Newtral


71.000 euros de dinero público para las reuniones de Torra y Puigdemont
Siguiente

71.000 euros de dinero público para las reuniones de Torra y Puigdemont

Los miembros del Govern de la Generalitat de Catalunya realizaron un total de 200 viajes en 2018, con un coste total de 440.552 euros, lo que supone un descenso del 6% respecto al año anterior. Hay que tener en cuenta que ambos ejercicios están condicionados por la aplicación del artículo 155, ya que el Govern fue cesado en octubre de 2017 y no se volvió a constituir hasta mayo de 2018.

Según los datos recopilados por Transparentia a partir del Portal de Transparencia de la Generalitat, a lo largo de estos meses, el presidente, Quim Torra, realizó un total de nueve viajes con un coste total de 122.389 euros, frente a los 12 de Artur Más y Carles Puigdemont en 2017. De los nueve viajes de Torra, seis se produjeron para reunirse con los exmiembros del Govern y resto de políticos independentistas que huyeron de España a lo largo de 2018 y principios de 2019. Los seis viajes sumaron un coste total de 71.101 euros. Es decir, el 16% de los gastos en desplazamientos del Govern fueron a parar a las reuniones del president con los políticos independentistas en el extranjero.

El primero de ellos fue a Bruselas, el 30 de mayo, donde Torra se reunió con los exconsellers Comín, Serret y Puig, con un coste de 2.511 euros para el gobierno catalán. Posteriormente, el 21 de julio fue a Berlín para reunirse con Puigdemont, que hasta finales de julio fue retenido en Alemania por la justicia. Este viaje, al que también acudió la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, supuso un desembolso de 4.153 euros entre transporte, alojamiento y dietas.

Posteriormente, en julio, Torra viajó hasta Edimburgo para reunirse con otra exconsellera, Clara Ponsatí, un viaje al que le acompañó Josep Rius y que supuso un gasto de 21.310 euros, uno de los más caros del año. Pese a durar sólo dos días (del 10 al 12 de julio), la Generalitat pagó 9.616 euros por el transporte y más de 8.000 euros por el alojamiento. Como curiosidad, la Generalitat apunta en su Portal de Transparencia, que, además de los gastos del viaje, la comitiva adquirió un adaptador de corriente.

Unos días más tarde, el 27 de julio, Torra regresó a Bruselas para reunirse con Puigdemont, que volvía a Bélgica tras cuatro meses en Alemania, retenido por los tribunales. Este viaje supuso un gasto de otros 13.799 euros, de los que más de 11.000 euros fueron para el transporte y otros 2.040 euros pagaron el alojamiento, que duró una noche. A este viaje, además de Torra, también acudieron Josep Rius, director de la Oficina del President, Jaume Clotet, director de Comunicación de Govern, y Jordi Cabrafiga, jefe de gabinete.

En agosto, Torra volvió a Bruselas para reunirse con Carles Puigdemont para preparar el nuevo curso político. Este viaje costó otros 7.871 euros al Govern, incluyendo el alquiler de una sala.

Finalmente, Torra viajó a Ginebra a varios actos en octubre, entre los que se incluyeron reuniones con las exdiputadas Anna Gabriel y Marta Rovira. Este desplazamiento, de un día de duración, costó más de 21.000 euros al Govern, incluyendo 8.000 euros en alojamiento y otros 8.000 euros en transportes.

Al margen de los viajes para reunirse con Puigdemont y otros líderes independentistas en el exterior, Torra realizó otros tres viajes al extranjero. El más caro fue el que realizó a Washington a finales de junio, en el que el president acabó abandonando un acto en el Museo Smithsonian, indignado con el discurso del exembajador español, Pedro Morenés. Este viaje supuso un gasto de 51.092 euros a la Generalitat. Además, el president viajó dos veces a Francia, a Perpignan y Prada de Conflent, para realizar diversos actos. El primero costó 18 euros y el segundo, 177 euros.

Relacionados

Más vistos

Siguiente