ANÁLISIS: Datos falsos y exageraciones en los bulos sobre violencia de género

Desde hace semanas nos han llegado al equipo de verificación muchas preguntas vía redes o vía WhatsApp relacionadas con la violencia de género, la violencia de mujeres contra los hombres o de estas contras sus hijos. También llegan consultas sobre si determinadas estadísticas son verdaderas o son falsas.

La polémica surge tras la irrupción en la agenda política de algunas afirmaciones realizadas por dirigentes de Vox, quienes ponen en duda la eficacia o legitimidad de la legislación que lucha contra la violencia de género. Aquí hacemos un balance de todas esas dudas y tratamos de responderlas, con datos. 

1. La «discriminación» en la Ley contra la Violencia de Género 

La formación de Santiago Abascal, Vox, recoge en su programa electoral la «derogación de ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro».  Sin embargo,  el Tribunal Constitucional ya avaló la constitucionalidad de la misma y su respeto al principio de igualdad recogido en el artículo 14 de la CE, aludiendo a que «se trata de una diferenciación razonable porque persigue incrementar la protección de la integridad física, psíquica y moral de las mujeres en un ámbito, el de la pareja, en el que están insuficientemente protegidos». Desde 2003 hasta enero de este año, 976 mujeres han sido asesinadas por sus parejas y/o exparejas, según datos del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad.

Esto no significa que «si una mujer comete un delito, ella quede impune»,  explica el abogado, doctor y profesor de Violencia de Género en el Máster de Acceso a la Abogacía de la Universidad Complutense de Madrid, Rubén Herrero. La violencia doméstica, recogida en el artículo 173 del Código Penal, entre otras normas, hace referencia precisamente a la violencia que puede sufrir el hombre por parte de su mujer, pero también por sus hermanos, sus padres o entre miembros de la familia.

«Un juez vigilará que se respeten todas las garantías judiciales tanto en un caso de violencia del hombre contra la mujer, como de la mujer contra el hombre, como en cualquier otro caso», afirma Herrero. Además, pone como ejemplo que, en ambos casos, si el único testimonio disponible sobre la agresión es la de la propia víctima, se tendrán que cumplir los tres requisitos fijados por el Tribunal Supremo, para que éste sirva para romper la presunción de inocencia del acusado. Estos presupuestos son: la persistencia y credibilidad en la declaración y la ausencia de un resentimiento, interés o venganza detrás de la misma.

Para Rubén Herrero la existencia de la Ley de Violencia de Género es positiva ya que «lo que se está intentando mediante esta ley es bajar los altos niveles de criminalidad. Las leyes tienen que proteger. Lo que no puede hacer el Estado es dejar a las víctimas desprotegidas» y añade que lo mismo ha ocurrido en el ámbito de los delitos económicos: el aumento de este tipo de conductas delictivas ha incrementado la proliferación de normativa punitiva en materia económica.

De hecho, teniendo en cuenta toda la violencia que sufre el hombre en el marco de la violencia doméstica, las mujeres siguen siendo el grupo mayoritario de víctimas: frente a 2.506 hombres hubo 4.313 mujeres víctimas de violencia doméstica en 2017, según la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género del INE. 

Es importante matizar que la Ley contra la Violencia de Género enmarca su campo de actuación en la violencia que una mujer sufre «por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia», tal y como recoge el Artículo 1 de aquella ley.

Por tanto, quedan excluidas de estas estadísticas las víctimas que no mantenían una relación con su agresor, como es el reciente caso de la profesora Laura Luelmo asesinada por su vecino, Bernardo Montoya o el de Diana Quer, asesinada por José Enrique Abuín, alias El Chicle, un completo desconocido para ella. Este tipo de crímenes no se contabilizan en las cifras anuales de víctimas mortales por violencia de género.

 

2. Hombres asesinados por sus mujeres

El número 29, 30 o 31 de hombres víctimas mortales de la violencia ejercida por parte de las mujeres es un bulo recurrente que surge de año en año sin ninguna fuente que lo corrobore.

En esta materia, el último dato oficial disponible que recoge el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en su informe sobre víctimas mortales de la Violencia de Género y de la Violencia Doméstica en el ámbito de la pareja o ex pareja, son 10 los hombres que perdieron la vida presuntamente a manos de sus parejas o ex parejas a lo largo de 2015. Además, desde 2008, nunca el número de hombres muertos a manos de sus parejas o exparejas ha superado las 10 víctimas.

 

3. Datos sobre menores asesinados por sus padres

Hemos recibido preguntas sobre las cifras de menores asesinados por sus madres, y que han manejado para respaldar sus argumentos miembros de Vox como Rocío Monasterio, líder en Madrid, en una entrevista a El Mundo o Iván Espinosa de los Monteros, vicesecretario de la formación, en el programa de Ana Rosa.

También se hizo viral la afirmación de Carlos Cuadrado, presidente de una asociación de criminólogos, quien aseguraba en televisión que “67 niños han muerto a manos de sus madres frente a los 10 niños que han muerto a manos de sus padres en España”. Las cifras disponibles no dicen eso.

A posteriori y vía Twitter, Carlos Cuadrado rectificó y rebajó la cifra de menores asesinados por sus madres a 57, además de matizar que la autoría no correspondía solo a las madres, sino también a las de madrastras y a las parejas de los padres. También reconoció que, a pesar de haber dicho que eran 10 los hijos asesinados por sus padres, todavía no han terminado de enumerarlos.  Por otro lado, también aclaró que incluye en su recuento los casos de los niños que mueren a consecuencia del abandono por parte de sus madres. 

En Newtral, nos hemos puesto en contacto con la citada asociación para conocer la fuente de estos datos, pero nos han respondido que «este mes de enero publicarán un libro donde explicarán los mismos», sin señalar ninguna fuente de referencia.

Sobre los números de menores asesinados

El INE todavía no recoge los menores que han muerto en 2018. Los últimos datos disponibles son de 2017 y en este año, de 1.698 niños fallecidos de entre 0 y 14 años, 19 casos fueron por homicidio. La estadística registra otro grupo, de entre 15 y 19 años, que mezcla menores con mayores de edad. En cualquier caso, si los sumamos al cómputo global la cifra está definitivamente muy lejos de las cifras ofrecidas por Cuadrado.

Sobre la autoría del asesinato

Además de que la cifra de menores asesinados es muchísimo menor a la que circula en los distintos bulos,  sobre la autoría también hay inconsistencias. ¿Es cierto que las madres son, mayoritariamente, las autoras de estos crímenes? Consultamos los datos. Nos basamos en los más actualizados del CGPJ que desde 2016 analiza las sentencias relacionadas con estos casos.

Las primeras sentencias analizadas fueron las dictadas en 2014. Ese año, en tres de las siete emitidas la madre fue la autora. En otros tres el padre o la pareja sentimental de la madre. En el restante, ambos progenitores fueron declarados culpables.

Por otro lado, en el estudio que recoge las sentencias dictadas en 2015, fueron ocho los casos resueltos.  En cuatro se atribuye la autoría del asesinato y/o homicidio a la madre, en tres al padre y en el octavo, a ambos progenitores.

Finalmente, el informe de las resoluciones de 2016 contiene los últimos datos oficiales hasta el momento. Durante ese año, tuvieron lugar cinco pronunciamientos judiciales, de los que en dos casos fue la madre de los menores la autora de los hechos, frente a los tres donde fue el padre biológico. 

Por lo tanto, tal y como podemos comprobar en el gráfico, en estos tres años, el número de sentencias condenatorias contra mujeres y hombres ha sido similar. Datos oficiales que desmienten de nuevo los aportados por Carlos Cuadrado.

 

4. El 0,01% de las denuncias por violencia de género son falsas

En las últimas semanas, hemos escuchado al líder de Vox, Santiago Abascal asegurar que “las denuncias falsas (por violencia de género) afectan a millones de españoles”. Estas declaraciones son FALSAS.

El Informe de la Fiscalía General del Estado de 2017 señala que, entre 2009 y este año se registraron 1,2 millones de denuncias por violencia de género y solo resultaron falsas el 0,01%. En este porcentaje están incluidas tanto las sentencias condenatorias por denuncia falsa como las causas que están en tramitación por este motivo.

Para saber más datos al respecto puedes leer aquí nuestro fact-check.  

 

5. Nada relaciona el suicidio de los hombres con las denuncias por maltrato de género

Se ha viralizado una imagen que dice que los hombres en España se suicidan porque «son sometidos a falsas denuncias por sus exmujeres y les impiden ver a sus hijos».Este argumento es FALSO.

Aparte del bajo número de denuncias falsas que hay en materia de violencia de género, tal y como acabamos de explicar, no hay datos que indiquen o cataloguen qué ha motivado la decisión de la víctima a suicidarse. Según un estudio de la OMS, las enfermedades mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales son factores de riesgo que pueden llevar a una persona a suicidarse.

 

 

6. La mayoría de asesinatos machistas NO han sido cometidos por extranjeros

También el líder de Vox ha dicho que “las mujeres asesinadas en España han sido, mayoritariamente, a manos de extranjeros”. También es FALSO.

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad publica anualmente un informe con diferentes datos de los asesinatos por violencia de género, entre ellos se especifica si el asesino ha nacido en España o en el extranjero. Hemos mirado los informes de los últimos cinco años y estos son los resultados:

  • 2017: el 66,7% de los asesinatos fueron cometidos por hombres nacidos en España.
  • 2016: el 65,3% de los asesinatos fueron cometidos por hombres nacidos en España.
  • 2015: el 73,3 % de los asesinatos fueron cometidos por hombres nacidos en España.
  • 2014: el 67,3% de los asesinatos fueron cometidos por hombres nacidos en España.
  • 2013: el 68,5% de los asesinatos fueron cometidos por hombres nacidos en España.

Puedes leer más información de este fact-check aquí

 

Fuentes:

 

Enviar comentario

Su e-mail no será publicado. Los campos indicados son obligatorios.*

NULL

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.