Newtral


La controvertida exposición de arte de un preso de ETA
Siguiente

La controvertida exposición de arte de un preso de ETA

La exhibición de Jon Bienzobas, inaugurada este lunes en Galdakao, ha sido condenada por asociaciones de víctimas y el Gobierno vasco ha pedido su cancelación, a pesar de la autorización del Tribunal Constitucional | Foto: El PP vasco en un acto contra la exposición de Bienzobas / Miguel Toña (EFE)

El preso de ETA Jon Bienzobas es autor de una colección de obras de arte que ha desatado cierta polémica. La exposición, titulada Desde la ventana de mi celda, se ha inaugurado este lunes en la Casa de Cultura del municipio de Galdakao (Vizcaya) y ha causado indignación en el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite). El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha pedido al Ayuntamiento de la localidad vizcaína que cancele la muestra, solicitud a la que se ha sumado el Partido Popular de Alfonso Alonso. El Tribunal Constitucional considera que el acto no humilla a las víctimas y avala la exhibición.

Lo más importante

El Ayuntamiento de Galdakao, gobernado por EH Bildu con apoyo de Podemos, autorizó la exposición de cuadros y esculturas de Jon Bienzobas bajo el argumento de que se siguió el mismo procedimiento que con cualquier otro autor.

La asociación de víctimas Covite, sin embargo, ha rechazado con vehemencia la exposición del preso de ETA y ha denunciado que es “una forma de rendirle homenaje y premiar su trayectoria criminal”.

Los hijos del ex presidente del Tribunal Constitucional Tomás y Valiente, asesinado por Bienzobas en 1996, también se pronunciaron este lunes en un comunicado. Denunciaron que la decisión del Ayuntamiento de EH Bildu “no es inocente”, sino “política”, y que “busca confundir la verdad histórica de los asesinatos xenófobos de ETA con la supuesta actividad cultural expresada por un criminal”.

Por su parte, el PP vasco ha calificado de “vergonzosa” la exposición de Bienzobas. El día de la inauguración, los populares desplegaron carteles de protesta en frente de la casa cultural municipal y denunciaron los crímenes del preso de ETA.

El Gobierno vasco, formado por el PNV y el PSE, ha pedido al Ayuntamiento de Galdakao que se atienda a la petición de las víctimas y se retire la exposición. Josu Erkoreka ha cuestionado la “cobertura pública” de la muestra por la cesión de espacios municipales por parte de la Administración local. En este sentido, ha solicitado al consistorio que sea “sensible con las víctimas” y atienda su reclamación. El PP se ha sumado a la petición.

¿Cuál es el contexto?

Jon Bienzobas cumple cuatro condenas en España desde enero de 2018, cuando fue entregado por Francia después de cumplir 13 años de cárcel. En 2007, la Audiencia Nacional lo condenó a 30 años de prisión por el asesinato de Tomás y Valiente el 14 de febrero de 1996.

Bienzobas suma además una condena de 30 años por el asesinato de un trabajador de Iberduero en Getxo (Bizkaia) en 1990 y otra de 20 años por tenencia de explosivos y depósito de armas de guerra cuando militaba en el comando Madrid. También pesan sobre él 186 años de cárcel por un atentado frustrado con un coche bomba contra un vehículo del Ejército del Aire en 1994. Bienzobas suma en total una condena de 266 años, que cumple actualmente en la cárcel de Puerto de Santa María (Cádiz).

¿Qué hay que tener en cuenta?

La Audiencia Nacional ha desestimado la petición de Covite de cancelar la exposición. El magistrado del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Alejandro Abascal, argumenta que de ningún caso se desprende que el acto haya sido promovido por una organización ilegal ni que la misma exposición “vaya a constituir un acto de humillación y desprecio a las víctimas”.

“Exclusivamente se trata de una exposición de cuadros y esculturas realizado por una persona condenada a prisión, integrante de la organización terrorista ETA”, indicó el magistrado en su auto.

Covite ha recurrido este martes la decisión del juez e insiste en que la muestra “vulnera clara y gravemente” el artículo 578 del Código Penal en lo que respecta al delito de humillación y menosprecio a las víctimas del terrorismo.

#Fact

El arte forma parte del cometido de reeducación y de reinserción social de muchas instituciones penitenciarias, que tratan de conseguir que los presos salgan de las cárceles con habilidades nuevas. Algunos tienen incluso la oportunidad de exhibir sus obras en museos, como los ocho reclusos de la prisión de Soto del Real (Madrid) que presentaron en mayo la exposición “Ex-presa, ex-preso” en el Museo de Artes Decorativas.

Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente