Newtral
Guía con las principales ayudas que ha puesto en marcha el Gobierno para atajar la crisis provocada por el COVID-19 y cómo solicitarlas

Guía con las principales ayudas que ha puesto en marcha el Gobierno para atajar la crisis provocada por el COVID-19 y cómo solicitarlas

Intentando atajar la emergencia sanitaria del COVID-19 España se ha visto inmersa en otra crisis, esta vez socioeconómica. ¿Cuáles son las ayudas que ha puesto en marcha el Gobierno y cómo se solicitan?

Desde que arrancara la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 las autoridades han ido anunciando medidas para intentar controlar la situación. Al mismo tiempo y mientras que se gestaba esta crisis sanitaria se preparaba también la crisis socioeconómica posterior derivada del decreto de Estado de Alarma y el confinamiento social que ha afectado a toda la cadena de consumo y al empleo.

¿Qué ayudas hay actualmente para atajar esta crisis? Desde el Gobierno afirman que han puesto en marcha un “escudo social” para que “nadie se quede atrás”. Lo complicado ahora es saber qué ayudas existen, dónde se solicitan y si cumples los requisitos oportunos para que te las concedan.

En este artículo repasamos las principales medidas en vigor a nivel estatal. Nos detendremos en las ayudas como tal sin incluir en el repaso moratorias, aplazamiento de pago de cuotas puestas en marcha en la Seguridad Social ni aplazamientos de otros impuestos como el IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades (que en todo caso deberá gestionarse directamente con la Agencia Tributaria). Ten en cuenta que cada caso concreto es diferente así que una vez sepas qué medida crees que puedes solicitar infórmate bien de cada detalle.

Ayudas para trabajadores infectados con COVID-19 o en aislamiento preventivo

Los trabajadores con COVID-19 o en aislamiento preventivo tienen la consideración de personas de baja laboral (con Incapacidad Temporal) por accidente de trabajo. Como ya contamos en su día, esto supone que tienen derecho a cobrar una prestación del 75% de la base reguladora desde el día siguiente a la baja y es la Administración la que se hace cargo de este coste.

¿Cómo se tramita? Se necesita parte de baja para la incapacidad temporal. Como de momento no se debe acudir al centro de salud por protocolo, cuando llames al teléfono de atención por coronavirus de Salud Pública y te indiquen que te aisles, se encarga un comunicado a las inspecciones médicas de atención primaria, y ellos lo comunican al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Así es como debes actuar ante posibles síntomas de COVID-19.

ERTE por causa de fuerza mayor

El estado de alarma y el confinamiento de la población han provocado la paralización de la economía en España (a excepción de las actividades esenciales) y han puesto en peligro muchos puestos de trabajo. Precisamente para evitar peores consecuencias en el empleo el Gobierno ha flexibilizado los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos en las empresas mientras dure esta emergencia sanitaria.

Son medidas en materia de suspensión temporal de contratos y reducción temporal de la jornada que persiguen evitar que una situación coyuntural como la actual tenga un impacto negativo de carácter estructural sobre el empleo: los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (lo llamados ERTEs). Se trata de un punto intermedio que ayude tanto a las empresas como a los propios trabajadores.

  • En el caso de una empresa que lo quiera solicitar estos son los pasos que debe seguir según el SEPE. ¿Pero qué empresas pueden acogerse a este tipo de ERTEs? Debe ser una empresa cuya actividad se haya visto afectada por la declaración del Estado de Alarma y la emergencia del coronavirus. En ese caso toda empresa que haga un ERTE se beneficiará de la exoneración de cotizaciones sociales y si tiene menos de 50 trabajadores, la cotización por los contratos suspendidos y las jornadas reducidas es cero.

Si tiene más de 50 trabajadores, únicamente tendrán que cotizar por el 25% de estos contratos suspendidos o jornadas reducidas.  Pueden solicitar este ERTE por causa mayor los autónomos que facturen un 75% menos debido a la crisis y en el caso de las instituciones del tercer sector también están cubiertas por este decreto.

  • En el caso de los trabajadores afectados por ERTEs se ha creado un desempleo especial para ellos. Se pagará una prestación por desempleo a todos los trabajadores afectados por un ERTE y podrán acceder incluso aunque no hayan cotizado el periodo mínimo requerido para ello. Su cuantía es la misma que la del paro habitual y para calcularlo, se tendrán en cuenta los 180 últimos días trabajados o, si son menos, los que haya estado empleado en esa empresa.

