Newtral


Así hemos cambiado: la homosexualidad, según el CIS
Siguiente

Así hemos cambiado: la homosexualidad, según el CIS

En 2019 se cumplen 41 años de la despenalización de la homosexualidad en España. El 26 de diciembre de 1978 el Congreso modificó la Ley de Peligrosidad Social que aseguraba: “Serán declarados en estado peligroso, y se les aplicarán las correspondientes medidas de seguridad y rehabilitación, quienes realicen actos de homosexualidad”.

No obstante, la supresión de la condena legal no vino acompañado por un apoyo social mayoritario hacia el colectivo. Como muestran las sucesivas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), este fue creciendo con el paso del tiempo. Analizamos esta evolución en 7 gráficos.

En 1980, 1994 y 2004 el CIS preguntó sobre cómo se percibía la homosexualidad, dirigiendo exclusivamente el sondeo a psiquiatras en el primero de estos años. En 1980, uno de cada dos profesionales estaba de acuerdo con la frase «se trata de una patología a la que hay que tratar como cualquier otra«. En paralelo, el 34,5% consideraban que era algo «no natural».En las siguientes encuestas estas percepciones disminuyeron en favor de quienes consideraban que ser homosexual es simplemente una opción distinta a la de la mayoría o una decisión respetable.

Al principio de la década de los 90, se planteó a los españoles si consideraban aceptables o condenables las relaciones homosexuales.  En un primer momento, solo el  17% de los encuestados creía que era algo admisible pero este porcentaje hasta el 40,6% solo dos años después.

Casi entrados en 2000, el CIS empezó a preguntar a los españoles cómo de tolerantes pensaban que era la sociedad respecto a los gays y las lesbianas. Las opciones de «muy tolerantes» y «bastante tolerantes» fueron mayoritarias en todos los años.

El 30 de junio de 2005 el Congreso de los Diputados aprobó la reforma de Código Civil que permitía contraer matrimonio a dos personas del mismo sexo. Once años antes el CIS ya preguntó por ello a los españoles: el 46,1% creía que las parejas homosexuales sí debían poder casarse. En 2004 esta postura la compartían dos de cada tres encuestados.

La homosexualidad en el entorno más cercano

Y de lo general a lo particular. El Centro de Estudios Sociológicos ha preguntado en bastantes ocasiones cómo reaccionarían los encuestados si una persona de su entorno les reconociera que es homosexual. Como padres, en 1992 el 71% consideraría un «problema grave» que su hijo mantuviera una relación con alguien de su mismo sexo. Doce años después, las opiniones se invirtieron: eran mayoría los que no lo verían como algo negativo.

Los encuestados se mostraron desde un principio menos reacios a tener como vecinos a una pareja de dos hombres o dos mujeres. El porcentaje de quienes aseguraron que no les molestaría «nada» nunca ha bajado del 50%.

Finalmente, cabe mencionar las actitudes mostradas por los jóvenes, a quienes se puso en la situación de que uno de sus amigos les reconociera que es gay o lesbiana: la inmensa mayoría aseguró que «lo aceptaría como otra opción sexual» y no cambiaría su relación con esa persona.

La última vez que el CIS preguntó expresamente sobre la homosexualidad fue en 2010 en la encuesta sobre las Actitudes de la juventud ante la diversidad sexual y el sondeo dejó un dato estremecedor: la inmensa mayoría había presenciado insultos a personas pertenecientes a este colectivo.

1 Comentario

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente