Newtral
Bill Gates no ha dicho que la vacuna contra la COVID-19 podría matar a 700.000 personas
Siguiente

Bill Gates no ha dicho que la vacuna contra la COVID-19 podría matar a 700.000 personas

Circula un bulo que tergiversa unas declaraciones vertidas por el magnate en una entrevista en televisión.

Bill Gates | Foto: Frederic Legrand - COMEO

De los múltiples bulos que circulan sobre el cofundador de Microsoft, Bill Gates, hay uno que dice que el magnate ha asegurado que 700.000 personas podrían morir tras inyectarse la vacuna de la COVID-19. Según el mismo texto, Gates habría dicho que estas vacunas «deben estar sobrecargadas» para que funcionen en grupos vulnerables como los ancianos. Ambas afirmaciones son falsas. El bulo tergiversa una entrevista que el magnate concedió el 9 de abril a la cadena de televisión estadounidense CNBC.

Por poner en contexto esa cifra, en el momento de la publicación de este artículo, el número de víctimas en todo el mundo está cerca de cerca de alcanzar las 400.000 personas. Es decir, según el bulo, Gates habría dicho que la vacuna acabaría con la vida de más gente que la que ha matado el propio coronavirus en cinco meses.

Aún no hay una vacuna para el virus pero, a través de su fundación, Bill y Melinda Gates han aportado más de 300 millones de dólares para apoyar la investigación del virus y el desarrollo de una vacuna. El empresario ha defendido en varias ocasiones que todo el mundo debe tener acceso a la futura vacuna.

Lo que dijo en la entrevista de CNBC es que «si una de cada 10.000 produce efectos secundarios, significa que más de 700.000 personas los padecerán». Es decir, Gates hizo una regla de tres: en el hipotético caso de que toda la población del planeta recibiera la vacuna —unos 7.700 millones de personas, según la ONU—, habría 770.000 personas que podrían sufrir efectos secundarios.

Tres semanas después de esta entrevista, el filántropo publicó en su blog un artículo en el que explica que la seguridad y la eficacia son los dos objetivos más importantes de cada vacuna y donde matiza a qué se refiere con efectos secundarios: «Seguridad suena exactamente a lo que es: ¿La vacuna es segura como para dársela a la población? Algunos efectos secundarios menores (como una leve fiebre o dolor en el lugar de la inyección) pueden ser aceptables, pero uno no desea inocular a las personas con algo que las haga enfermar».

Gates tampoco ha dicho que la vacuna tenga que estar «sobrecargada» para ser efectiva en ancianos

Según el mismo bulo, Bill Gates habría dicho en la entrevista que las vacunas no funcionan en ancianos y otros grupos vulnerables y que por eso hay que «amplificar» su efecto. De nuevo, se han tergiversado sus declaraciones. Lo que Gates dijo fue que «necesitamos una vacuna que funcione en el rango de edad superior porque tienen mayor riesgo».

El empresario también afirmó que «la eficacia de las vacunas en las personas mayores supone siempre un gran desafío» y que «la mayoría de los beneficios proceden de que los jóvenes no propaguen el virus al estar vacunados». En su blog especificó que «Cuanto más envejeces, menos eficaces se vuelven las vacunas. Tu sistema inmunitario —como el resto de tu cuerpo— envejece y se vuelve más lento para reconocer y atacar a los invasores. Ese es el gran problema para la vacuna del COVID-19».

Epidemia de ataques a la fundación Gates

Recientemente también ha circulado que en la fachada de la Fundación Gates se lee «centro para la reducción global de la población humana» o que Gates es el propietario de la patente de la nueva cepa de coronavirus. Ambas afirmaciones son falsas.

Además, dos días antes de la entrevista de la CNBC, Robert F. Kennedy Jr, sobrino del expresidente John F. Kennedy, publicó en Instagram un bulo que indicaba que la fundación Gates testó su vacuna de la polio en la India provocando la parálisis de casi 500.000 niños entre el año 2.000 y el 2.017.

El bulo se fundamenta en la existencia de la Unidad de Soporte Técnico para la Inmunización (ITSU por sus siglas en inglés). Esta fue creada por la Fundación Gates en 2012 para ayudar al Ministerio de Salud y Bienestar Familiar de la India en programas de inmunización masiva, pero desde 2017 funciona plenamente como un organismo público.

Según el verificador estadounidense PolitiFact —que, como Newtral.es, forma parte del IFCN—, Kennedy Jr es uno de los mayores lobbistas antivacunas de EE.UU. En PolitiFact no encontraron ninguna otra referencia creíble a este asunto en medios de comunicación y el verificador Snopes.com también lo ha desmentido.

La Organización Mundial de la Salud recuerda que una de cada 2,7 millones de dosis administradas puede provocar parálisis pero, según datos de la OMS, entre el año 2000 y el 2019 solo ha habido 17 casos de poliomielitis de origen vacunal (cVDPV) en la India. Además, en marzo de 2014, la organización declaró el sudeste asiático zona libre de polio, lo que incluye a la India.

En Newtral.es ya explicamos que las vacunas que se encuentran en el mercado han superado todos los controles de certificación pertinentes, son seguras y ayudan a salvar vidas, protegiendo a la persona que se vacuna y a su entorno.

Bill Gates vacuna coronavirus 700.000 personas

Fuentes:

Relacionados

Más vistos

Siguiente