Además, esta prestación no se tendrá en cuenta para el cálculo de posibles prestaciones futuras por lo que será como si no se hubiera producido. Por ejemplo, si uno de los trabajadores afectado por un ERTE tuviera que pedir el desempleo dentro de un año, se considerará que no “ha gastado” esta prestación durante el ERTE por coronavirus. Y dicha ayuda permanecerá mientras dure el propio ERTE y si no pone una duración concreta entonces mientras dure en Estado de Alarma.

¿Cómo se pide esta prestación? Las personas afectadas por ERTEs no tienen que presentar solicitud de prestación por desempleo ya que es la empresa la que debe encargarse de hacerlo. Cuando el ERTE sea aprobado por la Autoridad Laboral correspondiente será el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) el que aprobará esta ayuda que será ingresada en tu cuenta bancaria. Para más información, consulta esta guía sencilla del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos

Esta prestación puede solicitarla cualquier trabajador por cuenta propia que se vea afectado por el cierre de su negocio debido a la declaración del Estado de Alarma o cuya facturación haya caído en el mes un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior. En el caso de algunos colectivos como el agrario, del mar -con unas actividades muy estacionales- o de la cultura y el espectáculo, el periodo de cálculo se adapta a las peculiaridades de esos sectores.

La cuantía de esta prestación gestionada por la Seguridad Social es el equivalente al 70% de la base mínima de cotización en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial del Mar, lo que supone un mínimo de 661 euros al mes. Cuando se haya cotizado por el cese de actividad durante al menos 12 meses, el importe es el 70% de la base reguladora, pero para quien haya cotizado menos tiempo, tendrá el derecho al 70% de la base mínima de cotización del colectivo al que pertenezca el trabajador.

Además, los autónomos y autónomas que la perciban estarán exentos de pagar las cotizaciones del mes y se les computará como si hubieran cotizado. Si al serles concedida la prestación ya han pagado las cuotas, la Tesorería General de la Seguridad Social las reintegrará de oficio.

Para pedirla no se exige periodo mínimo de cotización y sólo es necesario estar en alta en la Seguridad Social y hallarse al corriente de pago de las cotizaciones sociales ¿Y si tengo alguna deuda pendiente? Entonces, la Seguridad Social permite, a quienes no estén al día con los pagos en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación, que ingresen las cuotas debidas en un plazo de 30 días. Una vez producido el pago, se podrá acceder a esta prestación.

¿Dónde se solicita? Con carácter general, la gestión de esta prestación corresponderá a la mutua colaboradora con la Seguridad Social a la que esté adscrito el trabajador o trabajadora. En el caso de los autónomos en alta en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, la gestión corresponde al Instituto Social de la Marina (ISM). Finalmente, en el supuesto (residual) de los autónomos que tienen concertada la protección por contingencias profesionales con el INSS, la gestión corresponde al SEPE. Para más información sobre la solicitud, plazos y demás, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha elaborado esta completa guía. Además, esta ayuda es compatible con cualquier otra prestación de la Seguridad Social que el solicitante viniera percibiendo.

Subsidio de desempleo para trabajadores temporales 

El Gobierno también ha aprobado un Subsidio de Desempleo Excepcional por el Fin de Contrato Temporal. Podrán acceder a él las personas trabajadoras que tuviesen un contrato de, al menos, dos meses de duración que se hubiese extinguido tras la entrada en vigor del estado de alarma y que no contasen con cotizaciones suficientes para acceder a una prestación por desempleo.

Este subsidio tendrá un importe del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), unos 440 euros aproximadamente y se percibirá por un mes. Además será incompatible con cualquier otra renta, salario social, subsidio, prestación o ayuda concedida por las administraciones públicas. ¿Cómo se solicita? Se puede solicitar desde el 05 de mayo (a pesar de que fue aprobado desde el pasado 2 de abril) según publica el BOE del 4 de mayo en el que se pueden leer todos los detalles. Es el SEPE el que tramita esta prestación mediante su web.

Subsidio extraordinario para empleadas del hogar

El Ejecutivo ha puesto en marcha el subsidio extraordinario por falta de actividad para las personas integradas en el Sistema Especial para Empleadas de Hogar. ¿Quién tiene acceso a esta nueva prestación? Las personas dadas de alta como empleadas de hogar antes de la entrada en vigor del Estado de Alarma que hayan dejado de prestar servicios en uno o varios domicilios, total o parcialmente, para reducir el riesgo de transmisión a causa de la crisis sanitaria del COVID-19. También las que hayan sido objeto de despido o desistimiento de contrato durante la crisis sanitaria.

Se trata de un subsidio equivalente al 70% de su base reguladora en el caso de que la pérdida de actividad sea total. Si la empleada reduce su jornada, percibirá la parte proporcional correspondiente a esa reducción de jornada y el nuevo subsidio es compatible con otros ingresos por cuenta propia o ajena, siempre que no superen, en conjunto, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que es de 950 euros al mes. Sin embargo, será incompatible con el subsidio por incapacidad temporal.

¿Cómo se pide esta ayuda? Para solicitar el nuevo subsidio será necesario acreditar la pérdida total o parcial de la actividad con la declaración responsable firmada de la persona empleadora, la carta de despido, la comunicación de desistimiento o la baja en el Sistema Especial de Empleadas de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.


Se puede solicitar desde el 05 de mayo (a pesar de que fue aprobado desde el pasado 2 de abril) según publica el BOE del 4 de mayo en el que se pueden leer todos los detalles. Es el SEPE el que tramita esta prestación mediante su web y la resolución deberá dictarse y notificarse en el plazo máximo de tres meses.

Prestación por desempleo para el colectivo artístico

El BOE de 6 de mayo de 2020 publica el Real Decreto-ley 17/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del COVID-2019, que supone una inversión presupuestaria del Ministerio de Cultura y Deporte de 76,4 millones de euros, sin tener en cuenta el impacto de las medidas de carácter fiscal como los incentivos al mecenazgo o la mejora del régimen de incentivos a la producción audiovisual en el impuesto de sociedades.

Se incorpora una prestación especial por desempleo al colectivo de artistas no protegido por ERTE. Tiene carácter extraordinario y se flexibilizan los requisitos de acceso a la prestación para adaptarla a las peculiares circunstancias laborales del colectivo de artistas.

De esta forma, se reconoce la prestación de desempleo a los artistas del régimen general de la Seguridad Social -trabajadores por cuenta ajena- que se encuentren en período de inactividad como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, aunque no tuviesen cotizado lo suficiente para acceder a la prestación ordinaria de desempleo, siempre y cuando hubiesen tenido al menos 20 días de actividad, tal y como apunta el Ministerio.

La prestación se reconoce desde el día siguiente al de su solicitud y por el tiempo de 120 días, para periodos de entre 20 y 54 días de actividad, y de 180 días de prestación, para periodos de 55 días de actividad en adelante. La cuantía de la prestación será de 775,83 euros (70% de 1.108,33 euros, la base mínima del grupo siete) y es incompatible con cualquier percepción derivada de actividades por cuenta propia o por cuenta ajena, o con cualquier otra prestación, renta mínima, renta de inclusión, salario social o ayudas análogas concedidas por cualquier Administración Pública. ¿Cómo puedo solicitarla? Se trata de otra de las prestaciones que tramita el SEPE.

Otras situaciones que dan acceso a la prestación por desempleo

Desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) explican otras situaciones en las que se puede acceder a la prestación por desempleo debido a la crisis del COVID-19 si se cumplen determinados requisitos. ¿Cuáles son y cómo se solicitan?

  • Tienen acceso a la prestación por desempleo los trabajadores que hayan sido cesados en el periodo de prueba. La extinción de la relación laboral durante ese período de prueba a instancia de la empresa, producida a partir del 9 de marzo de 2020, tendrá la consideración de situación legal de desempleo con independencia de la causa por la que se hubiera extinguido la relación laboral anterior. Se solicita en el SEPE.
  • También los trabajadores que hubieran cesado voluntariamente a partir del 1 de marzo de 2020, por tener un compromiso firme de contratación con otra empresa, si ésta hubiera desistido del mismo como consecuencia de la crisis derivada del COVID-19. Se solicita en el SEPE y para ello se necesita un documento de la empresa que le iba a contratar acreditando que no lo han hecho por causa de la crisis.
  • Existen también medidas extraordinarias adoptadas en materia de protección por desempleo para las personas trabajadoras fijas-discontinuas y las que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en ciertas fechas. En el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo, se contemplan y detallan.

