Newtral


Las huellas de la internacionalización de la economía española
Siguiente

Las huellas de la internacionalización de la economía española

Las guerras comerciales, las contracciones en Europa… son factores que afectan al núcleo duro del factor de crecimiento de la economía española, anclada durante la crisis al factor internacional 

El Banco de España (BdE) revisó al alza en junio la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para 2019 y lo fijó en el 2,4%, dos décimas más que lo previsto el mes de marzo. La previsión de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calcula un crecimiento del 0,43% en el tercer trimestre, ligeramente por debajo del 0,5% que avanzó en abril y junio.

En el segundo trimestre, la economía española moderó su crecimiento entre abril y julio al expandirse en un 0,5% intertrimestral, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supuso una caída de dos décimas con respecto al inicio del año. Este dato representa el menor ritmo de crecimiento de los últimos cinco años, lo que refleja cómo el temor a sufrir las consecuencias de la ralentización de la economía empieza a dejar huella.

¿Por qué es importante?

El tercer trimestre corresponde a la campaña de verano, que suele marcar la evolución del empleo, de la balanza por cuenta corriente y de la actividad. Esta lluvia de datos dibuja un crecimiento atemperado, que destaca dentro de una coyuntura europea algo más pesimista, pero que hay que leer en conjunto con las alertas de ralentización que derivan del turismo y la industria. Si se compara el tercer trimestre de este ejercicio con el mismo lapso de 2018, cuando la economía española creció un 0,6% trimestral entre julio y septiembre, se puede detectar un descenso, pero es que hay que tener en cuenta que el PIB crecía ese año al mismo ritmo que en los dos trimestres anteriores. Había una tendencia clara de crecimiento que se rompió en el segundo trimestre 2019.

¿Cuál es el contexto?

Hagamos un repaso de datos conocidos esta semana, todos con el piloto rojo encendido. El PIB del 0,5% del segundo trimestre estaba lastrado por el peor dato de demanda interna del último lustro. El patrón de crecimiento de la economía española durante la crisis se basó en la internacionalización de su actividad, por eso es preocupante que la industria y el turismo, que suman un cuarto del PIB, tampoco atraviesen su mejor momento, como recoge El Mundo.

La producción manufacturera en agosto registró su mayor caída desde mayo de 2013, lo que contribuye a que la actividad del sector acumule tres meses consecutivos de contracción, después de que el índice de gerentes de compras (PMI) se situara en los 48,8 puntos, frente a los 48,2 del mes anterior, según los datos de la consultora IHS Markit, que analiza la evolución mensual del sector a partir de una encuesta a 400 industriales. Y el turismo, principal puntal de la economía española, muestra signos de agotamiento por la menor llegada de turistas británicos y alemanes, en concreto 9,9 millones de viajeros (un 1,3% menos). El contrapunto es el hecho de que crece el gasto turístico un 2% que el mismo mes de 2018, a pesar de que las llegadas caen.

La guerra comercial entre China y EE.UU., la incierta situación de Reino Unido y la incertidumbre sobre su salida de la Unión Europea sin acuerdo, la desaceleración en Alemania y la crisis de divisas en Argentina describen un panorama global preocupante para la economía española.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Este panorama no ensombrece las previsiones de crecimiento del Gobierno. La ministra en funciones de Economía y Empresa, Nadia Calviño, defendió este lunes que la situación económica española es “positiva” y defendió la trayectoria de crecimiento por encima del 2% que acumula desde hace más de cinco años, por lo que cree que en 2019 se mantendrá entre el 2,2% y el 2,4%. Un comportamiento “muy” por encima de la media comunitaria, añadía la ministra desde un encuentro sobre economía digital en Santander.

[El INE publicará el avance de la Contabilidad nacional trimestral (CNTR) correspondiente al tercer trimestre el próximo 31 de octubre, y de esta manera será resuelta esta pregunta]

#Fact

El Banco de España advirtió este martes de que España no está preparada para afrontar un deterioro de la economía europea. El gobernador, Pablo Hernández de Cos, observó en la clausura de los cursos de La Granda (Asturias) que la desaceleración ha llegado para quedarse y las amenazas sobre la economía española “se han intensificado y ya hacen mella”.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente