Newtral


¿Habrá fútbol los lunes? Preguntas y respuestas
Siguiente

¿Habrá fútbol los lunes? Preguntas y respuestas

El Juzgado Mercantil número dos de Madrid ha resuelto con una decisión salomónica el conflicto entre La Liga y la Federación Española de Fútbol sobre los horarios de los partidos de Primera y Segunda División. 

EFE/Jesús Diges

El Juzgado Mercantil número dos de Madrid ha decidido que los partidos de fútbol de Primera y Segunda división española se jugarán los viernes, pero no los lunes. Con este fallo resuelve el conflicto entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional (La Liga) al frente de la que está Javier Tebas; y la Federación Española de Fútbol (RFEF), que dirige Luis Rubiales. Ambas tienen puntos de vista contrarios sobre el asunto y se atribuyen las competencias para establecer los horarios del fútbol.

¿Cuál es el conflicto?

Por un lado, está La Liga, que quiere que se jueguen partidos los lunes y los viernes y defiende que la decisión de fijar los horarios es una competencia que les corresponde exclusivamente a ellos, para lo que se apoya en el Real Decreto Ley 5/2015, que regula la venta de los derechos de explotación televisivos y, asegura, le otorga las competencias para determinar los horarios de los partidos de Primera y Segunda. Por su parte, la RFEF niega que el decreto le otorgue esa competencia a La Liga y defiende que la última decisión le corresponde a ellos al ser la máxima autoridad del fútbol en España.

Esto ocurre porque en el último convenio que firmaron las dos partes y que determina las competencias que la RFEF y La Liga alcanzan para la renovación, la celebración de partidos en viernes y lunes fue un punto que quedó fuera. Por ello, los distintos organismos promocionaron el calendario de partidos con distintas fechas de inicio y la jueza de Competición de la REFE vetó los partidos de los viernes y los lunes. No obstante, La Liga anunció que se ceñiría a la decisión de la justicia ordinaria, que es la que ha llegado con este fallo.

¿Qué supone esta decisión?

La decisión conlleva que se mantenga como primer partido de la competición de este año el Athletic-Barcelona, que se disputará el viernes 16 a las 21:00 horas. Este fallo, al ser medidas cautelares, sirve para las tres primeras jornadas (o semanas) de Liga, ya que son las que están ya establecidas en el calendario. Con esto, deberán modificarse los partidos del lunes de las dos primeras jornadas: Mallorca-Eibar y Betis-Valladolid del 19 de agosto, y el Leganés-Atlético de Madrid del día 26. En Segunda División esta resolución afectará al encuentro entre Elche y Fuenlabrada del día 19, al Extremadura-Fuenlabrada del día 26, y al Girona-Málaga del 2 de septiembre.

Sin embargo, el fallo no entra en el fondo del asunto de las competencias, es decir, no determina a quién corresponde fijar el programa exacto de los partidos. Esto supone que el conflicto no tendrá una resolución definitiva hasta que se dictamine quién tiene la competencia para fijar los horarios, si la RFEF o La Liga.

¿Es firme?

No. Además, cabe recurso de apelación por cualquiera de las partes, al no haber dado la razón completa a ninguno de los interesados. De hecho, La Liga, tras conocer la decisión, ha anunciado que recurrirá la decisión de la justicia. «La Liga quiere manifestar que, aunque el citado auto ha procedido a estimar parcialmente las peticiones que ha demandado La Liga en cuanto a la solicitud de medidas cautelares, esta Asociación con el interés de proteger los derechos de sus Clubes y SAD afiliados, no está de acuerdo con el mismo y va a proceder a ejercer su derecho de trasladar un recurso de apelación», ha adelantado.

¿Qué opinan las cadenas de televisión y los bares?

Por su parte, las cadenas de televisión que se han hecho con los derechos de emisión del fútbol critican que al eliminar días en los que se disputa el fútbol y tener que reacondicionar los partidos en dos días provoca que se solapen en horarios. Así, defienden que pagaron por retransmitir un determinado número de horas de fútbol a la semana, y el solapamiento de horarios provocaría que se vieran reducidas. Esto además supondría un perjuicio económico que exigirían a los clubes.

También los establecimientos del canal HORECA (HOteles, REstaurantes y CAfés) que ofrecen fútbol en sus recintos pagan a La Liga una cantidad anualmente por los derechos de emisión a través de LaLigaTV, el canal especial para estos establecimientos. Sin embargo, si ven reducida su oferta de cuatro días (de viernes a lunes) a los sábados y domingos, los hosteleros podrían reclamar una rebaja del precio que abonan anualmente, al haber cambiado las condiciones de la compra de derechos.

La Liga, por su parte, ha denunciado la existencia de piratería en algunos establecimientos y explicó en junio de 2018 en un comunicado que estas acciones, que detectaron en 800 establecimientos, suponen anualmente una pérdida estimada de 150 millones de euros «para el fútbol español».

¿Y los aficionados?

Desde la RFEF defienden que programar partidos los viernes y los lunes resta asistencia a los estadios y perjudica a los aficionados, así como también interfiere en el número de días libres de los futbolistas. Lo mismo piensan los aficionados, que se han movilizado para evitar que haya fútbol los lunes y, a través de Fastfe, una de las asociaciones que agrupa a colectivos, peñas y pequeños accionistas, lanzaron una petición en change.org y un comunicado para lograr recabar firmas que consigan parar la decisión de La Liga.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente