Newtral
La supuesta «App secreta» de Google es pública y pretende ayudar a rastrear la COVID-19
Siguiente

La supuesta «App secreta» de Google es pública y pretende ayudar a rastrear la COVID-19

La compañía colabora con Apple en la creación de un sistema de notificaciones que podrá ser usado en aplicaciones de rastreo de autoridades sanitarias

Aplicaciones de Google. Foto: Shutterstock

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación (+34 682 58 96 64) por una cadena de WhatsApp que asegura que «Google está instalando secretamente una aplicación de COVID-19 en los móviles». El mensaje también propone una serie de pasos para ver si el dispositivo está «infectado» y alerta de un supuesto «estado de vigilancia». Sin embargo, Google trabaja, no en una App secreta, sino en una interfaz de programación de aplicaciones (API) para que puedan funcionar aplicaciones de rastreo de contactos, siempre con autorización del usuario. Te lo explicamos. 

Google y Apple anunciaron en abril que iban a colaborar para que todos los móviles Android e iOS pudiesen incorporar una función para poder instalar aplicaciones de rastreo. Según ambas compañías, se trata de «un esfuerzo conjunto para permitir el uso de la tecnología Bluetooth y ayudar a gobiernos y agencias de salud en reducir la propagación del virus». 

Dos fases

Para ello, anunciaron dos fases: la primera es la creación de una API para facilitar la interoperabilidad de los sistemas operativos a través de Bluetooth y para que los gobiernos que desarrollen aplicaciones de rastreo puedan crearlas en base a ella. La segunda, conocida como  notificación de exposición se introducirá a nivel del sistema operativo «para ayudar a garantizar una adopción amplia, que es vital para el éxito de rastreo de personas que puedan haber sido contagiadas con Coronavirus», explican desde el gabinete de comunicación de Google.

Por ende, las empresas no han creado o instalado una aplicación. Lo que hicieron es trabajar en una tecnología que permita a los usuarios recibir notificaciones relacionadas con posibles contagios de la COVID-19. Ambas empresas lo subrayan en un comunicado conjunto del 20 de mayo: «Lo que hemos creado no es una App sino que las agencias de salud pública incorporarán la API en sus propias aplicaciones que las personas instalarán». Es decir: hasta que no haya una aplicación desarrollada por una entidad oficial, no podrá funcionar. 

Además, una vez que se inicie la aplicación, el usuario deberá aceptar los términos y condiciones antes de usarla y decidir si quiere o no, a través de la App, comunicar a su organismo de salud que tiene síntomas de COVID.

¿Cómo funciona a nivel del sistema operativo?

El usuario podrá habilitar la opción de recibir notificaciones a través del móvil, para que le informen si ha estado o no en contacto con una persona que tiene COVID-19. Para ello, se le redirigirá a que se descargue una app creada por el organismo sanitario. Así se indica entrando en Ajustes-Google, como dice el mensaje viral de WhatsApp: 

Captura de pantalla de Ajustes Google en Android.

La herramienta  envía avisos rápidos a los usuarios. Es decir: si una persona da positivo de COVID-19, puede hacer que su dispositivo transmita una notificación a todas las personas que han estado cerca para que tomen las medidas necesarias.

¿Cómo funciona el sistema Bluetooth? 

La notificación de exposición usa la tecnología Bluetooth. Si dos usuarios – que tienen la App o activadas las notificaciones- están cerca, los dispositivos de los usuarios enviarán regularmente unas «balizas electrónicas» a través de Bluetooth. Estas incluyen un identificador aleatorio (una cadena de números que no están vinculados a la identidad de un usuario y cambian cada tiempo para protección adicional) que será enviadas y almacenadas en el teléfono de la otra persona.  

Al menos una vez al día, el sistema descargará una lista de los identificadores que se han verificado como pertenecientes a personas que han confirmado ser positivas en   COVID-19. A continuación, cada dispositivo verificará la lista que ha registrado con la lista descargada. «Si hay una coincidencia entre las balizas almacenadas en el dispositivo y la lista de diagnóstico positivo, el usuario puede podrá notificar a través de la App del organismo su estado de salud», explican desde Google España. Esta infografía en inglés en la cuarta página resume el procedimiento. 

¿Quién tendrá acceso a la información? 

Toda la información será almacenada en el dispositivo, explican las compañías en un documento de preguntas y respuestas. Aparte de los identificadores aleatorios de Bluetooth que se emiten, el sistema no compartirá ningún dato con las aplicaciones de las autoridades de salud salvo si se produce uno de los dos escenarios siguientes:

  • Si el usuario decide notificar que es positivo de la COVID-19 a la aplicación de rastreo de contactos
  • Si un usuario recibe una notificación alertando de que ha estado en contacto con un positivo de la COVID-19. En ese caso, el sistema informará del día del contacto y de su duración. Ninguna otra información será compartida.

Es voluntario y se puede desactivar

En el documento informativo que se ha publicado, Google y Apple explican que el sistema «requerirá el consentimiento explícito del usuario» y añaden que «no recopila información de identificación personal o datos de ubicación del usuario». 

El usuario tiene que dar en todo momento consentimiento de uso tanto si quiere utilizar la aplicación como si quiere activar las notificaciones a nivel de sistema operativo y aunque habilite las notificaciones tendrá que descargarse una app del organismo de salud en cuestión. «Si una persona es diagnosticada con COVID-19, ella misma decide si informar o no a la App», insisten las compañías.

A 20 de mayo, ya había 22 países que habían pedido acceso a la API, según recoge Xataka. En España, la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño confirmó en el Congreso de lo Diputados la puesta  en marcha un programa piloto en las Islas Canarias a principios de junio.

Fuentes

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente