Newtral
Las medidas del estado de alarma ni persiguen a quienes “saquen dinero del país legalmente” ni suponen “un corralito”

Las medidas del estado de alarma ni persiguen a quienes “saquen dinero del país legalmente” ni suponen “un corralito”

Ninguna medida de las decretadas por el Gobierno durante la pandemia limitan la retirada de efectivo. Además, los expertos no creen posible que esto pueda suceder a corto plazo.

Nos habéis hecho llegar el contenido de una web que asegura que la «nueva normalidad» lleva al país «al corralito» y que «el Gobierno limitará la retirada de dinero de los bancos» debido a que «el otro día el gobierno aprobó el Proyecto de Ley para perseguir a quienes saquen dinero de España legalmente».

Sin embargo, el Gobierno no ha tomado ninguna medida en ese sentido, y los ciudadanos son libres de sacar dinero del banco con los mismos límites que antes de iniciarse la pandemia.

Una norma de ese calado supondría lo que se conoce como ‘corralito’. Pero el propio texto del contenido asegura más adelante que esto no se ha decidido y que el gobierno actuará «bajo presión de los bancos» pudiendo «llegar a un corralito».

¿Qué es un corralito?

La restricción temporal que impide a los ciudadanos disponer libremente del dinero con el fin de evitar la salida de capital del sistema bancario y su colapso. El término fue acuñado en Argentina cuando, durante la gran recesión que atravesaba el país en 2001, el presidente Fernando De la Rúa decretó esta medida para tratar de evitar la quiebra.

Sin embargo, en España no se ha decretado ninguna medida ni remotamente parecida a esta ni tampoco está sobre la mesa, como han confirmado tanto desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital como desde el de Hacienda a Newtral.es.

El contenido de dicha web dice que la norma se ha creado «para perseguir a quienes saquen dinero de España legalmente», pero la única ley dictada durante la pandemia que podría tratar de evitar que alguien saque su dinero de España es el Real Decreto de medidas sociales en defensa del empleo, publicado el 13 de mayo en el BOE.

Esta norma, en su artículo 5 dictaba que las empresas y entidades que tengan su domicilio fiscal en paraísos fiscales no podrían acogerse a la prórroga de los ERTE. Es decir, el real decreto no imposibilita que se saque dinero de España, pero impide recibir la ayuda pública a quien realice esta práctica.

¿Es posible un corralito en España?

A finales de marzo, Pablo Iglesias publicó un tweet en el que decía que «Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general». El vicepresidente había compartido el artículo 128 de la Constitución Española acompañado de un vídeo de una rueda de prensa en la que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz explicaba que se debe priorizar el interés general por encima de los intereses particulares.

A pesar de que Iglesias no se refería a que fuera a decretarse un corralito en España —el artículo 128 fue recordado por varios miembros del partido durante las primeras semanas del estado de alarma para pedirle al Gobierno que asumiera el mando de la Sanidad privada—, la palabra se convirtió en Trending Topic en la red social, y ciertas webs llegaron a afirmar que el vicepresidente quería «expropiar los ahorros de los españoles».

El director del Observatorio de la Realidad Financiera (ORFIN), la cátedra de Thinking Heads y la Universidad de Alcalá, José Carlos Díez ha explicado a Newtral.es que, pese a los problemas financieros que el Estado pudiera tener a corto o medio plazo para pagar pensiones, sueldos públicos o prestaciones, este escenario no sería posible.

El economista explica que para que se produzca un corralito tiene que existir la necesidad de la salida de depósitos, pero «la rentabilidad de los depósitos está subiendo. La situación es mejor que en 2012, y entonces no se produjo un corralito», añade.

Díez argumenta que «la banca tiene capacidad para atender salidas de depósitos sin problema» y explica que la situación en España es muy diferente de la que vivió Grecia en 2015, ya que «no tenía acceso al Banco Central Europeo al tener ‘rating’ de “bono basura”. En Chipre la situación fue similar».

El periodista financiero Vicente Varo, de Fintec apunta en una dirección similar advirtiendo que, desde la última crisis se ha forzado a las entidades financieras a disponer de mayor liquidez, por lo que sería menos probable que los bancos no tuviesen dinero y, por tanto, no existiría la necesidad de decretar un corralito. Varo advierte que, aunque se trata de una situación «muy poco probable», si la crisis se alarga hasta un punto que los ciudadanos no son capaces de hacer frente a sus préstamos, acabarían por retirar sus ahorros.

Fuentes:

    ¿Quieres comentar?

    Relacionados

    Más vistos

    Siguiente