Newtral
Así es el mapa de los rastreadores en España: entre 0 y 3 contactos identificados por cada caso positivo de COVID-19
Siguiente

Así es el mapa de los rastreadores en España: entre 0 y 3 contactos identificados por cada caso positivo de COVID-19

“En algunos casos no se estaba haciendo la entrevista epidemiológica”, cuenta un trabajador de Salud Pública de Madrid | Consulta aquí la actualización de rastreadores por CCAA a 31 de julio.

Foto: Javier Blasco | EFE

“Ningún país puede controlar la pandemia si no sabe dónde está el virus”. Estas han sido las últimas declaraciones del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Sabemos dónde está el virus en España?

El lunes en rueda de prensa Tedros Adhanom advirtió sobre la importancia de la figura de los denominados rastreadores, los profesionales encargados de buscar a todas aquellas personas que hayan estado en contacto con un positivo en coronavirus para controlar la situación según los protocolos.

“La trazabilidad de los contactos es esencial para todos los países. Puede evitar que los casos individuales se conviertan en brotes y estos, en transmisión comunitaria”, declaró el director de la OMS. La organización confirma que la figura de los rastreadores (del inglés, tracers)  es “una de las herramientas más importantes” para contener el COVID-19.

Sin embargo en España todavía se desconoce el origen del 50,8% de los casos de coronavirus. De media en nuestro país los equipos de rastreo identifican entre 0 y 3 contactos por cada caso de coronavirus positivo.

tabla informe rastreadores
Contactos identificados por caso

Así lo indica el último informe de la Red de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), elaborado con los datos epidemiológicos recabados por el Ministerio de Sanidad entre el 11 de mayo y el 15 de julio. 

Con el fin del estado de alarma hace ya un mes, se eliminaban las restricciones a la movilidad y entraba en juego el ‘Plan para la transición hacia una nueva normalidad’ del Ministerio de Sanidad. El objetivo de este plan era recuperar “paulatinamente” la actividad económica y la vida cotidiana, dice el texto, “manteniendo como referencia la salud pública”.

Esa vida cotidiana a la que hace referencia implica que la gente pueda salir a la calle, celebrar reuniones familiares o incluso participar del ocio nocturno. Por ello el número de contactos o posibles contactos de riesgo (a menos de dos metros, durante 15 minutos y sin mascarilla) es mucho mayor a tres personas, el número máximo que se está rastreando actualmente de media en España por cada caso positivo. 

El Ministerio de Sanidad no ha determinado un ratio o número concreto de rastreadores que debe haber por cada habitante, aunque sí considera imprescindible el seguimiento y la monitorización de los casos. Para ello, en su ‘Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19’ recomienda reforzar los servicios de atención primaria.

En Newtral.es hemos consultado a las 17 autonomías españolas cuál es el número de rastreadores que tienen activos actualmente, los datos han sido recabados entre el 17 y el 22 de julio.  Si miramos el mapa de rastreo en España, las cifras de profesionales que se encargan de identificar el entorno de cada paciente de coronavirus es muy diferente. 

Esto ocurre porque hay regiones donde ese rastreo no solo lo hacen los equipos de vigilancia del coronavirus, sino que también desempeñan esta labor los médicos y enfermeros de Atención Primaria. 

Las comunidades que menos rastrean

Según el estudio de la RENAVE, Cataluña -junto con Castilla y León y Madrid- es la comunidad que menos contactos identifica por cada paciente de COVID-19, entre 0 y 2. Una cifra que se hace pública en mitad de los rebrotes de Lleida y Barcelona y las peticiones de confinamiento a sus poblaciones por parte de las autoridades.  

La semana pasada la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, criticaron la “insuficiente” capacidad de rastreo de la Generalitat. Tres días después la consellera de Salut, Alba Vergés, anunció la incorporación de unas 500 personas para llevar a cabo la trazabilidad de los casos positivos y de sus contactos. 

El Departament de Salut ha informado a Newtral.es de que esa incorporación es “inminente”, aunque de momento (a fecha 20 de julio) el número de rastreadores en Catalunya se mantiene en 120.  

Con seis rastreadores más cuenta la Comunidad de Madrid. El equipo está formado por 126 personas, entre epidemiólogos de Salud Pública, médicos preventivistas, enfermeras y operadores contratados expresamente que, a través de una centralita, se encargan de llamar a los contactos de la persona contagiada. 

Desde la Comunidad de Madrid informan de que este sistema, desarrollado por la Dirección General de Salud Pública “realiza una media de 1.000 seguimientos diarios a contactos estrechos de casos confirmados”. A este equipo se están incorporando esta semana 18 profesionales de enfermería, “con previsión de ampliarlo a 41 más”, explican desde la Consejería de Sanidad. 

Cuando se realice esta ampliación habrá en Madrid un total de 185 rastreadores para los más de seis millones y medio de habitantes que tiene la comunidad. Es decir, habrá casi tres rastreadores por cada 100.000 madrileños, una cifra muy por debajo de la recomendada por la Universidad Johns Hopkins: 30 rastreadores por cada 100.000 habitantes

Madrid puede convertirse en Catalunya

Aunque, según RENAVE, solo se identifican entre 0 y 3 contactos por cada positivo de COVID-19, el sistema madrileño es “eficaz”, informan. En Newtral.es hemos contactado con un epidemiólogo de Salud Pública de esta comunidad que asegura que “el viernes se quedaron como cien contactos sin trazar, y han entrado más casos durante este fin de semana”. 

Este experto calcula que se deberían estar investigando muchos más contactos que cuando la población estaba confinada, ya que “ahora todo el mundo estamos trabajando, de vacaciones y quedando con la familia”, apunta. 

Como epidemiólogo que ha trabajado de rastreador durante la pandemia, considera que no se ha hecho una preparación de respuesta adecuada frente a posibles rebrotes: “tendrían que haber puesto a gente en segunda fila, formada y preparada para el momento en que se diera un mayor número de casos”. “Lo que ha ocurrido en Catalunya tiene mucha pinta de que va a ocurrir aquí”, sentencia. 

Esta misma semana, según cuentan fuentes de Salud Pública a Newtral.es, “han movilizado a epidemiólogos” que estaban haciendo otras tareas para incorporarlos a hacer entrevistas. La causa, sospechan, es que se están empezando a acumular casos “en los que no se estaba haciendo la entrevista epidemiológica”

Canarias, a la cabeza de rastreos

Al otro lado del mapa se encuentra Canarias, que identifica entre 3 y 27 contactos por cada caso de COVID-19, con una media de seis, como indica la tabla de RENAVE-. Solo un centenar de profesionales conforman los distintos equipos de rastreo de COVID-19 de las islas, y tampoco se han hecho contrataciones externas, pero los cinco mil médicos y enfermeros de Atención Primaria también realizan labores de trazabilidad.

“No tenemos tanto el sistema de concentración de rastreadores, sino que hemos convertido en rastreadores a todo el sistema”, explican desde la Consejería de Canarias, “de manera que hay menos saturación”.  

“Es mucho más factible así porque la información de los médicos y enfermeros es más cualitativa que cuantitativa”, cuentan a Newtral.es, “no me vale saber solo dónde está el contacto, sino quién es”, dicen desde la consejería, donde consideran que este sistema es el más adecuado para las islas debido a la poca población y a su concentración en núcleos pequeños. 

“Si le digo a un médico de un municipio pequeño que hay un positivo, el médico probablemente sabe qué tipo de vida lleva esa persona, si es paciente de riesgo o si es sociable o no”, explican. 

“La semana pasada hubo que hacer un trazado internacional de una persona que venía de Miami y había pasado por París y por Madrid hasta llegar a Tenerife”, cuentan. Es el equipo de epidemiólogos de Salud Pública el que se centra en los casos de más dificultad, como los turistas internacionales o los positivos que se han desplazado entre islas o a la península. 

“Es raro que se te escape alguien, incluso si se ha ido fuera de la comunidad”, dice Amós García, jefe del Servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud. 

El equipo de García, compuesto por doce profesionales, entre enfermeros y MIR de medicina preventiva, realiza entre 30 y 50 llamadas diarias por persona. García confía en la capacidad de poder hacer frente a un rebrote: “con lo que tenemos estamos bien para aguantar un embate bastante mayor”.

Rastreadores primarios

Andalucía, Asturias y la Comunitat Valenciana también incluyen en sus cuentas de rastreadores a los médicos y enfermeros de Atención Primaria. Con 1.008 rastreadores, la Comunitat Valencia identifica cuatro contactos por caso. Asturias, por su parte, identifica de media un contacto cercano de cada contagiado. Su equipo de rastreadores lo conforman 37 vigilantes y unos 2.000 profesionales de Atención Primaria. 

En Andalucía la cifra asciende a 8.000 médicos y enfermeros de Atención Primaria, apoyados por 450 efectivos de los equipos de vigilancia. Ellos trazan de media cinco contactos por caso. 

“En realidad el equipo de rastreadores lo formamos todos los médicos y enfermeros de familia porque cada uno se encarga de rastrear sus cupos”, explica Juan Carlos Palomo, coordinador de enfermería en Sevilla. 

Aquí también se trasladan los casos más complicados a los coordinadores, y “los casos más sencillos se trasladan al médico o enfermero de familia referente para que haga las llamadas de seguimiento”, cuenta Palomo a Newtral.es. 

“Se suele llamar a los casos de forma diaria, se pregunta por síntomas, se pide que se tome temperatura y se abre ficha de seguimiento de contacto con una serie de preguntas”, explica. 

Cuando tienen sospechas de que la persona no cumple el confinamiento, cuenta este enfermero, “hemos ido con una enfermera y la Policía Nacional para recordar que esto es un problema de Salud Pública”. “Esto lo podemos hacer con diez personas, pero no con mil. No podemos poner a un policía detrás de cada persona”, dice. 

“Si tenemos 400 casos los contactos pueden ser 2.000 o 3.000 personas”, explica Palomo, que considera que en el momento en que la pandemia no esté controlada, “la capacidad de rastreo, se pierde”. 

Fuentes: 

3 Comentarios

  • ¿Y Aragón? ¿Sólo la nombrais para hablar de cuántos contagios hay, o informar mal de las zonas afectadas?
    ¿Por qué no ponéis el número de rastreadores externos además del trabajo que también realizan en este sentido en Atención primaria?
    Sólo habláis de Aragón en sentido negativo.

  • Que tendenciosos sois, comentais de manera continua Madrid, Madrid, Madrid y resulta que Cataluña tiene menos rastreadores por 100.000 habitantes, y sobre todo, Madrid no tiene ni los repuntes ni los casos post confinamiento que tiene Cataluña que ya ha adelantado a Madrid en numero total de casos. De que sirve tener los datos reales si luego a la hora de comentarlos sois tendenciosos??? Igual que habláis con un epidemiologo que critica a Madrid, poner las palabras del Sr. Illa que dice que es una comunidad muy concienciada…..o solo habláis de Illa cuando os cubre no? Que peligro si vosotros sois los que nos tiene que abrir los ojos con LA VERDAD

  • Coño, Newtral, el ministerio de la verdad del matrimonio Ferreras… vamos… para fiarse,, la credibilidad de estos va por detrás del barómetro de la sexta y el tarot de la bruja lola

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente