Newtral


Hacia la séptima ronda de contactos con Felipe VI
Siguiente

Hacia la séptima ronda de contactos con Felipe VI

Según el artículo 99 de la Constitución, el papel del Rey en este momento de bloqueo es convocar a los partidos en busca de un candidato con suficientes apoyos. La Casa Real se comprometió en julio a hacerlo antes del 23 de septiembre.

Toma de posesión de Pedro Sánchez | La Moncloa

El bloqueo político tiene su faro particular en el artículo 99 de la Constitución. Es la norma que rige el procedimiento de investidura de un presidente en España y establece que, tras las elecciones, el papel del Rey es encargar a un candidato que forme Gobierno, a través del presidente del Congreso de los Diputados. Y para ello, se habrá reunido previamente con representantes de los diferentes partidos con representación parlamentaria. Si ese candidato no consigue la confianza de la mayoría absoluta del Congreso, se repite la votación 48 horas más tarde, y logrará ser investido con mayoría simple. Esta descripción corresponde a lo sucedido entre el 28 de abril y el 23 de julio. Pero, ¿qué va a pasar a partir de ahora?

El artículo 99 en su punto 4 marca la hoja de ruta. Si tampoco se ha logrado la confianza, añade, “se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores”. Es decir, el Rey en las próximas semanas puede abrir una nueva ronda de contactos con los partidos, una tarea a la que se comprometió en el comunicado posterior a la fallida investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Si la convoca en los próximos días, se trataría de la séptima ronda de consultas que abre Felipe VI, que como contaba Newtral, ya realizó cinco en 2016. 

¿Por qué es importante?

En el citado comunicado de julio, Felipe VI también trasladaba su voluntad de “no iniciar, por el momento” unas nuevas consultas, de manera que las formaciones pudieran “llevar a cabo las actuaciones que consideren conveniente”. Y así concedió algo de margen a los partidos para trabajar en nuevos acuerdos que permitieran formar acuerdo. “En todo caso y antes de que finalice el plazo constitucional de dos meses desde la primera votación de investidura – un plazo que expira el próximo 23 de septiembre– Su Majestad el Rey realizará nuevas consultas con la finalidad de constatar si (…) puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios”. 

El punto 5 del artículo 99 agrega que si no hay un candidato que logre juntar apoyos suficientes transcurridos esos dos meses, “el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones”, en este caso, el 10 de noviembre.

¿Cuál es el contexto?

Lo cierto es que el mes de agosto no ha sido el más productivo en negociaciones. Cuatro meses después de las elecciones, el PSOE y Unidas Podemos no han dado grandes pasos, no mantienen abierto ningún canal de comunicación y se envían mensajes a través de los medios. Lo más reseñable es la propuesta presentada hace una semana por la formación morada, desestimada por la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, quien este martes también avanzó que el partido socialista trabaja en una contraoferta más amplia. El PSOE se ha enrocado en el no a una coalición y reivindica trabajar en políticas y programas, mientras que Unidas Podemos suavizó el tono este martes y evitó trazar líneas rojas.

Lo hizo en la Diputación Permanente del Congreso, el órgano que queda de guardia durante las vacaciones, al votar en contra de que Sánchez compareciera inmediatamente sobre las comisiones europeas y propiciar que sea Calvo la que explique la gestión del Open Arms. Además, la portavoz de la formación morada, Noelia Vera, insistió en que repetir las elecciones el 10 de noviembre sería el “peor escenario” y agregó que tienen “la mano tendida”. “Nosotros somos cuarta fuerza, él (Sánchez) es el que tiene que responder ante el Rey”, dijo en una rueda de prensa.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Con el inicio de septiembre, la próxima semana promete disparar la actividad política. Según El País, Sánchez convocará el lunes a la comisión ejecutiva federal para trasladar a la dirección del partido los principales ejes de la propuesta programática en la que trabajan, después de reunirse con los colectivos sociales que ocupan su agenda de esta semana. Y en función de “las expectativas de éxito o fracaso de una nueva investidura”, añade, el partido convocará al comité federal o a mediados de mes o después del día 23, plazo máximo para formar Gobierno. Por otra parte, El Mundo advierte de que en las filas moradas comienza a cundir la opinión de que Iglesias debe aceptar la oferta de coalición que Sánchez hizo en julio, una vicepresidencia con los ministerios de Igualdad, Vivienda y Sanidad que Unidas Podemos rechazó al considerar que estaba vacía de contenido. 

La sexta ronda de consultas del Rey concentró a 15 partidos en dos días, el 5 y 6 de junio pasados, gracias a una lista que le facilitó la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. ERC y EH Bildu renunciaron a participar. Tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, Felipe VI llegó a convocar hasta tres rondas al no ser posible que los partidos alcanzaran un acuerdo fructífero. Tras las elecciones de 2016, convocó otras dos rondas. 

#Fact

En su discurso de primera sesión de investidura del intento fallido de julio, Sánchez propuso cambiar el artículo 99 de la Constitución a través de un pacto de Estado. ¿El propósito? Evitar futuros bloqueos políticos en las investiduras, de forma que solo haya una votación que conceda la Presidencia a quien consiga la mayoría simple

“Los ciudadanos no deben sufrir nunca más la amenaza de una repetición electoral, con una votación basta”, dijo el pasado 22 de julio. Los últimos cuatro años demuestran según Sánchez que existe “una nueva realidad parlamentaria” que poco tiene que ver con el bipartidismo del pasado.


Descárgate Pronóstika
iOS | Android

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente