviño ha formalizado su candidatura oficial.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó hace una semana que España lanzaba la candidatura de Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Economía, para compaginar sus cargos en España con ser también la próxima presidenta del Eurogrupo, el organismo que reúne periódicamente a los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro y en el que se deciden las líneas generales de las políticas económicas europeas.

Lo más importante 

El de Calviño es un nombre que suena en toda las quinielas y con muchos elementos a favor, tanto políticos como geográficos. Sin embargo, también tiene algún actor en su contra.  

  • España ya tiene dos altos cargos europeos, con Josep Borrell como alto representante de la UE para Exteriores y Política de Seguridad, y Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). El equilibrio geográfico debería hablar en favor de la candidatura de Calviño, ya que estaría sustituyendo a un presidente portugués por uno del país vecino al sur de Berlín. 
  • Alemania y en concreto el ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, es uno de los apoyos más entusiastas que tiene Calviño para conseguir la presidencia del Eurogrupo.
  • Debe atar en corto el respaldo de Bruno Le Maire, ministro francés, mostrándose como la garantía de que los planes de París en el eje franco-alemán cuentan con el apoyo de la eventual presidenta del Eurogrupo.
  • La candidatura española despierta sin embargo recelos entre los nórdicos y estructuran su oposición a la vicepresidenta del Gobierno. 

¿Cuál es el contexto?

En favor de Calviño juegan diferentes bazas como son su dilatada experiencia en las instituciones europeas o que es la ministra del país más grande de los gobernados por los socialistas. 

  • Hay ganas de una reparación histórica. Y es que el puesto ya lo peleó sin éxito hace cinco años Luis de Guindos. 
  • Quien deja el cargo después de un solo mandato, sin repetir, es socialista, y su familia política quiere conservar el puesto.
  • La elección del presidente del Eurogrupo es por mayoría simple, por lo que no necesita del voto de los nórdicos para lograr el puesto.  

 ¿Qué hay que tener en cuenta?

Hay otros dos nombres que suenan como potenciales competidores de la española. 

  • Uno es el luxemburgués Pierre Gramegna, veterano del Eurogrupo y de ideología liberal. 
  • El otro es Paschal Donohoe, ministro de Finanzas irlandés, de la familia del centro derecha.
  • La votación del candidato tendrá lugar en el Eurogrupo que se celebrará el próximo 9 de julio

#Fact

¿Una mujer al frente del Eurogrupo? Si gana, Calviño se convertirá en la primera mujer que preside este organismo. Antes estuvo liderado por Jean-Claude Juncker (entre 2005 – 2013), Jeroen Dijsselbloem (2013 – 2018) y el portugués Mário Centeno (2018 – 2020).

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente