Newtral


Casado y el consentimiento sexual: qué decía el Código Penal de 1822 que citó en el debate
Siguiente

Casado y el consentimiento sexual: qué decía el Código Penal de 1822 que citó en el debate

El candidato del PP aseguró que «el consentimiento sexual queda muy claro» en el texto penal «desde 1822»

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, afirmó en el debate de candidatos de este lunes que «desde 1822 el Código Penal deja muy claro el consentimiento [sexual]». La afirmación se produjo después de un reproche de Pablo Iglesias. El candidato de Unidas Podemos criticó que Cayetana Álvarez de Toledo (PP) hubiera «puesto en cuestión que solo el sí es sí» en el debate de RTVE del 1 de noviembre: «Estoy convencido de que Pablo Casado está de acuerdo con nosotros», añadió Iglesias.

Casado se remontó a la legislación penal de hace casi dos siglos para responder a Iglesias: «Desde 1822 el Código Penal deja muy claro el consentimiento. Por lo tanto no hay ningún debate«. Hemos consultado el texto de 1822 y las referencias al consentimiento sexual dejan claro que el debate no se puede trasladar en los mismos términos casi dos siglos atrás en el tiempo. El artículo 674 dice: «El que para abusar de una muger casada la robare á su marido, consintiéndolo ella, sufrirá una reclusion de dos á seis años, sin perjuicio de que ambos sufran ademas la pena de adulterio si el marido los acusase (sic.)». Es decir, el consentimiento de la mujer era irrelevante.

«Es una frase muy desafortunada para decir que el consentimiento está claro desde hace mucho tiempo. Y es que remontarse al Código Penal de 1822 es un error gravísimo, porque en aquella época la regulación de los delitos sexuales era algo infernal para las mujeres», explica el catedrático de Derecho Penal Jacobo Dopico. Coincide en este punto el catedrático de Derecho Penal Manuel Cancio: «Toda la regulación no era sobre delitos contra la libertad sexual, sino contra la honestidad. Pretender comparar esto con la situación actual no tiene ningún sentido».

«No se reconocía la ‘libertad sexual’ de las mujeres. Lo que se castigaba era un atentado contra su ‘honestidad’, un atributo que la adornaba pero del que en cierto modo era cotitular su marido o su padre», continúa Dopico. El experto penalista considera que esta afirmación no es verificable: «Es más una valoración que una afirmación sobre los hechos». En definitiva, si Pablo Casado cree que el «consentimiento sexual» ya quedaba muy claro en el Código Penal de 1822, entra del ámbito de su opinión sobre cómo debe estar regulado el consentimiento sexual.

¿Eliminó el PSOE el concepto «violación» del Código Penal?

En relación a la regulación de los delitos contra la libertad sexual de las mujeres, el presidente del PP añadió: «El Código Penal fue modificado en 1995 por el Gobierno del PSOE. Y eliminaron la calificación de ‘violación’. Tuvimos que reincorporarla nosotros».

Esto es cierto y los expertos penalistas nos aclaran los motivos: «El PSOE eliminó el término ‘violación’ porque no apelaba a la libertad sexual sino a un concepto de ‘honestidad’. La mujer ‘violada’ era una mujer ‘profanada’ en su honestidad«, explica Jacobo Dopico. «Había muchas mujeres que sostenían que el término violación era inadecuado porque victimizaba a las mujeres», puntualiza el penalista Manuel Cancio.

Sobre este punto hubo un fuerte debate en el movimiento feminista. «Había una discusión sobre si era adecuado el término ‘violación’, que es el clásico, pero había posturas que pensaban que el concepto remitía a concepciones caducas sobre la libertad sexual que se intentaban superar. El delito de violación implicaba un atentado contra el ‘honor’ de la mujer, que estaba relacionado con la ‘exclusividad’ que tenía un varón sobre ella», explica Mª Ángeles Jaime de Pablo, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis. «No podemos hablar sin tener en cuenta lo que ha pasado todos estos años y la reacción a La Manada», puntualiza.

En cuanto a la postura de los partidos, Diego López Garrido, de Izquierda Unida, defendió ese año en el debate del Congreso de los Diputados mantener el concepto de «violación» dentro del delito de agresión sexual, reconocido como la conducta más grave: «Lo que decimos es que cuando la agresión sexual consista en acceso carnal, introducción de objetos o penetración bucal o anal, en ese caso, estamos ante un delito de violación», indicaba el portavoz de IU.

El diputado Pedro Jover Presa, del PSOE, le respondió: «Históricamente, violación ha sido entendida como penetración vaginal; solamente eso. Eso es lo que desde hace cien años o más en nuestro Derecho Penal positivo ha sido la violación -la penetración vaginal, generalmente con intimidación-, de tal manera que no podía violarse a un varón (…) ni tampoco se llegaba a adoptar como violación determinadas formas de relación sexual que no tenían violencia ni intimidación» . El artículo 179 quedó redactado de la siguiente manera:

Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal, introducción de objetos o penetración bucal o anal, la pena será de prisión de seis a doce años

Artículo 179 del Código Penal tras la reforma de 1995

El PP, que también defendía en 1995 mantener el término «violación», lo recuperó en 1999, y así figura en el 179 del Código Penal, dentro de la agresión sexual:

Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será  castigado, como reo de violación, con la pena de prisión de seis a doce años

Artículo 179 del Código Penal, tras la modificación de 1999

Como se puede comprobar, la discusión era en torno al término «violación», no a la conducta. Esta forma de agresión sexual no dejó de sancionarse con la pena de seis a doce años de prisión.

Fuentes

Relacionados

Más vistos

Siguiente