Newtral


Día Mundial del donante: el viaje de las donaciones de sangre
Siguiente
El proceso para donar sangre consta, en general, de dos fases. En primer lugar, el donante debe someterse a una prueba de hemoglobina, a una medición de tensión y responder a un cuestionario de salud y hábitos de vida que es idéntico en todos los casos y que actúa como documento de consentimiento informado. En este cuestionario se indicarán los resultados en las pruebas practicadas. Tendrás que facilitar tu DNI y datos de contacto.

Día Mundial del donante: el viaje de las donaciones de sangre


El 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, que conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, quien descubrió los grupos sanguíneos ABO y por el que fue galardonado con un Premio Nobel de Medicina en 1930. Tan solo 6 años después, en España comenzarían las primeras donaciones de sangre dentro del marco de la Guerra Civil.

Desde entonces, la donación de sangre es una práctica habitual y necesaria en todo el país. Te explicamos el proceso.

Cómo donar sangre

Cualquier ciudadano que cumpla los requisitos puede donar sangre de forma altruista (tal y como recoge el Real Decreto 1088/2005). Es decir, sin recibir ninguna contraprestación económica.

El proceso para donar sangre consta, en general, de dos fases. En primer lugar, el donante debe someterse a una prueba de hemoglobina, a una medición de tensión y responder a un cuestionario de salud y hábitos de vida que es idéntico en todos los casos y que actúa como documento de consentimiento informado. En este cuestionario se indicarán los resultados en las pruebas practicadas. Tendrás que facilitar tu DNI y datos de contacto.

Acto seguido, y si el donante resulta apto, comienza el proceso de donación, que normalmente dura menos de siete minutos y en el que se extraerán 450 mililitros de sangre. Una cantidad que es segura para todas las personas que pesen al menos 50 kilogramos, que es el mínimo para poder ser donante.

Donar en la Comunidad de Madrid

Aunque evidentemente se puede donar sangre en todos los puntos de España, pondremos como ejemplo cómo funciona el proceso en la Comunidad de Madrid. La CAM cuenta con diferentes puntos de donación repartidos por todo el territorio, tanto fijos (en centros médicos) como unidades móviles (los autobuses de donación).

Todos los hospitales de naturaleza pública cuentan en sus instalaciones con zonas para donantes de sangre, mientras que solo los Hospitales HM (una empresa privada) de Sanchinarro, Montepríncipe, Torrelodones y Puerta del Sur disponen de este servicio. En el Centro de Transfusiones de Madrid (que depende de la Consejería de Sanidad) también disponen de una sala para donantes.

Respecto a las unidades móviles -los populares autobuses que recogen donaciones-, desde 2013 tan solo Cruz Roja, junto con Hospitales HM, tienen permiso de la comunidad para realizar este tipo de extracciones.

Dónde va tu sangre (en Madrid)

En el caso de que la donación se realice a través de la Cruz Roja, la extracción se envía al Centro de Transfusiones de Madrid. Este es el encargado de procesarla, analizarla y, posteriormente, distribuirla a los distintos centros sanitarios para atender a los pacientes que la necesiten. Lógicamente, las donaciones realizadas en centros públicos se gestionan de forma directa con el Centro de Transfusiones, que también es un ente público.

En el Centro de Transfusiones se trata la bolsa de sangre recibida (o por la Cruz Roja o por Hospitales HM) mediante centrifugación para obtener: plasma, plaquetas y hematíes (glóbulos rojos). De esta manera, de cada donante se obtienen tres componentes útiles para más de un paciente, en función de su necesidad.

Una vez es procesada, el Centro de Transfusiones almacena las diferentes bolsas y las mantiene hasta su distribución. Los centros sanitarios solicitan los componentes según las necesidades que tengan y desde el Centro se evalúa y se envía. En el caso de que el hospital sea público, la entrega de la sangre es gratuita. Mientras que si el hospital es privado, sí debe pagar por cada componente.

La Comunidad de Madrid actualiza los precios cada cierto tiempo el precio de estas unidades que solo adquiere la sanidad privada. En la actualidad, los paquetes de plaquetas son los más caros con un precio de 350 euros, mientras que los de plasma son los más baratos: cuestan 100 euros.

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente