Newtral


Qué son y de dónde vienen las algas que han invadido (literalmente) algunas zonas de las playas de Tarifa
Siguiente

Qué son y de dónde vienen las algas que han invadido (literalmente) algunas zonas de las playas de Tarifa

Durante estos días parte de la ‘Playa del Balneario’ de Tarifa está literalmente invadida. Y no precisamente por sombrillas, sino por la llamada alga exótica: Rugulopteryx okamurae. Esta especie marina ha copado alrededor de 600 metros del litoral costero tarifeño. El Ayuntamiento ha comenzado ya los trabajos para retirarlas, dejando claro que no supone un peligro para los bañistas: «La gente se puede bañar. No es un problema de salud pública ni nada parecido», explica el Consistorio. Pero el conflicto está en cómo afecta al ecosistema marino. 

«Rápida» y «agresiva» invasión en los últimos años: de dónde viene

Tal y como explican investigadores en el Instituto de Estudios gibraltareños, este alga no es nueva. Durante los últimos dos años, la exótica rugulopteryx okamurae «se ha expandido de forma muy agresiva» sobre fondos rocosos en zonas del Estrecho de Gibraltar, produciendo un grave impacto. Es una especie originaria del pacífico noroccidental, una zona que incluye el Mar de Japón y el Mar de China Oriental, que ha sido vista tanto en el Estrecho (concretamente, Ceuta y Tarifa) como por la costa mediterránea francesa.

Foto detalle de Rugulopterix okamurae en el Estrecho (Fuente: Junta de Andalucía)

Según la investigación del Instituto de Estudios gibraltareños, «se desconoce la vía de entrada de rugulopteryx okamurae en el Estrecho». «Su establecimiento se ha producido de manera expansiva y desbordante, generando un impacto visual y ecológico sin precedentes» en la zona, explica.

La Junta de Andalucía asegura que «es habitual que las especies exóticas que se comportan como invasoras tengan en los primeros tiempos desde su llegada un periodo de dispersión muy rápido en el que ningún elemento autóctono puede frenarla». Sin embargo, existen factores que pueden hacer que con el paso del tiempo su presencia disminuya dependiendo del entorno en el que se encuentren. Por ejemplo, «fuertes corrientes de fondo, años con altas temperaturas, temporales, etc». Por ese motivo, en algunas zonas donde eran muy densas acaban desapareciendo por completo.

Cómo afectan al ecosistema: «Supone una amenaza»

Según explica en este artículo recomendado por investigadores del Instituto Español de Oceanografía, Juan María Arenas, Doctor en Ecología, Conservación y Restauración de Ecosistemas, el alga rugulopteryx okamurae «es una especie que crece sobre sustratos duros» y debido a su rápido crecimiento «termina desplazando o incluso eliminando a otras especies que tenga al lado». «También se ha visto que es capaz incluso de ponerse sobre otras algas o sobre corales y empezar a crecer ahí. Cuando esto ocurre, termina por ahogar a la especie que tiene debajo, ya que según va creciendo le va quitando la luz», explica.

La Junta de Andalucía alerta en una nota que «la presencia y extensión de estas especies exóticas supone la mayor amenaza para la pérdida de la biodiversidad en los ecosistemas naturales». Concretamente, el caso de rugulopterix okamurae ha supuesto «un importante quiebro económico para el sector pesquero». Muchos pescadores han tenido que dejar de utilizar su redes porque las sacaban completamente cubiertas por este alga.

“El Estrecho vive una catástrofe ambiental sin precedentes”

Durante este mes de julio se han celebrado en Tarifa unas jornadas sobre esta alga a la que han acudido diferentes investigadores de distintas administraciones públicas pero también ONG, sectores económicos y sociales. Las conclusiones de las mismas son clarificadoras: «El Estrecho de Gibraltar vive una catástrofe ambiental sin precedentes” y que se ha manifestado con la aparición de estas algas que son “solamente la punta del iceberg”. Esto ha puesto en alerta al sector pesquero, que ve “desaparecer la pesca al modificarse drásticamente los hábitats de las especies más usuales de la zona”.

En ese sentido, tras esas jornadas se ha pedido la creación de una red de conexión y comunicación sobre el alga para que, según explican los investigadores, «se centren los recursos especialmente en el conocimiento de las debilidades del alga que ayuden a su control».

Además, a nivel político, también la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Parlamento andaluz le ha solicitado al Gobierno autonómico un plan de choque para retirar esos arribazones de algas en la costa. 

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente