Newtral
Nos habéis preguntado si Podemos ha aprobado no contratar a judíos en algunos de sus ayuntamientos
Siguiente

Nos habéis preguntado si Podemos ha aprobado no contratar a judíos en algunos de sus ayuntamientos

Las acusaciones de antisemitismo al partido morado se basan en la adhesión de varios consistorios a la campaña Espacios Libres de Apartheid Israelí

Nos habéis preguntado a través de nuestro servicio de verificación de información vía WhatsApp  (+34 682 58 96 64) si es cierto que 58 ayuntamientos de Podemos han declarado los municipios “libres de israelíes”. El origen de esta discriminación sería la adhesión de estos consistorios a la campaña Espacios Libres de Apartheid Israelí (ELAI). Sin embargo ninguno de estos ayuntamientos menciona a “los judíos” o “los israelíes” en sus resoluciones. La campaña está centrada en luchar contra el “sistema colonial y de apartheid israelí” mediante el boicot a empresas que cooperen en la violación de derechos humanos en Palestina y en la actividad en los asentamientos ilegales en Cisjordania. Te explicamos qué sabemos:

¿Los judíos o Israel?

La información publicada en medios que nos habéis enviado asegura que con las resoluciones ELAI los municipios anunciaban que “no contratarían ninguna empresa, producto, entidad u organización que fuera israelí o tuvieran relación con el pueblo judío”.

Desde Newtral.es hemos contactado con los organizadores de la campaña ELAI en España, que pertenecen al movimiento BDS Israel (Boicot, sanciones y desinversiones a Israel), y nos han remitido la resolución tipo que fue aprobada por los ayuntamientos.

 Las medidas a las que los consistorios se comprometen comprenden “garantizar que los fondos y recursos públicos no se utilicen para financiar actividades y/o contratos con entidades, incluidas empresas comerciales, que proporcionan asistencia material a la comisión o mantenimiento de violaciones flagrantes del derecho internacional y de los derechos humanos”.

Las resoluciones reflejan expresamente que no se financiarán estas actividades y contratos cuando estén “relacionados con el comercio o el intercambio de bienes o servicios derivados de la actividad de los asentamientos ilegales de Israel en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, incluido Jerusalén oriental”. Estos asentamientos están reconocidos como ilegales por las Naciones Unidas y esta es la razón de que se intente boicotear el comercio con ellos.

Su población es efectivamente israelí y estas resoluciones afectarían especialmente a los colonos que habitan estos territorios, aunque la causa no sea ni su nacionalidad ni su religión. Según B’Tselem, asociación israelí de vigilancia de los derechos humanos en los territorios ocupados, en Cisjordania viven aproximadamente 620.000 ciudadanos israelíes repartidos entre los más de 200 asentamientos y otras zonas ocupadas de la ciudad de Jerusalén y Hebrón.

Ha sido la asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) la que ha denunciado, en los medios y los tribunales, estas declaraciones ELAI. Esta asociación tiene como misión combatir el antisemitismo y reforzar la relación entre España y el estado de Israel.

Aunque no han respondido a los intentos de comunicarnos que hemos realizado desde Newtral.es, sabemos por su página web que desde la asociación se consideran preocupados por “la expansión en España de un ideario antisemita disfrazado de antisionismo, por el que se aplican clichés clásicos de odio judeófobo al judío colectivo, el estado de Israel que alberga a más de la mitad de los judíos del mundo y cuenta con el masivo respaldo del resto”.

Sin embargo en ninguna de las resoluciones a las que hemos tenido acceso hemos encontrado ninguna referencia a “los judíos” o los “israelíes”. Estas declaraciones ELAI no afectarían a ciudadanos por el hecho de ser judíos y/o israelíes, sino que se aplican a empresas, productos y servicios contratados con ciertos proveedores marcados como partícipes o medios de propaganda de “la política de apartheid” del estado de Israel.

Sí que afectarían especialmente a los israelíes que viven en territorios ocupados de Palestina, pero debido a su actividad de ocupación y no a su nacionalidad. Estas empresas señaladas se pueden consultar en la web de la campaña BDS y en muchos casos ni siquiera son empresas israelíes, sino que participan de la política del estado de Israel en Palestina. Se trata por ejemplo de la estadounidense Caterpillar, cuyos bulldozers y excavadoras son utilizados por el estado de Israel en la construcción de asentamientos en territorio palestino. 

Muchas de las resoluciones han sido anuladas por el pleno o los tribunales

Aunque las declaraciones ELAI puedan parecer nuevas por su reciente aparición en la prensa no lo son. La mayoría se aprobaron en 2015 y 2016 y a día de hoy muchas han sido anuladas por las corporaciones municipales o la justicia. La asociación ACOM viene desde 2015 impugnando las declaraciones en los tribunales de lo contencioso administrativo.

Según los datos publicados en su página web ya se han anulado 59 declaraciones, ya sea por sentencia judicial o por revocación del pleno. Desde la asociación no han querido atendernos aunque desde el despacho de abogados que lleva estos casos nos han asegurado que son 61 las sentencias estimatorias en la jurisdicción contencioso administrativa.

No hemos podido comprobar el número exacto, pero gracias a nuestros compañeros de la red internacional de verificadores IFCN del diario francés Libération sabemos que han sido anuladas judicialmente al menos las declaraciones ELAI de los ayuntamientos de Santiago de Compostela, Langreo, Sant Adrià de Besòs, Olesa de Montserrat, Rivas-Vaciamadrid y Benlloch. Todas estas sentencias anulan el acto del ayuntamiento declarándose Espacio Libre de Apartheid Israelí, siendo diversos los motivos: algunas consideran vulnerado el artículo 14 de la Constitución, otras las consideran lesivas para los derechos fundamentales y otras se limitan a declarar la incompetencia de los ayuntamientos para aprobar resoluciones relativas a las relaciones internacionales, ya que estas son competencia exclusiva del Estado.

Podemos no es el principal protagonista de las resoluciones

La mayoría de los medios han publicado que Podemos ha sido el artífice de estas resoluciones, incluso subtitulando “uno por uno, y bajo la presión de la formación morada, los alcaldes declaraban los municipios libres de israelíes”. El partido también es acusado directamente por la asociación ACOM en diversas ocasiones en su página web y en sus declaraciones a la prensa.

Sin embargo los ayuntamientos listados en la campaña ELAI no pertenecen solo a Podemos y tampoco hay ninguna constancia de órdenes del partido a nivel nacional. Los municipios ELAI tenían alcaldes de IU, Podemos o el PSOE. Además para ser aprobadas estas resoluciones necesitaban del acuerdo de una mayoría del pleno, lo que en la mayoría de los casos implicó el voto a favor de formaciones diferentes.

Relacionados

Más vistos

Siguiente