Newtral
Nos preguntáis por la herida en la ceja de una diputada de Vox en un acto electoral del País Vasco
Siguiente

Nos preguntáis por la herida en la ceja de una diputada de Vox en un acto electoral del País Vasco

Tras la denuncia pública del partido de Abascal, en redes sociales se ha puesto en duda la veracidad de la lesión de la diputada De Meer y del informe médico de urgencias. La Ertzaintza confirma la lesión sufrida por la representante de Vox.

Nos habéis preguntado, a través de nuestro servicio de verificación de Whatsapp, por la “pedrada” a la diputada de Vox por Almería Rocío de Meer durante un acto de la campaña electoral para el 12-J en Sestao (País Vasco). 

El líder de la formación, Santiago Abascal, publicó una imagen en la que se podía ver a De Meer con la ceja ensangrentada. El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, aseguró que se trataba de un fake y Vox ha reaccionado compartiendo en Twitter el parte médico de la diputada. Esto es lo que sabemos.

El contexto: protestas violentas durante el mitin electoral del 26 de junio

El viernes 26 de junio, Vox celebró el primer acto oficial de campaña en la Plaza de San Pedro del municipio de Sestao (Vizcaya). Centenares de personas se habían concentrado en el lugar antes de las 20:00, hora prevista para el inicio, con el objetivo de mostrar su rechazo a la formación política y boicotear el acto electoral. 

Las protestas acabaron en altercados y lanzamientos de objetos, a los que la Ertzaintza reaccionó cargando contra los manifestantes, como se ve en este vídeo emitido por la cadena pública vasca ETB.

Según narró la propia De Meer en un programa de radio del 30 de junio, al principio del acto le alcanzó “una piedra en la zona de la ceja”. “Afortunadamente, no me dio en otro sitio y estoy bien», añadió. También contó que estaban “sitiados, sin poder salir por ningún lado” de la plaza y que los manifestantes lanzaban “piedras, huevos, bolitas de acero y botellas”.

No hubo denuncia, pero la Ertzaintza confirma la herida en la ceja de De Meer

La Ertzaintza corroboró que la diputada resultó herida “por un objeto” en una nota de prensa, indicando además que había sido necesario escoltar tanto a dirigentes de la formación política como a los asistentes al mitin “para garantizar su seguridad” frente al acoso de los manifestantes, que intentaron “reventar el acto electoral”. Asimismo, informó de que se habían abierto diligencias para “esclarecer penalmente qué personas o grupos de personas” eran responsables de los incidentes en Sestao.

Según ha confirmado la Ertzaintza a Newtral.es, por el momento ni De Meer ni otras personas afectadas han presentado ninguna denuncia al respecto.

Vox difunde la foto en redes sociales

Santiago Abascal subió esa misma noche a su cuenta de Twitter una imagen de la diputada Rocío de Meer con la ceja ensangrentada, acompañada del texto “PNV culpable”.

27 de junio: mitin en Irún, De Meer no acudió a urgencias el día de la agresión

Al día siguiente, 27 de junio, Vox seguía su campaña en el País Vasco y Rocío de Meer acudió a un acto en Irún (Gipuzkoa). 

En este vídeo grabado durante el mismo, se puede ver a Rocío de Meer confirmando que no fue al hospital y que le curó la herida “alguien de seguridad” (minuto 13:14). Y a la pregunta de “¿Dónde está la piedra?” añade “Y dónde está el parte, ¿no?”. Sobre si la pedrada existió o no, la diputada afirma no tener “nada que ocultar”.  

Vídeo del acto en Irún (27 de junio)

Varios usuarios de redes sociales han señalado que en las imágenes ya no se apreciaba señal del corte en la ceja de De Meer, un día después de lo sucedido en Gestao. Por el ángulo de grabación del vídeo, no se visualiza correctamente el lado derecho de la cara.

28 de junio: acto en Laguardia y acusación de Echenique

El 28 de junio a las 09:36, la diputada respondió a través de un hilo de Twitter “a todos los progres” que estaban “tan preocupados” por su salud. “Si hubiera sido un invento, hoy en Irún me habría puesto una tirita. Si supiera disimular la sangre tan bien, habría tenido un parte médico maravillosamente disimulado también”, señalaba.

Sobre por qué no acudió a un ambulatorio en el momento de la agresión, De Meer contestó en la misma publicación que «hasta las 23 horas” no estuvieron seguros tras la intervención de la Ertzaintza, y el impacto lo recibió a las 20:00. La diputada de Vox explicó que la herida era “limpia, no siguió sangrando” y no acudió a un ambulatorio porque no lo consideró  necesario. “No soy una pupas. Y dije que estaba bien desde el minuto 1”, añadió.