Y recuerda que si te encuentras en situación de desempleo no motivada por un ERTE entonces sí que debes solicitar tu prestación por desempleo (no como en el caso de los afectados por ERTE que lo tramita la propia empresa). Debes hacerlo desde el SEPE. y mediante un único canal para no colapsar el servicio.

Entre otras medidas laborales también se refuerzan los derechos de los trabajadores en materia de conciliación laboral. El empleado tiene derecho a la reducción de jornada por cuidados (artículo 6 del Real Decreto-Ley 8/2020) que se pide directamente a la empresa. Va destinada a quienes no pueden trabajar porque deben atender a las personas a su cargo ya sean menores (por el cierre de centros educativos), mayores o dependientes. Tienen derecho a que la empresa adapte o reduzca su jornada, incluso hasta el 100% aunque la reducción de jornada supone también la reducción de sueldo en la misma proporción.

Y se limitan los despidos y se establece que las mismas causas de fuerza mayor o empresariales (económicas, organizativas o de producción) relacionadas con el COVID-19 que pueden justificar ERTEs no pueden justificar el despido según el Real Decreto-Ley 9/2020 de 27 de marzo. También se han puesto en marcha medidas de protección del personal docente e investigador de las Universidades y del sector de la Cultura.

Créditos ICO: ¿qué son y cómo se piden?

El Gobierno ha aprobado una línea de avales para la cobertura por cuenta del Estado de la financiación otorgada por entidades financieras a empresas y autónomos. Con esta medida el Estado, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), da liquidez y otorga garantías por 100.000 millones de euros para facilitar la concesión de préstamos a empresas y autónomos que lo necesiten para cubrir su circulante, pago de facturas u otros conceptos, permitiendo así su funcionamiento y protegiendo la actividad y el empleo. Todo lo que debes saber sobre esta línea de avales.

El 24 de marzo se liberó el primer tramo de esta línea, por importe de 20.000 millones de euros, articulando un sistema de garantías por el que el Estado cubre el 80% del riesgo en el caso de nuevos préstamos a pymes y autónomos; del 70% en el caso de renovaciones de préstamos a dichos colectivos; y del 60% en el caso de cualquier crédito al resto de empresas.

El 10 de abril se aprobó el segundo tramo por importe de 20.000 millones de euros destinados íntegramente a garantizar necesidades de liquidez de autónomos y pymes. Se mantienen las características, modo de tramitación, porcentaje de cobertura del aval (80%) y cuotas de reparto establecidos para el primer tramo.

¿Cómo se solicitan estos créditos? Se piden en las entidades de crédito aunque en la página del ICO se pueden consultar todos los detalles.

Medidas para garantizar los suministros básicos

El Ministerio para la Transición Ecológica ha habilitado una guía con las principales medidas tomadas para asegurar los suministros energéticos y ha habilitado un  teléfono (913 146 673) y un correo electrónico (ciudadano@idae.es) para atender las consultas de los ciudadanos.

Entre las principales medidas en este ámbito se garantiza el suministro de agua, energía eléctrica y gas natural a los consumidores vulnerables en el Estado de Alarma en su vivienda habitual. Se amplían los sujetos protegidos y se imposibilita el corte de estos suministros por motivos distintos a la seguridad según el Real Decreto-Ley 11/2020.

Adicionalmente, se establecen garantías de no interrupción de los servicios/ de telecomunicaciones (línea de teléfono e internet) y se prorroga de forma automática el plazo de vigencia del bono social eléctrico hasta el 15 de septiembre de 2020 para evitar que los beneficiarios dejen de percibir los descuentos y beneficios previstos en la normativa.

Y una de las medidas más importantes en este sentido es que se amplía el colectivo de potenciales perceptores del bono social eléctrico a los autónomos y empresas. Por lo que con carácter excepcional,  podrán solicitar el bono social (descuento directo en la factura eléctrica):

  • Los trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad en una fecha posterior al 14 de marzo, cuando entró en vigor por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Y los trabajadores autónomos que, tras la entrada en vigor del estado de alarma, hayan visto reducida su facturación del mes anterior al que se solicita el bono social en, al menos un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

Aunque para poder acceder al bono social, es preciso que además cumplan con alguno de los siguientes criterios:

  • Que la renta anual del usuario o su unidad familiar no sea superior a 18.799 euros, si no hay menores en el hogar.
  • Que la renta anual de la unidad familiar no sea superior a 22.559 euros si hay un menor.
  • Que la renta anual de la unidad familiar no sea superior a 26.318 euros, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

¿Cómo se solicita? El bono social se gestiona con las propias comercializadoras de referencia que cuentan con diferentes vías (teléfono, correo postal, correo electrónico, etc) que deben contestar al usuario en un plazo estimado de 15 de días para comprobar que se cumplen los requisitos. Aquellos trabajadores autónomos que cumplan con los requisitos podrán solicitar el bono hasta el último día del mes en que finalice el periodo de alarma.

Otras medidas urgentes en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19

Y entre las otras medidas que ha ido implementando el Gobierno estarían las llamadas moratorias, que no son más que aplazamiento de pagos. El Gobierno ha puesto en marcha la moratoría para hipotecas y para préstamos personales que se solicitan en la entidad bancaria.

Además existe una moratoria para alquileres que se solicita al casero en caso de que se negocie una quita o aplazamiento o en la web del ICO si lo que se solicita es un crédito para hacer frente al alquiler. Y entre la batería de medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo en materia de vivienda se suspenden los desahucios durante seis meses a contar desde el pasado 2 de abril, cuando entró en vigor el Real Decreto-Ley 11/2020.

También se implanta la renovación automática de los contratos de alquiler que venzan en los dos meses siguientes a la finalización del Estado de Alarma. Esta prórroga será de seis meses y hará que se mantengan los términos y condiciones del contrato en vigor. Y se articula, por otra parte, un sistema de protección para inquilinos en situación de vulnerabilidad que no puedan hacer frente al pago de su alquiler mediante moratorias, aplazamientos y un programa de microcréditos al 0% de interés que será concedido por las entidades de crédito y que cuenta con el aval del Estado, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Se establece un nuevo programa de ayudas directas para personas que tengan problemas más permanentes para el pago del alquiler sobre vivienda habitual y que podrán ser añadidas a las citadas anteriormente. La cuantía de esta ayuda será de hasta 900 euros al mes y de hasta el 100% de la renta arrendaticia o, en su caso, de hasta el 100% del principal e intereses del préstamo que se haya suscrito con el que se haya satisfecho el pago de la renta de la vivienda habitual.

Además se incorpora un programa específico para víctimas de violencia de género, personas sin hogar y otras especialmente vulnerables, a fin de dotarles de una solución habitacional inmediata. Se establece una ayuda de hasta 600 euros al mes, que puede elevarse en casos justificados hasta 900 euros, siempre con un límite del 100% de la renta del inmueble. Y se añaden otros 200 euros para la atención de los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos, con un límite del 100% de los mismos.

También se han aprobado medidas urgentes de carácter temporal en materia de empleo agrario, que permitirán garantizar la disponibilidad de mano de obra para hacer frente a las necesidades de agricultores y ganaderos.

Existen aplazamientos de pago de cuotas puestas en marcha en la Seguridad Social y aplazamientos de otros impuestos como el IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades (que en todo caso deberá gestionarse directamente con la Agencia Tributaria).

Y recuerda que todas las medidas y normas que se vayan aprobando aparecerán en este compendio de ayudas COVID-19 que ha habilitado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transición Digital en su página web. Eso sí, cada ministerio, en su web específica desarrolla con más detalle las normas que les competen directamente.

Fuentes: 

171 Comentarios

  • Me podrían decir si tengo derecho a alguna ayuda para cuidados de hijos, me tengo que incorporar al trabajo y tengo 2 niños de 4 y 6 años y soy madre separada. Gracias

  • Hola buenos días soly de neiva quiero pedirle el favor k me co laboren con una ayuda por favor yo no e recibido Ninguna ayuda del gobierno ni de nadies este es mi numero 3105333183pido la colaboración de corazón muchas gracias y no e salido beneficiaria de nd este

  • Hola quiero saber si hay ayudas para las personas que no tenemos documentación y somos vulnerable en el país. Gracias

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente