Newtral
El Consejo Europeo estudia la emisión de ‘coronabonos’
Siguiente

El Consejo Europeo estudia la emisión de ‘coronabonos’

Pedro Sánchez y otros ocho líderes políticos se lo han pedido al presidente de la institución, Charles Michel, en una carta que le remitieron esta semana

La Moncloa

El Consejo Europeo se reúne este jueves para abordar la respuesta comunitaria a la crisis del coronavirus. Como en las dos citas anteriores convocadas con este fin, el orden del día del encuentro recoge los siguientes cuatro puntos: la limitación de la la propagación del virus, el suministro de equipos médicos, la investigación centrada en el desarrollo de una vacuna y la contención de las consecuencias socioeconómicas

Sobre este último aspecto, desde el Ejecutivo trasladan que la propuesta de crear una especie de ‘plan Marshall’ contra los efectos del COVID-19 ha tenido “una acogida positiva” y confían en que pueda materializarse: “Hay que enviar una respuesta contundente ante esta crisis sin precedentes”. 

Como parte de este plan, Pedro Sánchez y otros ochos líderes europeos remitieron hace días una carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la que pedían la emisión de los conocidos como ‘coronabonos’. El Gobierno español asegura que permitirían asegurar una “estabilidad a largo plazo en la financiación de las políticas requeridas para contrarrestar los daños causados por la pandemia”.

La reunión comunitaria se produce después de una sesión extraordinaria en el Parlamento Europeo donde la presidenta del Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha reprendido públicamente a los países que optaron en las primeras semanas por una “respuesta individualizada”. A todos ellos, ha mandado el siguiente mensaje: «Una crisis sin fronteras no puede resolverse levantando barreras, y aún así este es exactamente el primer reflejo que tuvieron muchos países europeos. Esto no tiene sentido”.

¿Qué medidas han aprobado hasta ahora las instituciones europeas?

En la sesión a la que ha asistido Von der Leyen, el Parlamento Europeo va a votar un paquete de medidas urgentes para contrarrestar los efectos del COVID-19. Entre ellas, la asignación de un fondo de 37.000 millones de euros de ayudas para los “sistemas de salud, PYMES y mercados laborales” y la suspensión temporal de la reglas sobre asignación de horarios aeroportuarios para evitar los“vuelos fantasma” (aquellos que las compañías están teniendo que realizar, aunque los aviones vayan vacíos, para poder mantener los permisos de despegue y aterrizaje). 

Por su parte, la semana pasada, el Banco Central Europeo anunció la puesta en marcha de un programa de compra de bonos públicos y privados por valor de 750.000 millones de euros. Según explicó la institución presidida por Christine Lagarde, la iniciativa se prolongará como mínimo “hasta finales” de 2020 y tiene por objetivo facilitar que países y empresas puedan financiarse sin graves incrementos en los tipos de interés. 

¿Qué decisiones ha tomado el G-20?

Como “invitado permanente” de esta asociación de países, el presidente español, Pedro Sánchez, ha asistido hoy a la reunión telemática convocada de forma extraordinaria por Arabia Saudí, potencia que ostenta en estos momentos la presidencia del G-20. 

En un comunicado emitido después del encuentro, los países han acordado incrementar la fabricación de productos médicos e intercambiar información médica en el ámbito de la lucha contra el coronavirus: “Nos comprometemos a hacer lo que sea necesario y a utilizar todas las herramientas de políticas disponibles para minimizar el daño económico y social de la pandemia, restablecer el crecimiento global y mantener estabilidad del mercado”.

1 Comentario

  • Es AHORA, es EL MOMENTO
    ¿Qué hacemos ahora? ¿Sumirnos agazapados en estado de shock, de miedo y de horror creados por esta PANDEMIA y esta GIGANTESCA CRISIS MUNDIAL? O, ver de nuevo, con rabia e impotencia, desde la barrera de la ciudadanía, este gigantesco baile político de miles y miles de millones de euros o dólares con el que nos dicen que nos están surtiendo las instituciones de todos los rangos, QUE NI ENTENDEMOS PARA QUÉ SIRVEN, NI SABEMOS A QUIÉN BENEFICIAN, y del que desde luego NUNCA veremos ni las monedas. O, estar pendientes de las noticias que nos atemorizan, pues cada día, cada hora, resultan más increíbles, comprobando cómo cada país, incluso en muchos casos cada región, compite con el resto por los recursos sanitarios por el “bien” de sus ciudadanos en una carrera ABSOLUTAMENTE INSOLIDARIA y ABSURDA de políticos como pollos sin cabeza, y mientras, desde los medios de comunicación, que parecen más de distracción, nos siguen “informando”, aunque parezca más que nos están “adoctrinando”, sin saber bien en qué fuentes de información podemos/debemos confiar, pues muchas vomitan información falsa directamente, o peor, medias verdades…… ¿Por qué….. alguno de vosotros, alguien, recuerda alguna crisis, por no decir una guerra, en la que no haya salido “perdiendo” el ciudadano medio? O sea, nosotros mismos, el 99,99 % de la población humana, siempre dirigidos por el 0.01 % restante. Más aún ahora, cuando la mayoría de nosotros ni sabemos ni imaginamos cuál será nuestro futuro próximo, ni siquiera el inmediato. Solo tenemos muchísimas incertidumbres con respecto a todo, miedo, incluso, por nuestras vidas, aunque también por nuestros trabajos o negocios y, para colmo, acosados por una enfermedad que no entendemos, que nos ha cogido a todos a contrapié y con la que nadie se pone de acuerdo para con las soluciones globales, hasta ahora inexistentes, para paliar/organizar frente a un escenario absolutamente cambiante y muy diferente del que estábamos acostumbrados, con nuestros representantes al grito, primero el insolidario “salvemos a los nuestros” y segundo, el desesperado “sálvese quien pueda”, o eso da la sensación. ¿Ya nos dan por perdidos? Vaya, que sin darnos cuenta y en pocos días SE NOS ESTÁ ROBANDO NUESTRO FUTURO Y EL DE NUESTROS HIJOS. Un escenario lamentable y cruel, pero sobre todo INJUSTO.
    ¿O pensamos? Podemos/Podríamos pensar, además ahora disponemos de más tiempo para ello, en cómo podemos ayudar/cooperar a resolver/paliar estas circunstancias temporales, la enfermedad, y colaborar ante los INMENSOS CAMBIOS ECONÓMICOS SOCIALES que se están produciendo, que se seguirán produciendo. Nos piden solidaridad y cooperación, pero claro, si nos ponemos a pensar y TODOS, o al menos la mayoría, somos realmente solidarios, mi pregunta es ¿Hasta dónde debemos/tenemos que ser solidarios? ¿Solo frente a esta crisis del Covid19? ¿Cuál es, o cual debe ser el alcance de nuestra solidaridad? ¿Hay límites a esta? ¿Solo para con mis vecinos, mi ciudad, mi región, o mi país? ¿Y la solidaridad, por ejemplo, para con la ciudadanía Siria? Porque si realmente el plan es SER SOLIDARIOS, NO NOS DEBEMOS CONFORMAR SOLO CON LO QUE VEMOS, o, mejor dicho, SOLO CON LO QUE NOS DEJAN VER, no, no, DEBE SER PARA CON TODOS.
    Yo estoy, como seguramente estaremos muchos, muchísimos, de acuerdo con que realmente se extienda una OLA DE SOLIDARIDAD, así que pongámonos de acuerdo en ello y ACTUEMOS SIN PONERLE LÍMITES A NUESTRA SOLIDARIDAD.
    Porque son nuestras instituciones las que nos piden ser solidarios con nuestros convecinos y que respetemos las normas de reclusión/confinamiento en nuestros hogares para la contención de este perverso y, hasta ahora, desconocido virus, pero creo que es infinitamente más útil, sin dejar de hacer lo primero, que seamos los ciudadanos los que les exijamos a nuestras instituciones que sean, que seamos todos, SOLIDARIOS Y ACTUEMOS EN CONSECUENCIA, uno de los retos más difíciles del ser humano, ser y estar consecuentes.
    Ya no importa cómo hemos llegado hasta aquí, nada, SOLO IMPORTA CÓMO SALDREMOS DE ESTA PANDEMIA Y DE SUS CONSECUENCIAS PLANETARIAS, sobre todo, si deseamos un futuro para todos en la PAZ y no vernos enfrentados en múltiples guerras por la información y los recursos, para beneficio de otros. Como ha dicho José Ángel Gurría, Director General de la OCDE, “En nuestro mundo globalizado, los problemas ya no pueden abordarse desde el interior de las fronteras nacionales, ya sea un virus, el comercio, las migraciones, los daños medioambientales o el terrorismo (…) Ha llegado el momento de las respuestas eficaces y a gran escala. Estas respuestas han de llevarse a cabo a todos los niveles, subnacional, nacional e internacional”. Así pues, la escala es efectivamente planetaria y las respuestas las deben coordinar nuestros representantes políticos con la misma altura de miras, somos los ciudadanos los que tenemos que vigilar/prescribir a nuestros representantes políticos para que conjuguen los conceptos de COOPERAR y SOLIDARIDAD entre TODOS y a favor de TODA LA CIUDADANÍA DEL PLANETA.
    Ha llegado el momento de compartir TODA la INFORMACIÓN y los RECURSOS, atendiendo exclusivamente a los criterios de necesidad y no a los del valor, ahora, lo que realmente nos urge es la cooperación y no la competencia desleal, aunque mucho menos la incompetencia.
    Soy un ciudadano cualquiera de nuestra amada Tierra, de cualquier parte o cualquier país, da igual. Solo pido, por favor, seamos realmente solidarios y, por favor, estimados representantes públicos, pónganse de acuerdo en cooperar y colaborar. Se me ocurren muchas maneras, muchas cosas por hacer, como, por ejemplo, la colaboración de TODOS LOS LABORATORIOS IMPLICADOS EN ENCONTRAR LA MEJOR VACUNA, LO ANTES POSIBLE, o AYUDAR A LOS PAÍSES MÁS NECESITADOS con las monstruosas DEUDAS EXTERNAS, etc, pero yo no soy ningún experto, ni manejo información privilegiada, no, por ello les pido/exijo a nuestros representantes que lo hagan por nosotros, por mí. ¿O no somos una democracia?
    Es AHORA, es EL MOMENTO, seamos nosotros los que EXIJAMOS LAS SOLUCIONES y seamos TODOS SOLIDARIOS CON TODOS. Somos la ciudadanía y EXIGIMOS COOPERACIÓN Y COLABORACIÓN DE TODOS.
    Encontremos los medios para que se refleje nuestro apoyo a esta DECISIÓN DE SER SOLIDARIOS ENTRE TODOS LOS CIUDADANOS DEL PLANETA. ¡¡Reúnanse rápido y hagan lo que les pedimos YA!! Es AHORA, es EL MOMENTO

¿Quieres comentar?

Relacionados

Más vistos

Siguiente