También comunicó que asistiría al acto programado para ese día a las 12:30 de la mañana en Laguardia (Álava).

El portavoz del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, escribió dos horas después en su cuenta de Twitter: “Si la ultraderecha fake «informa» de algo, casi ningún medio lo contrasta, casi todos lo publican como cierto”. Acusó a la diputada de Vox de “ponerse un poco ketchup” en la ceja y difundir un bulo.

En un vídeo emitido en directo desde Laguardia, aparece De Meer enseñando el corte (minuto 1:01:35). 

Vídeo del acto en Laguardia (28 de junio)

Vox responde con el parte médico, firmado en Logroño

Tras ponerse en entredicho la agresión, el líder de Vox Santiago Abascal respondía la tarde del 28 de junio (a las 14:33 horas) haciendo público un parte médico que aseguraba que correspondía a la agresión a De Meer y acusando a Podemos de “desacreditar a las víctimas” de su odio.

El informe, del que solo podemos ver una parte, está fechado el mismo día 28 de junio en Logroño. Habla de una “contusión en la ceja izquierda, que ha curado en casa con alcohol, refiriendo leve dolor con mejoría en esa zona respecto a días previos”.

Parte médico publicado por Santiago Abascal

Posteriormente, en el apartado “impresión clínica” se puede leer “herida supraorbitaria izquierda” “TCA leve” (traumatismo craneoencefálico) y, en una tipografía diferente, “cefalea tensional sin signos de alarma”. Para el tratamiento, se recomienda ibuprofeno y “curar la herida con Betadine, o agua y jabón”.

Debido a normativa de protección de datos del paciente, no se puede verificar la veracidad del informe con el hospital en cuestión.

30 de junio: Echenique no se retracta

Dos días después, el portavoz de Podemos insistió en la falsedad de la lesión: “Alguien tiene que decir que se inventaron la pedrada, que la ultraderecha no para de mentir y que la normalización de la mentira en política y su redifusión por parte de ciertos medios es un fortísimo disolvente de la democracia”, escribió en su perfil de Twitter.

Preguntado el 1 de julio en el Congreso por su comentario, Echenique respondió: «No tendré ningún problema en condenar una agresión a cualquier persona, sea o no diputado, siempre y cuando haya existido».

La herida sigue de actualidad

En los días posteriores, De Meer ha vuelto a referirse a este asunto en varias ocasiones. En declaraciones a los periodistas antes de un acto de campaña en Galicia el 1 de julio, calificó la polémica de “debate ridículo”.

La diputada de Vox, Rocío de Meer, con una marca en la ceja izquierda producida durante los altercados de Sestao, atiende a los medios de comunicación momentos antes de la videoconferencia con emigrados gallegos de todo el mundo llevada a cabo hoy desde la sede del partido en A Coruña. EFE/Cabalar
Foto: Rocío de Meer el 1 de julio en A Coruña| EFE

Tanto ella como la formación política a la que pertenece recriminan a la izquierda no haber condenado la agresión. «Los del ‘hermana yo sí te creo’ resulta que si el agredido tiene una ideología política, no solo no bastan las fotos, sino que hay que mostrar el parte médico, que también es puesto en duda», dijo la diputada de Vox.

No es el primer incidente de Vox en el País Vasco

Desde el inicio de la campaña electoral del 12-J, se han podido ver escenas violentas similares en varias ciudades vascas. En Bilbao, el 19 de junio centenares de personas se concentraron en protesta por la celebración de un mitin de Vox en el que participaba el secretario general, Javier Ortega Smith, junto al candidato de Vox por Bizkaia Niko Gutiérrez. Al final del acto se lanzaron piedras y botellas, cargando la Ertzaintza contra los manifestantes.

En Irún, también se vivieron momentos de tensión, aunque el dispositivo policial pudo evitar que los antifascistas accedieran al perímetro del acto. La Ertzaintza informó de que esa protesta del día 27 había sido “prohibida” previamente a lo ocurrido en Sestao, precisamente por la modificación del recorrido. Los manifestantes solicitaron una segunda convocatoria “para hacer coincidir el final de su manifestación con la hora y el lugar en el que Vox había decidido celebrar definitivamente su mitin”.

En el comunicado, la policía autonómica vasca recuerda que “la alteración del orden público en un acto electoral puede constituir delito tal y como establece la Ley Orgánica 5/1985 de Régimen Electoral General que contempla penas de 3 a 12 meses”.

La Junta Electoral autonómica se refirió a estos incidentes en una declaración del día 30, haciendo un “llamamiento a la ciudadanía” para que la campaña electoral pueda discurrir “con plena y total libertad, sin ninguna injerencia ni acto violento” que vulnere la libertad de expresión.

Fuentes:

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente